Anuncio

Guerra del chocolate: Hershey y Mars, acusadas de intentar socavar la paga de los agricultores de cacao

Hershey chocolate bar
Los fabricantes de chocolate, cada vez más presionados por su papel en la deforestación, el trabajo infantil y la pobreza, vuelven a ser el centro de atención.
(Charlie Riedel / Associated Press)

La lucha entre los principales productores de cacao del mundo y los fabricantes de chocolate más grandes de Estados Unidos está empeorando.

Costa de Marfil y Ghana, que representan alrededor del 70% del suministro mundial, acusaron a Hershey Co., fabricante de los dulces mantequilla de maní Reese y de los chocolates Kisses, de presionar los mercados futuros para evitar pagar una prima destinada a aumentar los ingresos de los agricultores, según cartas y una declaración de los reguladores del cacao a la que tuvo acceso Bloomberg. Los países también afirmaron que Mars Inc. había cambiado sus patrones de compra por la misma razón.

Como resultado, las naciones cancelaron todos los programas de sostenibilidad en los que Hershey está involucrada directa o indirectamente, y expresaron que las empresas que ejecutan programas en nombre del fabricante de chocolates de Pensilvania también tendrán prohibido llevarlos adelante.

Las acusaciones son un golpe más para la reputación de los fabricantes de chocolates, sometidos a una presión cada vez mayor por su rol en la deforestación, el trabajo infantil y la pobreza. También subrayan la relación incómoda, a menudo volátil, entre las naciones más pobres, que producen los granos, y las compañías, que venden el producto terminado a clientes más ricos.

Anuncio

“Algunos chocolateros y casas comerciales adoptaron estrategias encubiertas para eludir el mecanismo de mejora de los ingresos de los agricultores con el objetivo de que fracase”, Yves Kone, director de Le Conseil du Cafe-Cacao, y Joseph Boahen Aidoo, director ejecutivo de la Junta del Cacao de Ghana, señalaron en un comunicado emitido el lunes, al cual Bloomberg tuvo acceso. Ambos comentaron que harán “todo lo que esté a nuestro alcance para proteger a más de tres millones de agricultores del empobrecimiento”.

Los fabricantes de chocolate y procesadores de cacao habían acordado pagar a las naciones de África Occidental un “diferencial de ingresos en vida”, de $400 por tonelada, además del mercado de futuros, pero después de que la pandemia redujo la demanda, las empresas deben reducir los costos para hacer frente a una segunda ola de cuarentenas en casa en todo el mundo.

El mes pasado, Hershey dio el paso inusual de obtener directamente su cacao a través de la bolsa, ya que la prima cobrada por Ghana y Costa de Marfil hizo que los inventarios de cacao que respaldan los contratos de futuros en Nueva York sean más atractivos. La medida revolucionó el mercado del cacao en ICE Futures U.S., y los futuros de diciembre subieron a un récord en marzo.

En una carta dirigida a Hershey este lunes, Costa de Marfil y Ghana acusaron a la compañía de “conspiración y maquinaciones”, diciendo que el uso del intercambio era una clara indicación de la intención de Hershey de evitar pagar el diferencial de ingresos dignos. El incumplimiento de las órdenes significaría que las empresas podrían perder sus licencias para operar en esos países, agregaron.

Anuncio

La disputa también es un riesgo para Costa de Marfil y Ghana, que todavía tienen muchos cultivos para vender, advirtió Judy Ganes, presidenta de J. Ganes Consulting, quien sigue los mercados hace más de 30 años.

Costa de Marfil y Ghana ya amenazaron con suspender los programas de sostenibilidad de los fabricantes de chocolate, una táctica que en el pasado funcionó. Aún así, las condiciones del mercado son “muy diferentes” ahora, y los países, particularmente Costa de Marfil, tampoco lograron limitar la producción como prometieron, advirtió Ganes.

El regulador de Costa de Marfil confirmó las cartas y la declaración. Fiifi Boafo, portavoz de la Junta del Cacao de Ghana, no estuvo disponible para hacer comentarios de inmediato al ser contactado por teléfono.

Los países también acusaron al procesador de cacao de Chicago Blommer Chocolate Co., que generalmente procesa grandes cantidades de granos para Hershey, de colaborar con esa compañía, según otra carta enviada el lunes a la Asociación de Comerciantes de Cacao de EE.UU, en la que los países retiraron su membresía del grupo.

Anuncio

“Participamos plenamente en el [diferencial de ingresos dignos] para las compras de cacao ya realizadas a partir de la cosecha 2020-2021, ya que adquirimos un suministro sustancial de África Occidental”, indicó Hershey en un comunicado. “Seguiremos participando en el [diferencial de ingresos] para apoyar los medios de vida de los productores de cacao de ahora en más. Esperamos seguir debatiendo este tema con Costa de Marfil y Ghana y, con suerte, continuar los programas de sostenibilidad que benefician a los productores de cacao en la actualidad”.

“Nuestra preocupación es que al eliminar los programas de sostenibilidad de la industria, los productores de cacao se verán afectados negativamente, puesto que ya no recibirán los beneficios que brindan nuestros programas en el terreno ni el sobreprecio por el cacao certificado”.

Blommer no respondió a una solicitud de comentarios.

Este año, un informe patrocinado por el gobierno de EE.UU mostró que el trabajo infantil había empeorado, una década después de que la industria del chocolate, valuada en $100 mil millones, se comprometiera a reducirlo.

Anuncio

Los reguladores también apuntaron al fabricante de Twix, diciendo que Mars había migrado la mayor parte de sus compras de manteca de cacao de sus procesadores tradicionales, negociando en cambio con JB Cocoa y Guan Chong Berhad solo para evitar el pago de la prima. Mars “discrepa categóricamente” con las acusaciones y destacó que fue el primer fabricante importante en respaldar el diferencial de ingresos de subsistencia.

Las naciones también expresaron que Olam International Inc., el tercer mayor procesador de cacao, había seguido una estrategia para reducir la cantidad de granos de Ghana y Costa de Marfil de sus recetas. El comerciante de Singapur reiteró su “fuerte apoyo” a los agricultores y al aumento de sus ingresos, de acuerdo con los objetivos del diferencial de ingresos dignos. “Como uno de los mayores compradores de cacao de Costa de Marfil y Ghana, nuestro compromiso es inquebrantable. Seguimos apoyando y comprando cacao de ambos países”, remarcó Gerry Manley, director de cacao de Olam.

Los reguladores del cacao también anticiparon que revisarán su membresía en la Federación de Comercio del Cacao (FCC, por sus siglas en inglés) en Londres y que están “reconsiderando los incentivos y las licencias otorgadas a los miembros de la FCC que rechazan directa o sutilmente el diferencial de ingresos dignos”.

“Costa de Marfil y Ghana podrían estar enviando una advertencia severa al comercio, pero también necesitan poder vender su cacao, un bien que tienen en abundancia”, destacó Ganes, quien anteriormente trabajó para el gigante de Wall Street Merrill Lynch. “Esta es una intimidación sin duda, y a muerte. Será interesante ver quién cede primero”.

Anuncio

Almeida, Mieu y De Bassompierre escriben para Bloomberg.

Para leer esta nota en inglés haga clic aquí


Anuncio