Anuncio

El desempleo y el crecimiento laboral muestran una fuerte mejora, pero el coronavirus nubla el optimismo

Un peatón pasa junto a un tablero que anuncia una vacante en Seattle.
(Elaine Thompson / Associated Press)

La economía de Estados Unidos agregó 4.8 millones de empleos un aumento más de lo esperado en junio a pesar del empeoramiento de la pandemia de COVID-19, registrando ganancias sólidas por segundo mes consecutivo después de sufrir pérdidas cercanas a la Gran Depresión en la primavera, informó el gobierno el jueves.

Como reflejo del aumento de junio, el nivel de desempleo de la nación quedó en 11.1% después de alcanzar el 13.3% en mayo y el 14.7% en abril.

El presidente Trump aclamó el informe como evidencia de una economía que “se está recuperando” y defendió su manejo de la crisis de salud. “No decaímos. Y nuestro país no se marchitó", dijo en una improvisada conferencia de prensa de la Casa Blanca.

Si bien los meses consecutivos de mejora de los números ofrecieron un punto de esperanza, pueden ser una guía incierta para el futuro. Los casos de coronavirus, así como las hospitalizaciones e infecciones entre los estadounidenses más jóvenes, han estado explotando en California y otros estados de todo el oeste y el sur.

Anuncio

Como resultado, muchas áreas que estaban reabriendo sus negocios y, por lo tanto, comenzando a volver a llamar a los trabajadores, están invirtiendo el rumbo e imponiendo restricciones nuevamente.

“Este informe puede ser una especie de punto álgido”, dijo Heidi Shierholz, ex economista jefe del Departamento de Trabajo ahora en el Instituto de Política Económica.

Las cifras de empleo de California para junio se publicarán el 17 de julio y es probable que reflejen la tendencia nacional, aunque a un ritmo más débil. La tasa de desempleo del estado para mayo fue del 16.3%, con poca modificación desde abril, ya que la creación de empleo se retrasó un poco. El desempleo en el condado de Los Ángeles fue del 20.9% en mayo.

Incluso con las ganancias de junio, el desempleo en general sigue siendo más alto que en cualquier otro momento desde que comenzaron los registros de la Oficina de Estadísticas Laborales en 1948.

Anuncio

Las tasas de desempleo cayeron en todos los ámbitos, pero las disparidades siguen siendo significativas. El desempleo negro fue del 15.4% en comparación con el 14.5% para los latinos, el 13.8% para los asiáticos y el 10.1% para los blancos. El desempleo para los graduados universitarios se redujo a 6.9% versus 12.1% para los trabajadores con educación preparatoria solamente.

La Oficina de Estadísticas Laborales dijo que la tasa general de desempleo para la nación en realidad podría ser 1 punto porcentual más alta que el 11.1% reportado debido a complicaciones en la recolección de encuestas. La clasificación errónea del estado de los trabajadores había resultado en un recuento mucho mayor de desempleados en los dos meses anteriores.

El jueves por separado, el Departamento de Trabajo dijo que 1.43 millones de personas solicitaron beneficios de desempleo la semana pasada. Esa fue la cuarta semana consecutiva en la que aproximadamente 1.5 millones de trabajadores presentaron nuevas solicitudes de desempleo, seis veces más que antes de la pandemia, lo que indica un estrés continuo en el mercado laboral.

En general, el país perdió 22 millones de empleos en nómina en marzo y abril, y ahora ha recuperado aproximadamente un tercio de ellos. Pero eso no incluye a millones de trabajadores cuyas horas se han reducido a tiempo parcial y que han abandonado la fuerza laboral porque no ven mucha disponibilidad o están al margen debido a problemas de salud.

Anuncio

Al igual que otros economistas y formuladores de políticas, Shierholz expresó su preocupación de que porciones significativas del paquete de ayuda pandémica del gobierno federal expiren en unas pocas semanas, incluyendo beneficios de seguro de desempleo ampliados.

“Podemos ver que estaremos perdiendo empleos en los próximos meses”, señaló, impidiendo nuevas acciones del Congreso y Trump para extender los programas.

Para el Sur de California, así como para el país en general, los despidos inducidos por una pandemia se concentraron principalmente en el ocio y servicos al púbico, principalmente restaurantes y hoteles, así como en tiendas minoristas y servicios sociales y de salud.

En junio, el sector del ocio, la hotelería y restaurantes agregó 2.1 millones de nuevos empleos, o dos quintos del total de nuevas nóminas durante el mes.

Anuncio

En mayo, California no logró recuperar esos empleos, lo que refleja en parte una reapertura lenta de las empresas y la dependencia desproporcionada del estado en el turismo y el comercio.

Los Ángeles y San Francisco, por ejemplo, han perdido a miles de turistas chinos que previamente llegaban en unos 150 vuelos semanales desde varias partes de China, expuso Manfred Kiel, economista jefe de Inland Empire Economic Partnership. Todo eso se detuvo con la pandemia.

“Nos vamos a recuperar de una manera lenta y gradual”, manifestó.

La recesión en los empleos comenzó en marzo con trabajos de servicios con salarios más bajos, como los de alimentos, peluquerías y cines. Pero más recientemente, el impacto de la pandemia se ha extendido al trabajo profesional y técnico mejor remunerado.

Anuncio

Una señal de eso se puede ver en las ofertas de trabajo. Desde principios de junio, a medida que se reabrieron más economías locales y regionales en todo el país, el sitio de búsqueda de empleo Glassdoor ha visto un sólido repunte en las vacantes para trabajos de servicios al consumidor, incluidos viajes y turismo y belleza y estado físico.

Pero las ofertas de trabajo en medios, tecnología de la información, software y servicios contables y legales han disminuido. De acuerdo con eso, el informe de empleos del jueves mostró que el empleo en diseño de sistemas informáticos y servicios relacionados se redujo en 20.000.

“A medida que disminuye la demanda de las empresas y los consumidores, aumenta la incertidumbre económica y hay menos requerimiento para contratar nuevos trabajadores, incluso en industrias donde es posible el trabajo remoto”, expuso Daniel Zhao, economista sénior de Glassdoor. “Esto es algo así como un efecto de segunda ola que se extiende por la economía como resultado de la crisis COVID-19".

Los analistas dicen que el desempleo podría aumentar en los próximos meses como resultado de los crecientes casos de COVID-19, o si las personas que abandonaron la fuerza laboral regresan a buscar trabajo y, por lo tanto, serán contadas como desempleadas.

Anuncio

Además, el verano generalmente trae una avalancha de recién graduados universitarios que ingresan al mercado laboral, y este año entrarán en uno de los peores mercados laborales de la historia, señaló Amanda Stansell, analista de investigación sénior en Glassdoor.

A partir de mayo, dijo, el número de empleos disponibles en Glassdoor que contienen un “nivel de entrada inicial” o “nuevo graduado” en el título del trabajo se redujo en un 68% en comparación con el año pasado.

La tasa de desempleo para los trabajadores de 20 a 24 años de edad fue del 19.8% en junio, el doble que para los empleados de edad de 25 a 54 años y para los trabajadores de más edad.

Para leer esta nota en inglés haga clic aquí


Anuncio