Anuncio
Share

Quién obtendrá un cheque de $1.400 y otras formas en que la ley de alivio COVID-19 puede afectar su bolsillo

A dollar bill, Covid-19 check, American flag
Imagen. (Rohane Hamilton/stock.adobe.com)
(Rohane Hamilton/stock.adobe.com)

El paquete de ayuda económica por COVID-19 de $1.9 billones que se dirige al escritorio del presidente Biden destina pagos de $1.400 a millones de estadounidenses, y continúa con los controles de desempleo para millones más, mientras el país sale del pantano económico de una pandemia que ha matado a más de 500.000 personas en EE.UU.

El proyecto de ley, aprobado por el Senado y que pronto será aprobado por la Cámara, incluye dinero para vacunas, hospitales, para ayudar a las escuelas a reabrir, ampliar el acceso de banda ancha y mantener a flote industrias en crisis, como las aerolíneas y los escenarios musicales.

Echemos un vistazo a lo que incluye para los estadounidenses en dificultades.

Salud

Anuncio

Primero lo primero. ¿Recibiré un cheque?

Si su ingreso anual es menos de $75.000, o presenta una declaración conjunta con su cónyuge y generan una cantidad menor a $150.000, o si lo hace como jefe de familia y gana menos de $112.500, es elegible para los $1.400 completos, o $2.800 para quienes presenten una declaración conjunta.

A partir de ahí, la cantidad se elimina rápidamente para que las personas con ingresos anuales de $80.000 o más, los contribuyentes conjuntos que ganen más de $160.000, y los jefes de familia con ganancias mayores a $112.500 no reciban nada.

El Senado redujo significativamente esos límites de ingresos de lo que se aprobó inicialmente en la Cámara.

Anuncio

Los padres también recibirán $1.400 por cada niño en sus declaraciones de impuestos. A diferencia de los pagos de estímulo del año pasado, los padres además recibirán esa cantidad para los hijos adultos, como los estudiantes universitarios y los que tienen discapacidades permanentes, si se declaran dependientes.

¿Por qué redujeron la cantidad de personas que recibirán cheques?

Varios legisladores moderados expresaron su preocupación por enviar dinero a personas que quizá no lo necesiten.

El Instituto de Impuestos y Política Económica, un grupo de investigación progresista, estimó que 2.4 millones menos de californianos y 16.4 millones menos de estadounidenses en todo el país recibirán pagos con el proyecto de ley del Senado, en comparación con el proyecto de la Cámara.

Anuncio

¿Se distribuirá el dinero de la misma forma que la última vez?

Sí. A las pocas semanas de que se promulgue el proyecto de ley, se espera que el IRS emita la mayor parte del dinero directamente a las cuentas bancarias de los estadounidenses, utilizando la información de la cuenta de depósito directo registrada. En la ronda anterior de controles, ese método resultó ser el más rápido.

El IRS enviará tarjetas de débito o cheques en papel a quienes no utilicen el depósito directo. Consulte la información que el IRS tiene archivada para usted en www.irs.gov/coronavirus/get-my-payment.

Anuncio

El IRS utilizará la declaración más reciente presentada para calcular cuánto dinero recibe. Esto significa que, si tuvo un bebé el año pasado, o perdió su trabajo y ganó menos dinero, presente sus impuestos lo antes posible para obtener el monto total que se le debe.

Si el IRS procesa su declaración de 2020 antes de enviar los cheques, la cantidad que reciba se basará en sus ingresos de 2020. Si no se procesa, la cantidad que reciba se basará en sus ingresos antes de la pandemia.

¿Qué prevé el proyecto de ley en compensación por desempleo?

El proyecto de ley continúa con los beneficios de desempleo ampliados aprobados el año pasado y extiende el pago del suplemento federal semanal de $300 hasta el 6 de septiembre.

Anuncio

En marzo pasado, el Congreso amplió drásticamente quiénes en el país califican para el desempleo, al incluir por primera vez a los trabajadores independientes, los contratistas y las personas que fueron cesadas o se les recortaron las horas.

Los estados controlan los sistemas de desempleo y los legisladores estatales determinan cuánto apoyo por desempleo proporcionar, una cantidad que varía ampliamente de una entidad a otra. El suplemento de $300 será adicional a esa cantidad.

¿Recibiré el suplemento de $300 si sigo trabajando, pero se redujeron mis horas?

Anuncio

Es una opción, pero no una que se esté utilizando ampliamente. La mayoría de los estados, incluido California, tienen programas mediante los cuales, si su empleador certifica cada semana que está trabajando horas reducidas debido a la pandemia, la entidad le paga una parte de lo que calificaría por desempleo, más el suplemento fijo de $300.

Pero es un proceso complicado, y su empleador primero debe buscar y recibir la aprobación del estado.

¿Recibiré los $300 incluso si eso significa que obtendría más en desempleo de lo que ganaba mientras trabajaba?

Sí, y este ha sido un importante punto de controversia. Con millones de personas desempleadas, los estados no tienen la capacidad de ajustar los pagos para que solo reemplacen el salario perdido. Entonces, en algunos casos, quienes tienen las ganancias más bajas recibirán más del desempleo, en comparación con lo que producían cuando trabajaban. Los dueños de negocios dicen que eso dificulta la recontratación de personal.

Anuncio

¿Tengo que pagar impuestos sobre mis beneficios por desempleo?

Buenas noticias. Por lo general, la compensación por desempleo está sujeta a impuestos como ingresos. Algunos estados eliminan automáticamente esta tributación. Pero, otras veces, los trabajadores despedidos se enfrentan a una gran factura cuando presentan su declaración anual.

En una revisión de última hora, el Senado obtuvo hasta $10.200 en compensación por desempleo libre de impuestos para hogares con ingresos anuales por debajo de $150.000. Si califica y aún no ha pagado impuestos sobre su desempleo, ahora no tiene que hacerlo, hasta alcanzar los $10.200. Si ya presentó su declaración de 2020 y pagó impuestos sobre los beneficios por desempleo, puede presentar una declaración enmendada para recuperar el dinero.

Con todas las reclamaciones fraudulentas de desempleo, ¿el proyecto de ley dificulta la solicitud de los trabajadores autónomos?

Anuncio

Este proyecto de ley no lo hace, pero uno aprobado en diciembre, combinado con informes alarmantes de fraude generalizado y un enfoque más agresivo por parte de la administración Biden, puede significar que el proceso para calificar para el desempleo dentro de estas categorías de trabajadores se volverá más riguroso.

Más de $40 mil millones en compensación por desempleo, con relación a la pandemia, fueron embolsados el año pasado por delincuentes, incluidos muchos estafadores extranjeros que se hicieron pasar por estadounidenses desempleados en línea y solicitaron asistencia de emergencia. La mayor parte del problema surgió con estas nuevas categorías de trabajadores elegibles que no tienen empleadores que puedan verificar su información.

El Congreso tomó medidas enérgicas en diciembre, requiriendo que los estados hicieran más para verificar y documentar la identidad y el historial laboral de los trabajadores independientes y los contratistas que buscan la denominación de desempleados. Para algunas personas, ha significado retrasos prolongados en la obtención de los pagos, a medida que las entidades implementan los nuevos requisitos.

Anuncio

¿Qué otros beneficios hay en la legislación?

Hay algunos sustanciales.

El proyecto de ley amplía dos créditos fiscales populares para los padres. El crédito fiscal federal existente por hijos va de $2.000 a $3.000, por cada niño mayor de 5 años; y $3.600 para niños más pequeños, para todas las familias, menos las más ricas en el año fiscal 2021.

Haría que el crédito fuera totalmente reembolsable, lo que significa que las familias con pocos o ningún ingreso recibirían el dinero como reembolso, posiblemente en cuotas mensuales. Actualmente, millones de niños no obtienen todos los beneficios del crédito porque sus familias tienen muy pocas ganancias para aprovecharlo.

Anuncio

El Crédito Tributario por Cuidado de Niños y Dependientes también recibe un aumento de hasta $4.000 para los gastos de cuidado para un niño, y hasta $8.000 para dos o más.

También hay una disposición que ampliaría la ayuda para las personas que compran pólizas de seguro médico, bajo la Ley de Cuidado de Salud a Bajo Precio.

Utilizando un nuevo programa de California como modelo, se amplían los subsidios de Obamacare para los consumidores de ingresos medios que quedaron fuera de la versión original del programa. Proporcionaría apoyos a los hogares que gastan más del 8.5% de sus ingresos en seguros de salud, incluso si sus ganancias son más altas que aquellas que anteriormente calificaban para recibir ayuda económica.

Para leer esta nota en inglés haga clic aquí

Anuncio


Anuncio