Anuncio
Share
EEUU

Se heredarán trillones en las próximas décadas, ampliando aún más la brecha de riqueza

Cemetery
Alrededor de $36 trillones fluirán de una generación a otra en los próximos 30 años, según un informe reciente del administrador de patrimonio United Income.
(Christine Cotter / Los Angeles Times)

El ritmo de los legados está aumentando y los receptores están envejeciendo. Estos están siendo frugales, dejando dinero en el banco para la próxima generación.

Los ricos no sólo se están haciendo más ricos, se están haciendo más viejos. Y, afortunadamente para sus hijos, están dispuestos a dejar mucho dinero en el banco.

Alrededor de $36 trillones fluirán de una generación a otra en los próximos 30 años, según un informe reciente del administrador de patrimonio United Income.

El ritmo de los legados ya ha comenzado a aumentar. Los estadounidenses heredaron $427 mil millones en 2016, los datos más recientes disponibles, un 119% más que en 1989, incluso después de ajustes por la inflación.

Los temores a la recesión, los desastres naturales, los disturbios y las tasas de interés negativas envían a los ricos en busca de lugares seguros para guardar efectivo y objetos de valor.

“Se espera que una riqueza equivalente a casi dos veces el tamaño del PIB de EE.UU se otorgue a organizaciones benéficas y herederos en las próximas décadas”, dijo el fundador de United Income, Matt Fellowes. “Es una cantidad sin precedentes e incomprensiblemente grande”.

Anuncio

Los beneficiarios no son todos jóvenes. El estudio, que utiliza datos de la Reserva Federal y académicos, muestra que de 1989 a 2016, los hogares de EE.UU heredaron más de $8.5 billones. Durante ese tiempo, la edad promedio de los receptores aumentó en una década a 51 años. Más de una cuarta parte de los legados ahora van a adultos de 61 años o más.

“En lugar de los pañales y la escuela, las herencias van cada vez más hacia facturas médicas y ahorros para la jubilación”, dijo Fellowes.

Las herencias son parte de una dinámica que está ampliando la brecha de riqueza entre generaciones. Los estadounidenses menores de 50 años tenían sólo el 16% de todos los activos invertibles en 2016, frente al 31% en 1989, según Fed’s triennial Survey of Consumer Finances, dejando el resto a personas de 50 años o más.

La desigualdad de edad es más dramática cuando se comparan los adultos mayores y los más jóvenes.

Anuncio

En 1989, el hogar promedio de 65 a 75 años tenía casi ocho veces más riqueza que las familias encabezadas por personas de 25 a 35 años. Para 2016, según un análisis de St. Louis Fed, la generación del baby boomer promedio tenía cerca de 13 veces más riqueza que el típico milenio.

Mientras que los boomers como grupo heredaron billones de sus padres, la mayoría de los miembros de la generación de posguerra no obtuvieron nada. Alrededor del 20% de los hogares han recibido herencias, según muestra el análisis de United Income, una participación que ha sido plana en los últimos 30 años.

La buena noticia es que estos legados son útiles. El destinatario promedio recibe alrededor de $55.000, que es más del doble de sus ahorros de jubilación típicos.

“La mayoría de las herencias se destinan a adultos mayores que tienen pocos ahorros para la jubilación”, dijo Fellowes, un ex académico de Brookings Institution. “Las personas que reciben herencias son de clase media”.

La herencia promedio recibida en 2016 fue de aproximadamente $295.000, frente a $169.000 en 1989, después de ajustes por la inflación.

United Income, una firma de planificación de jubilación en línea, fue fundada en 2016 y adquirida en julio por Capital One Financial Corp.

A medida que una mayor cantidad de estadounidenses viven más tiempo sin la red de seguridad de una pensión tradicional, los datos sugieren que están gastando frugalmente para asegurarse de que su riqueza perdure. El resultado es que más estadounidenses mueren antes de que puedan gastar todos sus ahorros.

Los asesores financieros dicen que a menudo necesitan alentar a los clientes ricos a disfrutar de su riqueza en lugar de acumularla.

Anuncio

Un puñado de multimillonarios promueven un impuesto a su riqueza y...

Según el análisis de United Income, sólo alrededor del 9% de las propiedades consisten completamente en una casa u otra propiedad. El patrimonio promedio es de 46% de acciones, bonos, efectivo y otras inversiones líquidas, lo que da un impulso inmediato a la planificación de la jubilación de los beneficiarios en un momento clave.

El dinero dejado para los estadounidenses de clase media se ve eclipsado por el heredado por los hijos de los muy ricos.

Las estimaciones de United Income no incluyen los obsequios realizados durante la vida de los donantes, un movimiento típico en la planificación de la herencia para la cohorte de patrimonio neto ultra alto, que a menudo utiliza fideicomisos. Todavía encontró un abismo cada vez mayor entre los súper ricos y todos los demás.

La herencia media ha aumentado sólo alrededor de $15.000 en tres décadas, mientras que se ha más que duplicado para el 0.3% de los estadounidenses que reciben al menos $1 millón. En 1989, sus herencias promediaron $2.7 millones ajustados a la inflación. Para 2016, cada uno recibía un promedio de $6.6 millones.

Para leer esta nota en inglés, haga clic aquí


Anuncio