Anuncio
Share

Últimos migrantes en Martha’s Vineyard dejarán refugio

Inmigrantes se congregan en las afueras de la Iglesia Episcopal St. Andrews en Martha's Vineyard
Inmigrantes se congregan en las afueras de la Iglesia Episcopal St. Andrews en Martha’s Vineyard el 14 de septiembre del 2022. El gobernador de Florida Ron DeSantis envió dos vuelos con inmigrantes a Martha’s Vineyard, escalando una táctica de gobernadores republicanos para atraer atención a lo que llaman políticas fallidas de inmigración del presidente Joe Biden. (Ray Ewing/Vineyard Gazette via AP)
(Ray Ewing / Associated Press)

Los últimos de decenas de migrantes que fueron trasladados el mes pasado a Martha’s Vineyard, una isla lujosa del estado de Massachusetts, estaban por ser trasladados de un refugio temporal en una base militar de Cabo Cod a una vivienda de transición el fin de semana, de acuerdo con la administración del gobernador de Massachusetts, Charlie Baker.

Los migrantes venezolanos fueron engañados para subir a vuelos organizados por el gobernador de Florida, Ron DeSantis, para ser trasladados a Martha’s Vineyard desde San Antonio.

Una demanda interpuesta en un tribunal federal de Boston el mes pasado alega que a los migrantes se les dijo que iban a ir a Boston o a Washington y que fueron atraídos con promesas de que recibirían beneficios, como certificados de regalo por 10 dólares de McDonald’s.

Anuncio

En cambio, los migrantes fueron trasladados a la zona de Martha’s Vineyard, sin previo aviso a las autoridades locales.

DeSantis, quien es republicano, ha defendido su decisión de trasladar a los migrantes a la isla, asegurando que fueron de manera voluntaria y que se encontraban en condiciones terribles cuando Florida se involucró, sin mostrar pruebas de ello.

Los aviones con los migrantes a bordo aterrizaron el 14 de septiembre. Dos días después, 49 migrantes fueron trasladados a la base conjunta de Cabo Cob para recibir refugio y ayuda humanitaria.

Anuncio

De esos migrantes, 14 ya han abandonado la base en busca de oportunidades en Massachusetts y otras partes del país. Los 35 restantes trabajaban con gestores de casos para desarrollar planes de vivienda más sostenibles, según el gobierno de Baker.

Durante su estancia en la base, los migrantes recibieron refugio temporal, alimentos, ropa y artículos de higiene, asistencia jurídica y acceso a servicios de atención médica, de salud mental y asesoramiento en caso de crisis.

Una organización de servicios comunitarios de Martha’s Vineyard también ayudó a proporcionar asistencia financiera a quienes recibieron refugio en la base.

Anuncio


Anuncio