Anuncio

Trump es acusado de faltarle el respeto a los negros en ‘The Apprentice’

ARCHIVO - Donald Trump, en busca de concursantes para el programa de televisión "The Apprentice"
ARCHIVO - Donald Trump, en busca de concursantes para el programa de televisión “The Apprentice”, es entrevistado en Universal Studios Hollywood el 9 de julio de 2004, en la sección de Universal City de Los Ángeles. Versiones sobre el comportamiento de Trump en “The Apprentice” han hecho resurgir acusaciones sobre si fue ofensivo con los concursantes negros en el programa.
(Ric Francis / Associated Press)
Share

Gene Folkes acababa de ser despedido como concursante de “The Apprentice” y se compadecía con una trabajadora en un bar dentro del vestíbulo de la Torre Trump. Estaba indignado, y no sólo por haber sido expulsado del reality show después de que su estrella, Donald Trump, pronunciara su eslogan: “Estás despedido”.

Folkes, uno de los dos concursantes negros elegidos para esa temporada en 2010, se sintió insultado porque Trump había dicho que era incapaz de comunicarse y lo había acusado de analfabetismo en una larga diatriba en la sala de juntas minutos antes.

Cuando la trabajadora, una mujer negra que laboraba como mánager de concursantes, lo consolaba, Trump apareció de repente en el bar.

Anuncio

“Se acercó y me preguntó: ‘¿Ella es tu mujer? Porque ustedes dos harían una gran pareja. Ambos tienen los mismos orígenes’”, dijo Folkes a The Associated Press.

La mánager de concursantes le recordó en voz baja a Trump que ella trabajaba para él. Luego, Trump hizo un comentario similar a algo que pronunció en la sala de juntas y que nunca se transmitió por televisión, dijo Folkes.

“Dijo de nuevo: ‘No es como si usara el insulto N (para personas negras)’ y luego se fue, y eso fue todo”, dijo Folkes, consultor con sede en Nueva York, presentador de podcasts y veterano de la Fuerza Aérea de Estados Unidos.

A medida que Trump busca abrirse paso entre los votantes afroestadounidenses en su tercera candidatura a la Casa Blanca, surgen nuevas acusaciones sobre su comportamiento irrespetuoso hacia los negros dentro del rascacielos de Manhattan que lanzó su reality y su carrera política. Todavía hay preguntas sobre si algo de ese comportamiento fue grabado en video.

Bill Pruitt, exproductor de “The Apprentice”, publicó un relato reciente en el que alega que Trump en realidad usó el insulto racista para referirse a Kwame Jackson, un concursante negro que fue finalista de la primera temporada del programa. Un portavoz de la campaña de Trump ha rechazado con vehemencia la versión sobre el expresidente republicano como falsa y políticamente motivada. La campaña demócrata del presidente Joe Biden, por su parte, destacó la cuenta de Pruitt en las redes sociales.

Trump, quien condujo “The Apprentice” de 2004 a 2015, ha negado durante mucho tiempo tales afirmaciones y ha calificado a los exconcursantes que lo critican como “aspirantes fallidos” motivados por la codicia. Pero en su vida profesional y política ha sido perseguido por acusaciones de racismo, desde una demanda por discriminación en 1973 contra su negocio de bienes raíces, hasta la presión que ejerció para sentenciar a cinco jóvenes negros y latinos que luego fueron exonerados de una violación, hasta su avivamiento durante años de la teoría de la conspiración de que el presidente Barack Obama, el primer presidente negro de la nación, no nació en los Estados Unidos.

La primera campaña de Trump en 2016 se vio sacudida por acusaciones sobre su conducta en “The Apprentice” y otras apariciones durante su asociación con NBC, especialmente en imágenes en las que dijo que podía agredir sexualmente a mujeres y salirse con la suya porque era una “estrella”. MGM Studios, que compró la productora que hizo el programa, ha sido adquirida por Amazon.

Casi una década después de que dejara su papel en la telerrealidad para postularse a la presidencia, la carrera televisiva de Trump sigue siendo fundamental para su biografía y ascenso político. Presentó la Torre Trump a decenas de millones de personas como un símbolo de poder y éxito antes de que Trump lanzara su primera campaña desde el vestíbulo del edificio. La semana pasada, el mismo lobby fue el escenario de su primera aparición después de ser declarado culpable de 34 cargos de delitos graves por un ardid para sobornar a una actriz porno en las elecciones de 2016.

”‘The Apprentice’ es probablemente subestimada como una fuente de ese tipo de construcción de imagen”, dijo Joel Penney, profesor de la Universidad Estatal de Montclair que estudia la intersección de la cultura pop y la política. “No hay nadie que pueda competir en el nivel de reconocimiento de nombre, reconocimiento de marca, ese tipo de familiaridad”.

ACUERDOS DE CONFIDENCIALIDAD

“The Apprentice” y sus programas derivados estuvieron al aire durante más de una década, presentaban a personas de todos los ámbitos de la vida y más tarde a celebridades que compitieron en desafíos comerciales artificiales para ganarse el favor de Trump, y potencialmente un trabajo en su organización.

Cientos de miembros del elenco y del equipo firmaron acuerdos de confidencialidad, lo que limita su capacidad para revelar lo que sucedió dentro de la Torre Trump o cualquier toma descartada en la que aparezca el expresidente. El productor del programa, así como la cadena que lo transmitió, también se han negado a publicar imágenes no emitidas al aire. Durante la última semana, después de que la AP se comunicó con más de una veintena exmiembros del equipo de producción y concursantes sobre el comportamiento de Trump tras bambalinas, algunos dijeron que se preguntaban cómo los acuerdos contractuales podrían haber aislado a Trump de las represalias por comentarios políticamente volátiles.

Folkes dijo que cree que sus intercambios con Trump dentro del bar fueron grabados porque todavía llevaba un micrófono.

Después de su despido en octubre de 2010, Folkes escribió en su blog sobre su experiencia en el programa. Dijo que pronto recibió una llamada de ejecutivos de NBC. Según un documento proporcionado por Folkes, a principios de noviembre la entonces vicepresidenta de asuntos legales de NBC, Shelly Tremain, le envió una orden de cese y desistimiento y dijo que la cadena reclamaría 1 millón de dólares si seguía hablando de su participación en la serie o violando su “acuerdo de solicitud”.

Folkes respondió al equipo de Tremain en un correo electrónico, diciendo que su representación en el programa era “desafortunada, inexacta, estereotipada aplicada a un miembro de una clase protegida”, según una copia del mensaje vista por AP. “Revise la escena de la sala de juntas del episodio 5 en su totalidad para obtener una imagen muy clara de la representación falsa y los estereotipos... No tengo ningún interés en comentar públicamente sobre el señor Trump”.

Folkes dijo que la cadena le proporcionó sesiones de terapia adicionales después de su despido, lo que, según él, lo ayudó a procesar el daño a la reputación que sufrió como concursante. NBC se negó a comentar sobre él y Tremain no respondió a un mensaje.

“Después de una década de servicio (militar), puedo soportar mucho estrés. No es como, ‘Oh, me despidió e hirió mis sentimientos’”, dijo Folkes. “Cuando digo que me siento ofendido, hay un límite muy alto que cruzar”.

El portavoz de Trump, Steven Cheung, dijo en un comunicado que “estas acusaciones completamente fabricadas” ya habían sido debatidas en 2016 “y desacreditadas a fondo”, descartando todas ellas como arraigadas en la política de campaña.

“Ahora que el corrupto Joe Biden y los demócratas están perdiendo las elecciones, y el presidente Trump sigue dominando, están sacando a relucir viejas historias falsas del pasado porque están desesperados”, dijo.

Folkes se pronunció previamente en contra de la candidatura de Trump y sus comentarios hacia y sobre las integrantes femeninas del elenco y el equipo de producción en una investigación de AP publicada en octubre de 2016. Después de leer la historia de AP, los productores de “Access Hollywood” dijeron que indagaron en el archivo de su propio programa, descubriendo una grabación de 2005 en la que Trump hizo comentarios lascivos sobre ser sexualmente agresivo con las mujeres.

La grabación provocó indignación y llamados de algunos republicanos para que Trump se retirara un mes antes de las elecciones. No lo hizo, y ganó. Pero muchos de sus oponentes han seguido presionando a los involucrados en “The Apprentice” para que publiquen sus archivos, en parte por la suposición de que existe una grabación de Trump usando el insulto racista.

El gigante del entretenimiento MGM dijo en 2016 que era dueño del archivo del reality show y que las obligaciones contractuales le impedían publicar unilateralmente cualquier material archivado y no emitido. En 2022, el gigante de las compras online Amazon finalizó la adquisición de MGM, uno de los estudios más antiguos de Hollywood. Amazon MGM Studios declinó hacer comentarios.

El productor ejecutivo de la serie, Mark Burnett, también ha dicho que no tiene la capacidad ni el derecho de publicar imágenes de la serie. NBC ha declarado que no es propietaria de las imágenes de la serie y que sólo las licenció de Burnett para su transmisión.

Escribiendo para Slate en un artículo publicado la semana pasada, Pruitt describió una reunión con Trump en el set de la sala de juntas del programa, donde se hizo famoso por despedir a los concursantes.

Según el relato de Pruitt, uno de los gerentes de la compañía de Trump sugirió elegir a Jackson en lugar de Bill Rancic, el otro concursante restante y un hombre blanco. Después de un debate sobre la actuación de Jackson en el programa, escribe Pruitt, Trump hizo una mueca antes de preguntar si Estados Unidos aceptaría que ganara un hombre negro, refiriéndose a Jackson por el insulto racista.

Pruitt dijo que denunciaba ahora porque su acuerdo de confidencialidad, que conllevaba una posible multa de 5 millones de dólares si se violaba, expiró este año. Dijo a la AP que recordó todas las citas de su artículo lo mejor que pudo y que la conversación fue grabada.

“Está a punto de postularse para un segundo mandato como presidente de Estados Unidos y lo escuché usar un término que debería haberlo anulado y lo habría anulado de la política para siempre si más gente hubiera oído hablar de él”, dijo Pruitt. “Cualquiera que sea capaz de usarlo no debería estar liderando el país”.

La campaña de Trump negó la afirmación de Pruitt de que Trump usó el insulto. “Demuéstrenlo”, escribió Cheung, el portavoz de la campaña, en la plataforma X, y agregó que los aliados de Biden estaban “vendiendo” la historia “porque Biden está perdiendo el apoyo de los estadounidenses negros”. El presidente demócrata ha visto caer drásticamente su apoyo entre los votantes negros desde que asumió el cargo.

En 2005, un año después de que Pruitt afirmara que Trump usó el insulto, el expresidente propuso una versión de “negros” contra “blancos” de “The Apprentice” en “The Howard Stern Show”, diciéndole a los oyentes que estaba considerando crear un episodio que enfrentara a “nueve negros contra nueve blancos, todos personas altamente educadas, muy inteligentes, fuertes y hermosas”.

En una entrevista, Jackson dijo que Trump nunca le dijo el insulto en la cara. Pero dijo que el relato de Pruitt y la conversación sobre una supuesta grabación de Trump pusieron de relieve la incapacidad de la nación para resolver cuestiones más amplias sobre qué tipo de discurso tolerarán los votantes en 2024.

“El mayor problema para mí es que nada de esto realmente importa porque Estados Unidos se siente completamente cómodo con el racismo abierto y encubierto. Y si hay una pistola humeante que diga que Trump se refirió a mí usando el insulto N y mañana aparece una grabación, ¿qué cambiará eso? ¿Cómo marcará eso la diferencia?”, dijo Jackson, presidente de su propia firma consultora de marketing, diversidad e inclusión.

PRESIÓN POLÍTICA

Trump, el virtual candidato republicano, argumenta que las políticas migratorias y económicas de Biden han privado a las comunidades negras de empleos y recursos. Él y sus aliados han sugerido que puede reducir los márgenes de Biden con los votantes negros, que durante mucho tiempo han sido un electorado demócrata fundamental.

También ha tratado de capitalizar sus cargos penales y sugirió en febrero a una audiencia mayoritariamente negra que los afroamericanos se identificarían más con él porque había sido acusado.

Biden realizado varias medidas que benefician a los estadounidenses negros, incluidos más fondos para colegios y universidades históricamente negros, la condonación de la deuda de préstamos estudiantiles federales y los indultos por cargos federales de posesión de marihuana. Su campaña también ha buscado llamar la atención sobre el pasado de Trump.

El lunes, la campaña de Biden publicó un video de TikTok con la cobertura de las acusaciones de Pruitt, así como la afirmación de Omarosa Manigault Newman, quien pasó de ser una concursante de un programa a asistente de la Casa Blanca y a una crítica de Trump, de que había escuchado una grabación de Trump usando el insulto.

“Donald Trump es exactamente quien todos sabíamos que era: un racista de toda la vida”, dice una mujer en el TikTok. “Los votantes negros echaron a Donald Trump de la Casa Blanca en 2020, y lo volveremos a hacer en noviembre”.

Marshawn Evans Daniels, quien fue una de las dos concursantes negras que compitieron en la cuarta temporada de “The Apprentice”, dijo que nunca escuchó a Trump usar lenguaje racista en el set.

”‘The Apprentice’ fue un bautismo en los niveles más altos de los negocios y siempre fui elogiada”, dijo Evans Daniels, abogada, autora y consultora. “Nunca tuve una experiencia negativa, pero eso no suele suceder cuando estás en la sala”.

Esa misma temporada, el ganador Randal Pinkett fue recompensado con un trabajo para Trump. Pero Pinkett, quien también es negro, dijo que Trump lo trató de manera diferente a otros ganadores anteriores y le pidió que compartiera su título con un concursante blanco.

“Si le doy a Donald el beneficio de la duda, entonces lo que me hizo fue racialmente insensible”, dijo Pinkett, ahora director ejecutivo de una firma consultora internacional que también ha criticado anteriormente a Trump. “Si no le doy el beneficio de la duda, que no lo hago, fue racista. Y, por lo tanto, no me sorprende que diga el insulto N”.

___

Burke reportó desde San Francisco y Kinnard desde Columbia, Carolina del Sur.

___

El equipo de investigación global de AP está disponible en Investigative@ap.org.

Anuncio