Anuncio
Share

Un tsunami golpea la costa de California tras erupción de volcán submarino

Un tsunami golpea la costa oeste de EE.UU. y Canadá tras la erupción en Tonga
Según el aviso, las horas de llegada del impacto comenzarían en California a las 07.35 de la mañana hora del Pacífico (10.35 EST) y finalizarían en el entorno de las 10 de la mañana en la costa del estado de Washington.
(EFE / Peter Dasilva)

Un tsunami derivado de la erupción de un volcán submarino en Tonga golpeó la costa de California con olas que al menos un caso superaron el metro de altura y provocaron inundaciones leves en parte de California.

“Se está produciendo un tsunami a lo largo de la costa de Alaska, la Columbia Británica (canadiense) y la costa oeste de Estados Unidos”, indicó poco antes de las 11:00 de la mañana en esa zona (19:00 GMT) el Servicio de Avisos de Tsunami de EEUU en su cuenta oficial de Twitter.

Las olas registradas hasta ahora oscilan entre los 7 centímetros (0,2 pies) en Alameda (California) hasta el metro con 24 centímetros (4 pies) en Port San Luis, a unos 300 kilómetros al norte de Los Ángeles, en el mismo estado, según ese servicio perteneciente a la Oficina Nacional de Administración Oceánica y Atmosférica (NOAA).

Un volcán submarino entra en erupción de forma espectacular cerca de Tonga, una nación del Pacífico sur, provocando que olas de tsunami se estrellaran en la costa y que la gente corriera a tierras altas

Kristan Lund, meteoróloga del Servicio Meteorológico Nacional en Oxnard, distinguió el aviso emitido el sábado de una “advertencia” más severa, en la que se insta a los residentes a evacuar a terrenos más altos de inmediato.

Anuncio

“Estamos aconsejando a las personas que se mantengan fuera del agua y de las playas”, dijo y agregó que era “bastante poco común” porque se debió a una erupción volcánica y no a un terremoto submarino, y porque se extendió a toda la costa oeste.

Dijo que toda la costa estaba en riesgo, incluidas partes de las islas que se alejan del volcán, como Avalon Harbor.

La oleada de agua puede “doblarse alrededor de la isla y también puede rebotar en las costas”, dijo. A las 8:30 a. m., el puerto de Port San Luis en el condado de San Luis Obispo estaba registrando un aumento de más de 1 pie

El Departamento del Sheriff del Condado de Orange dijo en un aviso que aunque no se esperaban grandes inundaciones, el tsunami podría producir corrientes peligrosas y marejadas durante el día que harían peligroso nadar. Se esperaban fuertes corrientes en puertos y bahías durante varias horas.

“El océano está bastante tranquilo en este momento”, dijo el teniente de policía de Seal Beach, Nick Nicholas, poco después de las 10:00 a.m.

Oficiales y socorristas patrullaban la costa en busca de signos de inundación y para mantener a la gente fuera del agua, dijo Nicholas. La ciudad cerró las playas, los estacionamientos y el muelle antes del amanecer y pocos surfistas o nadadores estaban afuera a esa hora, dijo.

Las patrullas portuarias y las autoridades locales iban de bote en bote en el agua para advertir a los marineros sobre los peligros restantes del tsunami.

“El principal punto de preocupación son las corrientes, particularmente las fuertes corrientes de resaca”, dijo Carrie Braun, directora de asuntos públicos y participación comunitaria del alguacil.

El residente de Newport Beach, Bob Baeyens, de 61 años, se sorprendió al chocar con una puerta cerrada en la mitad del muelle.

“Nunca lo había visto cerrado de esta manera. Pero por lo general no te enteras del peligro de un tsunami, no realmente aquí”, dijo, mirando hacia abajo a los surfistas que acudían en masa a las aguas resplandecientes.

“Todavía vienen”, agregó, señalando los cuerpos que se balancean en trajes de neopreno, que estimó en alrededor de 100.

Los funcionarios del condado de Los Ángeles emitieron el siguiente aviso para las áreas costeras:

1) Salga del agua, de la playa y de puertos, marinas, rompeolas, bahías y ensenadas.

2) No vayas a la orilla a observar el tsunami.

3) No regrese a la costa hasta que los funcionarios locales de emergencia indiquen que es seguro.

Algunos bañistas del sur de California se lo tomaron todo con calma. Mientras caía una lluvia ligera, parecía una típica mañana de sábado en Venice Beach mientras los corredores corrían por Ocean Front Walk y los surfistas aprovechaban las olas en el muelle y el rompeolas. Los estacionamientos del condado y el muelle estaban abiertos.

Más al norte, el oleaje arrasó el puerto de Santa Cruz la madrugada del sábado, causando inundaciones y empujando a los barcos, dijo Ashley Keehn, oficial de información pública de la Oficina del Sheriff del condado de Santa Cruz.

Los diputados y la Patrulla del Puerto evacuaron a las personas del puerto, incluidas algunas personas que viven a bordo de los barcos.

El impacto tuvo lugar a pesar de que la costa californiana está situada a casi 8.700 kilómetros (5.400 millas) de la nación insular de Tonga, en el Pacífico Sur, donde se produjo la erupción volcánica.

El tsunami provocó “una inundación leve” en el puerto de Santa Cruz (California), donde se cerraron las playas y se evacuó a la gente de las áreas comerciales cercanas a la costa, aunque no se forzó a nadie a abandonar su hogar, afirmó a la cadena CNN la administradora de la ciudad, Elizabeth Smith.

También hubo “inundaciones hasta la zona de aparcamiento” cercana a la playa en Port San Luis, donde se registraron las olas más altas, aseguró en un tuit la división de Los Ángeles del Servicio Nacional de Meteorología (NWS).

En Berkeley (California) se evacuó a unas 110 personas de los barcos y muelles de la zona costera, según el medio local Berkeleyside; y la mayor parte de las playas del sur del estado se cerraron debido a la alerta.

“No se acerquen a la costa para observar el tsunami”, subrayó en su página web el Servicio de Avisos de Tsunami.

Dicho servicio eliminó el aviso de tsunami para Hawái horas después de emitirlo, tras comprobar que no se habían producido olas que llegaran a esa magnitud en esas islas estadounidenses del Pacífico.

En cambio, la NOAA mantuvo el aviso de tsunami en vigor en los estados de California, Oregón, Washington y Alaska, además de en la Columbia Británica canadiense.


Anuncio