Una de las ciudades más calientes de Estados Unidos solo tiene un pozo de agua. ¿Qué pasará si se interrumpe el flujo de agua potable?

Jet skiers power up the Colorado River against a backdrop of The Needles
Esquiadores acuáticos remontan el río Colorado teniendo como telón de fondo las Needles, un grupo de pináculos en las montañas Mohave, que dan nombre a la ciudad de Needles, en el desierto de Mojave.
(Brian van der Brug / Los Angeles Times)
Share

Los grifos podrían secarse para los 5.000 residentes de Needles, que beben hasta dos litros de agua al día para hacer frente a las temperaturas de 120 grados.

Rick Daniels no duerme de la preocupación pensando en el artilugio oxidado (con el que cuentan para abastecerse de agua) ubicado en un terreno abandonado, plagado de tuberías.

Es la única bomba de agua de Needles que cumple las normas estatales de calidad del agua, y funciona 24 horas al día para satisfacer la demanda, según Daniels, el administrador de la ciudad. Es un margen escaso en una de las ciudades más calurosas de Estados Unidos, una mancha urbana en el desierto cerca de la frontera de California con Arizona.

Si esta única bomba falla, 5.000 residentes se enfrentan al riesgo de que los grifos se queden sin agua en una temporada en la que las temperaturas superan los 120 grados y la gente necesita beber un mínimo de dos litros diarios para sobrellevar el calor. En junio, una persona murió sentada en el borde de la calle bajo un intenso sol de mediodía. Esa persona fue una de las 10 que sucumben al año por el calor, según las autoridades municipales.

City of Needles Water operator Taylor Miller inspects the pump packing at well 15, the only operating water supply
El operador de agua Taylor Miller inspecciona los empaques de la bomba del pozo 15, el único suministro de agua que funciona en la ciudad de Needles, en el desierto de Mojave.
(Brian van der Brug / Los Angeles Times)
Anuncio

En todo California y el Oeste, la actual sequía está provocando que muchos pozos se sequen, pero pocas comunidades están viendo cómo su única línea de distribución de agua se reduce a cero.

“Somos increíblemente vulnerables”, dijo Daniels. “Estamos hablando de vida o muerte”.

El río Colorado fluye justo a través de esta histórica y aislada ciudad ferroviaria, transportando unos 6 millones de galones por minuto. Pero según las leyes occidentales sobre el agua, la ciudad no puede extraer ni una sola gota del río.

Históricamente, la ciudad ha dependido de cuatro pozos que extraen agua del acuífero cercano al río.

Eso funcionó bien durante décadas hasta que, a finales del año pasado, las autoridades del agua de California notificaron a la ciudad que tres de sus pozos no cumplían las normas estatales debido a un mineral natural -el manganeso- que afecta a la salud. Una demanda en mayo determinó que la ciudad había violado la ley estatal del agua y ordenó un plan correctivo para finales de este año.

La ciudad dice que no puede permitirse un arreglo, que incluiría un nuevo pozo por 1.5 millones de dólares.

Anuncio

The Colorado River flows past the Mojave desert town of Needles.
El río Colorado fluye a lo largo de la ciudad desértica de Needles en Mojave.
(Brian van der Brug / Los Angeles Times)

El único pozo de Needles funciona las 24 horas del día. La ciudad cuenta con tres depósitos que podrían mantener el flujo de agua durante 24 o 36 horas si la bomba se detiene, suponiendo que todo lo demás vaya bien. En comparación, el Distrito Metropolitano de Agua del Sur de California exige a sus agencias de agua miembros que tengan un suministro de emergencia de siete días.

Las autoridades de Needles dicen que los funcionarios estatales no entienden su desesperada situación y protestan porque la orden podría poner en peligro la seguridad pública. La ciudad quiere mantener los pozos clausurados como reserva en caso de emergencia.

Éric Zúñiga, el ingeniero de distrito de la Junta Estatal de Control de los Recursos Hídricos que firmó las citaciones, dijo que la junta está alentando a la ciudad a hacer su sistema más eficiente, ya sea filtrando o tratando el agua mala o encontrando nuevas fuentes. En un correo electrónico, añadió que su citación no prohíbe a la ciudad utilizar los pozos contaminados con manganeso si lo notifica a los clientes, pero los funcionarios de la ciudad creen que se verán obligados a desconectarlos físicamente.

Es dudoso que, en caso de emergencia, la ciudad facilite el suministro de agua de alguna manera, incluso agua contaminada o tomada ilegalmente del río Colorado. Pero la situación ha entrado en territorio desconocido, una zona de riesgo en la que pocas ciudades se aventuran.

Daniels está de acuerdo, pero añade: “Esa multa fue escandalosa, insensible y poco apropiada”.

El río Colorado fluye a través del desierto de Mojave
El río Colorado fluye a través del desierto de Mojave en la frontera de California, a la derecha, y Arizona, a la izquierda, en Needles, California.
(Brian van der Brug / Los Angeles Times)

A simple vista, puede verse que el sistema de agua de la ciudad está en ruinas. En 2020, una tubería de agua de 16 pulgadas se rompió en el estribo de un puente sobre la I-40 y vertió unos 500.000 galones en la autopista, una de las principales rutas de carga de los puertos de California. El vertido interrumpió el tráfico en dirección este durante horas hasta que se abrió un carril. Se necesitaron días para retirar el lodo de un metro de espesor.

Muchas agencias del agua de California se encuentran en una situación difícil, debido al envejecimiento de las infraestructuras, la sequía, el aumento de las temperaturas y las prioridades políticas que se encuentran en otros lugares. Jay Lund, director del Centro de Ciencias de las Cuencas Hidrográficas de la Universidad de California (Davis), dijo que California tiene unas 9.000 empresas de agua reguladas y que hasta 1.000 de esos sistemas tienen problemas de algún tipo.

La autoridad para tomar decisiones se ha diluido. Los gestores municipales del agua toman la mayoría de las decisiones e informan a las juntas regionales del agua. Las juntas regionales son supervisadas por la junta estatal del agua. El Departamento de Recursos Hídricos controla el suministro de agua sobre la superficie. La Comisión de Servicios Públicos de California supervisa la fijación de tarifas y el servicio. La Agencia de Protección Ambiental de EE.UU tiene cierta jurisdicción sobre las operaciones del estado. La Oficina de Reclamación de Estados Unidos controla el río Colorado.

Anuncio

“Tenemos una gran cantidad de jefes que examinan este acuerdo”, dijo Lund. “Si eres un regulador, tienes todos estos sistemas por todas partes, y no cuentas con mucho personal”.

Needles, una de las comunidades más pobres de California, siempre se ha enorgullecido de su perseverancia. Pero ahora un clima inhóspito se está volviendo insoportable en muchos sentidos.

“Cada vez que hay una ola de calor, Needles se encuentra entre las temperaturas más altas del día”, expuso Brian Lada, meteorólogo de Accuweather. En una clasificación de las ciudades más calurosas del país, Lada no incluyó a Needles porque es demasiado pequeña, dijo.

Una encuesta sobre la vivienda reveló que el 55% de los residentes reciben algún tipo de ayuda social. No hay un mercado de comestibles en la ciudad, aunque una tienda de licores bien surtida tiene algunos pasillos para productos enlatados y alimentos congelados. Un puñado de dispensarios de cannabis y moteles cerrados de los años 50 se agrupan alrededor de la calle principal, la histórica Ruta 66.

La economía de la ciudad y sus ingresos fiscales se ven perjudicados por su proximidad a Arizona, que está justo al otro lado del río Colorado, y a Nevada. Hubo un día, no hace mucho tiempo, que la gasolina se vendía en Needles a 5.19 dólares el galón, pero al otro lado del puente estaba a menos de 2.90 dólares. Un Walmart está a 12 millas por la autopista 95 en Bullhead City, Arizona.

Muchas de las personas mejor pagadas en Needles viven en Nevada o Arizona, gastando sus ingresos de California fuera del estado. El ferrocarril BNSF tiene unos 500 empleados en la estación de Needles, pero la gran mayoría vive en Nevada o Arizona, dicen los funcionarios de la ciudad. De hecho, casi todos los autos en el estacionamiento de empleados de BNSF tienen matrícula de Arizona o Nevada.

Una palmera junto a las vías del tren en Needles, una ciudad del desierto de Mojave.
(Brian van der Brug / Los Angeles Times)

Llamar a Needles “remoto” sería quedarse corto. La ciudad está a más de 200 millas de la sede del condado, San Bernardino. Su senador estatal vive más lejos, en el Valle Central. La ciudad californiana más cercana es Barstow, a 140 millas. Las Vegas está a 160 millas. No está claro quién podría ayudarles en caso de emergencia.

Incluso ahora, después de pedir una intervención, la ciudad no ha recibido mucha ayuda. El gobernador Gavin Newsom, los legisladores estatales y su representante en el Congreso no han respondido a las cartas o no ofrecen mucho, según los funcionarios de Needles.

“Necesitamos ayuda”, dijo Rainie Torrance, gerente de servicios públicos de la ciudad.

Anuncio

Una coalición sin ánimo de lucro de sindicatos y contratistas, conocida como Rebuild SoCal Partnership, se ha hecho cargo de la causa de la ciudad. Ha ayudado a ponerse en contacto con funcionarios estatales y a preparar solicitudes de subvención. Marci Stanage, directora de relaciones con el agua y el medio ambiente del grupo, dijo que le sorprende que nadie haya respondido a los problemas de la ciudad ni a los esfuerzos de su grupo.

Después de visitar Needles para asesorarles sobre un nuevo pozo, Dave Sorem, ingeniero de la junta del grupo y vicepresidente de una empresa de construcción de Baldwin Park, dijo: “La ciudad tiene más problemas de los que cree. California cuenta con un superávit presupuestario de 76.000 millones de dólares, ¿pero no puede ayudar para un pozo de millón y medio de dólares? Vamos”.

Taylor Miller peers into a chlorine storage tank
Taylor Miller, un operador de agua de la ciudad de Needles, se asoma a un tanque de almacenamiento de cloro.
(Brian van der Brug / Los Angeles Times)

La única bomba de la ciudad podría fallar por varias razones. Los pozos de agua tienen tuberías de entrada en el fondo, con pantallas que permiten que el agua fluya hacia la tubería. Las rejillas pueden colapsar y obstruir el pozo, según Bryan Hickstein, operador jefe de agua de la ciudad. Las carcasas de acero del pozo podrían derrumbarse, señaló, o el motor puede quemarse, como ocurrió el año pasado. La ciudad disponía de un motor de repuesto y un contratista acudió desde Anaheim con una grúa.

Los problemas de la ciudad comenzaron el pasado mes de noviembre, cuando la junta de aguas avisó a la ciudad que tres de sus pozos presentaban niveles de manganeso superiores al nivel máximo permitido de 50 microgramos por litro. Luego, en mayo, la junta del agua emitió una citación, exigiendo un plan de acción correctiva para finales de 2023.

Daniels reveló que se quejó de la lista de requisitos de la citación y, poco después, la junta emitió una citación revisada que cambiaba el plazo del plan de acción correctiva a finales de 2021. Zúñiga, el ingeniero de la junta de aguas, les dijo que la fecha original era un error tipográfico.

El río Colorado fluye a lo largo de la ciudad de Needles, en el desierto de Mojave, a la izquierda.
(Brian van der Brug / Los Angeles Times)

El manganeso, que no debe confundirse con el magnesio, es un metal abundante en la corteza terrestre. En niveles bajos, es un nutriente esencial para los seres humanos, pero en niveles elevados plantea riesgos no definidos. El Estado estableció un nivel máximo permitido, alegando problemas con las concentraciones elevadas, que manchan la ropa, los fregaderos y el estuco. También deja el agua con un sabor amargo. El hierro era otro problema en los pozos, pero generalmente no es lo suficientemente alto como para ser perjudicial.

Los toxicólogos del agua dicen que cada vez hay más pruebas de que, en concentraciones más altas, el manganeso puede causar trastornos neurológicos, sobre todo en los niños pequeños.

“Estamos avanzando hacia un nivel regulado”, dijo Donald Smith, un reconocido experto en manganeso y profesor de toxicología en la UC Santa Cruz. “No está claro si un nivel de 50 microgramos por litro provoca efectos neurológicos. Mi opinión profesional es que hay motivos para preocuparse. No sabemos qué nivel es seguro y cuál inseguro”.

Anuncio

California puede ser el único estado que regule el manganeso. Minnesota tiene un límite orientativo de 100 microgramos por litro, el doble del nivel de California. Zúñiga dijo que no tiene conocimiento de ningún otro estado que regule ese metal.

Janice Paget, miembro de la junta directiva de la Cámara de Comercio de Needles, expuso que la mayoría de la gente de la ciudad no es consciente del problema del manganeso.

“Ni siquiera sé qué tipo de efecto secundario causa”, manifestó.

El costo es una queja más común, enfatizó Paget, señalando que ella y su marido, el único cirujano de Needles, recibieron una factura de pago por agua de 174 dólares en junio.

La perforación de un nuevo pozo sería una solución para Needles. La ciudad contrató a un hidrólogo que identificó un lugar con pocas probabilidades de estar contaminado.

Pero la ciudad no tiene los aproximadamente 1.5 millones de dólares necesarios para excavar el pozo, dijo Daniels. En la actualidad, los clientes de los servicios públicos tienen un retraso de más de 300.000 dólares en sus facturas.

“Nuestros residentes desfavorecidos”, dijo, “no pueden permitirse un aumento de la tarifa del agua”.

Para leer esta nota en inglés haga clic aquí