Anuncio
Share

EEUU analiza internet para cubanos e imponer más sanciones

EEUU analiza internet para cubanos e imponer más sanciones
Una cinta de precaución bloquea la calle de entrada del edificio del Capitolio Nacional en La Habana, Cuba.
(ASSOCIATED PRESS)

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, sostendrá una reunión con líderes cubano estadounidenses para discutir las recientes protestas en Cuba, analizar la eventual imposición de nuevas sanciones y la posibilidad de ofrecer internet a la población de la isla.

El encuentro se realizará el viernes por la tarde en la Casa Blanca, según información que adelantó el gobierno de Biden el jueves a The Associated Press.

La reunión ocurrirá casi tres semanas después de las inusuales protestas del 11 de julio, en las que por primera vez desde la década de 1990, miles de cubanos salieron a las calles en La Habana y otras ciudades cubanas para protestar por la escasez de productos y los cortes de energía que han sufrido por meses. En las manifestaciones también se lanzaron contra el gobierno y el modelo político.

Anuncio

Entre las personas que se reunirán con el presidente estadounidense se encuentra Yotuel Romero, uno de los autores de la canción “¡Patria y vida!”, que se ha convertido en una especie de himno de las recientes protestas, refirió la Casa Blanca a la AP. También estarán presentes L. Felice Gorordo, CEO de la empresa eMerge Americas; Ana Sofía Peláez, fundadora del Miami Freedom Project, y el exalcalde de Miami, Manny Díaz, entre otros.

Además de posibles sanciones contra el gobierno y eventual servicio de internet para la población, la Casa Blanca no dio detalles sobre otras medidas que podrían tomarse.

El tema del acceso a internet es un tema sensible en Cuba. Incluso días antes de las protestas, desde las redes sociales hubo llamados a manifestarse contra el gobierno, mientras que éste culpó a grupos anticastristas en Estados Unidos de utilizarlas, en particular Twitter, para promover una campaña en su contra, y a esa compañía de no hacer nada para detenerla.

En un momento de la tarde del 11 de julio, el servicio fue cortado, aunque las autoridades no han reconocido explícitamente que ellos lo hayan hecho.

Anuncio

Algunos líderes estadounidenses, incluido el gobernador de Florida, Ron DeSantis, han dicho que la Casa Blanca debería hacer algo para mantener el servicio de internet en Cuba, incluso mediante el uso de globos que sirvan como puntos de acceso de Wi-Fi para la población.

La semana pasada, el gobierno estadounidense anunció sanciones contra el ministro de las Fuerzas Armadas de Cuba, Álvaro López Miera, y la Brigada Especial del Ministerio de Interior —conocidos como “boinas negras”—, por haber participado en los arrestos de los manifestantes tras las protestas.

José Miguel Vivanco, director para las Américas de la organización Human Rights Watch, consideró que la protección del acceso a internet en Cuba “debe ser una de las máximas prioridades” del gobierno de Biden.

Anuncio

“El creciente acceso a internet en la isla ha sido una verdadera revolución que ha permitido que la población se comunique, organice protestas y denuncie abusos de forma casi inmediata, algo que habría sido imposible hace algunos años”, comentó a la AP.

Sobre las sanciones, Vivanco dijo que su valor es “mayormente simbólico”, porque no es realista pensar que éstas por sí solas cambiarán la situación en la nación caribeña y consideró que una manera de frenar las violaciones a derechos humanos ahí es una “condena multilateral y coordinada”, además del avance hacia una política que ponga fin al actual embargo.

Organizaciones internacionales han criticado duramente al gobierno cubano, el cual ha dicho que si bien participó gente afectada por la crisis, también hubo “delincuentes” que aprovecharon la situación para generar disturbios. En algunos puntos las protestas se tornaron vandálicas con saqueos, robos y enfrentamiento con la policía.

Simpatizantes del gobierno salieron también a las calles a defender a las autoridades y la revolución.

Anuncio

Hasta ahora no hay claridad de cuántas personas fueron detenidas en total, aunque el Tribunal Supremo ha dicho que ha realizado 19 juicios que involucran a 59 personas.


Anuncio