Anuncio
Share
EEUU

En el aniversario del gran terremoto de 1906, California enfrenta dificultades para prepararse para un gran sismo

sismo1

Daños del terremoto de 1906 (AP)

(Los Angeles Times)

El gran terremoto de San Francisco de 1906, que cumplió 112 años, alertó a California ante los peligros de estos fenómenos.

Otros igualmente destructivos seguirían: Long Beach, en 1933; Sylmar,en 1971; Loma Prieta, en 1989; y Northridge, en 1994. Pero ninguno tan fuerte como el de 1906, que dejó 3,000 personas muertas y, combinado con un gran incendio, más del 80% de la ciudad de San Francisco destruida.

Más de un siglo después, California todavía está lidiando con ese legado. Algunas ciudades se encuentran ahora realizando nuevos esfuerzos para modernizar los edificios y protegerlos mejor durante un gran terremoto. Estos esfuerzos están lejos de ser uniformes en todo California, y los expertos dicen que todavía muchas personas y edificios son vulnerables.

Aquí hay un desglose de lo que se está haciendo, y de lo que no.

Anuncio

Edificios de concreto

Los Ángeles es la más grande de las pocas ciudades en reglamentar lo que los funcionarios consideran uno de los tipos de edificios más peligrosos. Una ley exige el reacondicionamiento de cientos de edificios de concreto, que son consideradas una de las estructuras más vulnerables de California. Pero los expertos temen que un gran terremoto afecte al sur de California antes de que venza el plazo para arreglarlos. Estas estructuras fueron el tema de una investigación publicada en el Times, en 2013.

Anuncio

Hay un 60% de posibilidades de que un terremoto de magnitud 6.7 – similar al temblor de 1994, en Northridge - o mayor, golpee el área de Los Ángeles en los próximos 30 años, dijo el geofísico del Servicio Geológico de los Estados Unidos, Morgan Page.

El esfuerzo de L.A. ahora está alcanzando un punto clave, con la ciudad dando órdenes a los propietarios de aproximadamente 1,500 edificios de concreto que se cree que están en riesgo, y que se ubican en el centro de la ciudad, el Westside, el Valle de San Fernando y otros áreas.

Para los propietarios que reciben esas ordenanzas, el costo financiero podría ser considerable. La remodelación podría costar millones de dólares. No hay subsidios públicos disponibles para ayudar a pagar el trabajo. Algunos propietarios han expresado su preocupación sobre cómo lo harán.

La naturaleza letal de estos edificios se hizo evidente en Los Ángeles hace casi medio siglo, cuando 52 personas murieron en el colapso de varias estructuras de concreto, incluidos hospitales, en el terremoto de Sylmar en 1971. Los edificios volvieron a colapsar en 1994 durante el terremoto de Northridge. Los esfuerzos en la década de 1990 para arreglarlos se diluyeron en medio de las preocupaciones de los propietarios sobre los costos.

Los expertos en terremotos dicen que hasta 50 edificios de concreto en la ciudad de L.A., que albergan a miles de personas, podrían colapsar en un terremoto. Su derrumbe depende en parte de dónde sea el epicentro del terremoto y qué tan grande sea.

sismos3

Daño del sismo de Northridge (Los Angeles Times)

(Los Angeles Times)

Apartamentos con una “estructura fragil”

Anuncio

Los Ángeles y San Francisco -y algunas ciudades más pequeñas- están requiriendo modificaciones de sus apartamentos de madera con construcciones débiles.

Los inspectores de Los Ángeles pasaron cerca de dos años desarrollando una lista de 13,500 edificios de construcciones frágiles que probablemente necesitarán fortalecimiento sísmico. Estos apartamentos, que cuentan con endebles primeros pisos que a menudo sirven como espacios de estacionamiento, se hicieron populares después de la Segunda Guerra Mundial, mientras Los Ángeles se extendía hacia el norte en el Valle de San Fernando y al oeste rumbo al océano.

Pero también han demostrado ser vulnerables a los temblores violentos. Dichos edificios colapsaron en el terremoto de Loma Prieta en 1989, y en el terremoto de Northridge en 1994, incluido un edificio de apartamentos donde murieron 16 personas.

Se ha notificado a los propietarios de cada edificio, y varios de ellos ya han comenzado el proceso de retro adaptación. Las modificaciones pueden costar hasta $ 130,000, lo que ha despertado inquietudes de propietarios y residentes que sienten la presión del aumento de los alquileres y la crisis inmobiliaria.

Haga clic aquí para buscar en nuestra base de datos del edificios afectados por dirección.

Otras ciudades que se ocupan de esto incluyen Santa Monica, West Hollywood y Berkeley.

sismos4

Daños del terremoto de Napa 2014. (Los Angeles Times)

(Los Angeles Times)

Anuncio

Casas unifamiliares

Mientras que los hogares familiares tradicionalmente han sido vistos por expertos como menos propensos a que un terremoto les afecte, las muertes son probables, y las consecuencias financieras pueden ser catastróficas.

Los propietarios que enfrentan un daño mayor pueden tener que pagar una factura de cientos de miles de dólares y años de vivir fuera de su hogar para reparar el daño, todo mientras siguen pagando la hipoteca, dicen los expertos. Solo alrededor del 10% de los propietarios de viviendas de California tienen seguro contra terremotos.

Algunos californianos han comenzado a realizar modificaciones contra terremotos para sus hogares unifamiliares, aprovechando un programa de subsidios que ha sido financiado por la Autoridad de Terremotos de California y la Legislatura estatal.

Particularmente vulnerables son las casas de un estilo construido típicamente antes de 1979, que constan de pocos escalones arriba del suelo.

Hay un problema cuando la casa está unida a la base por una pared corta y endeble, conocida como “muro de pared "- eso crea un espacio de arrastre. Esta pared y las vigas de madera que mantienen la casa fuera del suelo, a menudo no se han sujetado firmemente a la base. Por lo tanto, en un terremoto, la falta de soporte entre la casa y la base puede causar que la casa se desplace, como si la sacudida hubiera roto las rodillas del edificio. Puede ser una reparación costosa: levantar la casa a muchos pies de altura y verter una nueva base antes de volver a bajar la casa. Propietarios de muchas casas han sufrido tal daño.

sismos5

Terremoto en Paso Robles (Los Angeles Times)

(Los Angeles Times)

Edificios de ladrillo

California aprendió los peligros de la construcción de ladrillos cuando un gran terremoto golpeó Long Beach en 1933, escuelas, iglesias y tiendas quedaron en ruinas. Aproximadamente 120 personas murieron. Estos edificios de albañilería no reforzados (URM, por sus siglas en inglés) son vulnerables porque el mortero esencialmente se desmorona durante la sacudida, derribando el techo y las paredes.

Ciudades a lo largo de California ahora prohíben este tipo de construcciones. Los URM que ya se habían construido fueron abandonados a su suerte. Pero a medida que su historia de destrucción continuó - Sylmar en 1971, Loma Prieta en 1989 - varias ciudades se dieron a la tarea de compilar una lista de direcciones y forzar a los propietarios a demoler o agregar refuerzos a sus edificios de ladrillo.

En Los Ángeles, después de tres décadas de presionar a los propietarios de alrededor de 8,080 de estas estructuras, los funcionarios dicen que ahora solo quedan tres en la ciudad que aún necesitan ser modernizados o demolidos.

Cuando ocurrió el terremoto de Northridge en 1994, las modificaciones demostraron salvar vidas: ni una sola persona murió en este tipo de edificio. Cuando un terremoto de magnitud 6.5 en el 2003, azotó el centro de Paso Robles, las dos personas que murieron fueron encontradas aplastadas bajo una avalancha de ladrillos afuera de un edificio histórico no modificado. El techo se había deslizado sobre la acera, llevándose la torre del reloj. (La ciudad, que tenía una ley de modificación en los archivos, le había dado al propietario hasta 2018 para completar el fortalecimiento sísmico).

Pero una región está particularmente retrasada. Un análisis del Times a principios de 2018 descubrió que hasta 640 edificios en más de una docena de ciudades de Inland Empire, incluyendo Riverside, Pomona y San Bernardino, han sido marcados como peligrosos.

Pero siguen sin modificarse a pesar de décadas de advertencias, según el análisis del Times sobre los últimos registros de construcción y seguridad. Estas ciudades están muy atrasadas con relación a las regiones costeras de California, que han modernizado miles de edificios después de que los devastadores terremotos expusieran cuán mortales pueden ser.

Para leer esta nota en inglés, haga clic aquí.


Anuncio