Anuncio
Share
EEUU

El comercio de China con EE.UU se reduce a medida que la guerra arancelaria empeora

China trade with U.S. shrinks
Una mujer camina por una tienda de cambio de moneda decorada con billetes de diferentes países en Hong Kong. El comercio de China con Estados Unidos cayó un 22% en agosto.
(Kin Cheung / Associated Press)

El comercio de China con Estados Unidos está cayendo bruscamente a medida que ambas partes se preparan para más negociaciones sin señales de progreso hacia el fin de una guerra arancelaria que amenaza el crecimiento económico mundial.

El comercio de China con Estados Unidos está cayendo bruscamente a medida que las dos partes se preparan para más negociaciones sin signos de progreso hacia el final de una guerra arancelaria que amenaza el crecimiento económico mundial.

Las importaciones de bienes estadounidenses cayeron un 22% en agosto con respecto al año anterior a $10.3 mil millones después de los aumentos de tarifas chinas y las órdenes para que las compañías cancelen los pedidos, según mostraron los datos de aduanas el domingo.

Las exportaciones a Estados Unidos, el mercado más grande de China, cayeron un 16% a $44.4 mil millones bajo la presión de los aranceles punitivos impuestos por el presidente Trump en una lucha por el excedente comercial y las ambiciones tecnológicas de Beijing.

Pekín se resiste a la presión de Estados Unidos para revertir los planes de la creación liderada por el gobierno de competidores globales en robótica y otras industrias. Estados Unidos, Europa, Japón y otros socios comerciales dicen que esos planes violan los compromisos de apertura de mercado de China y se basan en robar o presionar a las empresas para que entreguen tecnología.

Anuncio

La administración Trump avanza con sus planes de imponer gravámenes a una gama más amplia de importaciones chinas, incluso mientras explora la posibilidad de una resolución negociada de su cada vez más profundo conflicto comercial con China.

Los aumentos arancelarios de EE.UU y China en miles de millones de dólares de las importaciones de cada uno han interrumpido el comercio de bienes como la soja y el equipo médico y han maltratado a los comerciantes de ambos lados.

Los exportadores chinos también se enfrentan a la presión del debilitamiento de la demanda mundial de consumo en un momento en que Beijing les dice que busquen otros mercados para reemplazar a EE.UU.

El superávit comercial políticamente sensible de China con Estados Unidos se redujo a $31.3 mil millones en agosto desde los $27 mil millones del año anterior.

Anuncio

China anunció aranceles sobre productos estadounidenses por valor de $50 mil millones de dólares, en represalia contra las tarifas estadounidenses aplicadas a los productos chinos de alta tecnología y escalando así de forma drástica una guerra comercial que podría perjudicar la economía mundial.

Las exportaciones mundiales de China cayeron un 3% a $214.8 mil millones, mientras que las importaciones aumentaron un 1.7% a $180 mil millones. Durante los primeros ocho meses de 2019, las exportaciones disminuyeron un 1% respecto al año anterior y las importaciones cayeron un 5.6%.

El superávit comercial global de China aumentó un 25% respecto al año anterior a $34.8 mil millones. Las exportaciones a la Unión Europea aumentaron un 3% respecto al año anterior a $38.3 mil millones.

Los negociadores de Estados Unidos y China se están preparando para las conversaciones en octubre, más tarde de lo inicialmente previsto, pero ninguna de las partes ha dado ninguna señal de ofrecer concesiones que puedan romper un punto muerto sobre cómo hacer cumplir un acuerdo.

Beijing dice que los aranceles punitivos de Trump deben levantarse una vez que un acuerdo entre en vigencia. Washington manifiesta que algunos deben permanecer para asegurarse de que Beijing cumpla cualquier promesa que haga.

La decisión de seguir adelante con las conversaciones a pesar de los últimos aumentos arancelarios del 1 de septiembre alentó a los mercados financieros mundiales.

En su última escalada, Washington impuso aranceles del 15% a $112 mil millones de importaciones chinas y planea alcanzar $160 mil millones adicionales el 15 de diciembre. Eso extendería las multas a casi todo lo que Estados Unidos compra a China.

Anuncio

Beijing respondió imponiendo aranceles del 10% y del 5% a una gama de importaciones estadounidenses. Se esperan más aumentos el 15 de diciembre en línea con las sanciones de EE.UU.

Los aranceles estadounidenses del 25% impuestos previamente sobre $250 mil millones en productos chinos deben aumentar al 30% el 1 de octubre.

China ha impuesto o anunciado sanciones sobre un estimado de $120 mil millones de importaciones estadounidenses. Algunos han sido afectados por aumentos más de una vez, mientras que cerca de $50 mil millones de bienes estadounidenses no se ven afectados, posiblemente para evitar la interrupción de las industrias chinas.

Beijing también ha tomado represalias cancelando las compras de soja, la mayor exportación de Estados Unidos a China.

El gobierno chino acordó reducir su superávit comercial con Estados Unidos, pero es reacio a renunciar a las estrategias de desarrollo que ve como un camino hacia la prosperidad y la influencia global.

Algunos analistas sugieren que Pekín se está resistiendo con la esperanza de que Trump sienta presión para hacer un trato más favorable a medida que su campaña para las elecciones presidenciales de 2020 se reanude. Trump advirtió que si es reelegido, China enfrentará una postura negociadora más dura de Estados Unidos.

Para leer esta nota en inglés haga clic aquí


Anuncio