Advertisement

Patrulla Fronteriza reasignará personal y liberará migrantes a medida que aumente el cruce ilegal de familias

Patrulla Fronteriza reasignará personal y liberará migrantes a medida que aumente el cruce ilegal de familias
En esta foto tomada el 23 de diciembre de 2018, un oficial de la Patrulla Fronteriza hace sus rondas cerca del centro de El Paso. (Paul Ratje / AFP / Getty Images) (Getty Images)

La Patrulla Fronteriza planea liberar a un gran número de familias migrantes en varios lugares a lo largo de la frontera sur en los próximos días, expandiendo una práctica que comenzó la semana pasada en el sur de Texas.

"Hay que hacer algo", dijo el pasado miércoles un funcionario de la Patrulla Fronteriza, informando a un grupo de reporteros con la condición de no ser identificado. "Estamos a máxima capacidad en todas partes".

Advertisement

El Valle de Río Grande de Texas y el área de El Paso han visto la mayor afluencia de familias migrantes, la semana pasada muchos habían sido puestos bajo custodia en la frontera, pero la Patrulla Fronteriza, en una rara acción, liberó a más de 2.000 migrantes en el valle, dijeron las autoridades.

Algunos de los migrantes dijeron que ellos y sus hijos habían estado recluidos durante una semana en condiciones miserables antes de que finalmente fueran puestos en libertad con avisos para presentarse en el tribunal de inmigración.

Advertisement

Normalmente, la agencia transfiere a los migrantes a Inmigración y Control de Aduanas para que sean procesados ​​y puestos en detención o puestos en libertad mientras esperan las audiencias judiciales. Pero a medida que se llenan las instalaciones de ICE, la agencia dejó de aceptar transferencias de la Patrulla Fronteriza.

Los albergues locales, que ya están batallando para atender a un gran número de familias recientemente liberadas, se están preparando para más.

Según el funcionario de la Patrulla Fronteriza, se planean grandes liberaciones en El Paso, Yuma, Arizona, San Diego y posiblemente Del Río, Texas.

"Estamos muy mal financiados en estas instalaciones", dijo. "Es una responsabilidad tener personas bajo nuestra custodia durante tanto tiempo".

Advertisement

Rubén García, director del refugio de la Casa de Anunciación en El Paso, dijo que tenía previsto reunirse con los oficiales de la Patrulla Fronteriza el próximo miércoles por la noche para discutir cuántos migrantes serán liberados. No está seguro a dónde irán las familias. Los refugios del área ya estaban casi llenos el pasado miércoles, cuando ICE liberó a 750 migrantes más.

"Apenas teníamos espacio para ellos", dijo García.

El número total de migrantes capturados cruzando la frontera ilegalmente todavía está muy por debajo de los puntos altos de principios de la década de 2000. Pero el aumento de familias, cuya atención presenta más desafíos en comparación con los migrantes que viajan solos, ha abrumado las instalaciones de Estados Unidos.

De los 66.450 migrantes capturados el mes pasado, más de la mitad viajaban con familiares. Otros 9.653 inmigrantes llegaron a los cruces fronterizos con sus familiares y solicitaron asilo.

La Patrulla Fronteriza espera que la cantidad total de migrantes detenidos este mes llegue a 100.000, más del doble que en marzo pasado. Alrededor de 55.000 vendrán con familias, incluyendo 40.000 niños.

Después de que el presidente Trump declarara una emergencia nacional en la frontera para pagar la construcción de su prometido muro, el Congreso aprobó $415 millones para mejorar la atención médica y la detención de las familias migrantes, incluido un nuevo centro de procesamiento con espacio para 800 migrantes en El Paso. Pero ese no se abrirá hasta dentro de algunos meses y tampoco abordará el hacinamiento en otras ciudades fronterizas.

Hasta el pasado martes, el centro de procesamiento que alberga a miles de migrantes en el Valle de Río Grande tenía una capacidad del 245%, dijo el funcionario de la Patrulla Fronteriza. El hacinamiento había alcanzado niveles similares en Yuma, El Paso y McAllen, Texas.

"Donde solía haber menos movimiento [en el valle de Río Grande], ahora se está extendiendo", dijo el funcionario.

Advertisement

Durante una visita a El Paso el pasado miércoles, el Comisionado de Aduanas y Protección Fronteriza de los Estados Unidos, Kevin McAleenan, advirtió que la agencia había llegado a "un punto de quiebre" y que estaba "enfrentando una crisis humanitaria y de seguridad fronteriza sin precedentes en toda la frontera suroeste".

"Estamos haciendo todo lo posible para simplemente evitar una tragedia", dijo. "Pero con estos números, con los tipos de enfermedades que estamos viendo, me temo que sólo es una cuestión de tiempo".

La Patrulla Fronteriza se vio obligada a aumentar las evaluaciones médicas de migrantes en diciembre pasado, luego de que dos niños guatemaltecos murieron bajo su custodia en el área de El Paso. Los médicos forenses estatales aún no han publicado los informes de autopsia de los niños.

Ahora, la Patrulla Fronteriza hospitaliza a unos 60 migrantes a lo largo de la frontera cada día, dijo McAleenan. Durante la última semana, dijo, los bebés tuvieron fiebres de 105 grados, un niño de 2 años sufrió convulsiones en el desierto y un hombre de 40 años que sufrió insuficiencia orgánica se negó a la cirugía.

La Patrulla Fronteriza está reasignando temporalmente a 750 oficiales de aduanas para ayudar a los agentes de la Patrulla Fronteriza a procesar, transportar y proteger a las familias migrantes, dijo McAleenan. Esto es aparte de los 85 agentes que ya habían sido reasignados este año de la frontera norte a la frontera sur.

La remoción de cientos de agentes, probablemente causará retrasos en el tránsito en los cruces fronterizos durante las horas pico de tráfico en las vacaciones de Semana Santa, un periodo donde son usuales las visitas de familiares transfronterizos, dijo.

La Patrulla Fronteriza también cerró de manera inusual numerosos controles de carreteras en su sector de El Paso, que incluye 268 millas de frontera en Texas y Nuevo México.

El oficial de la Patrulla Fronteriza dijo que los puestos de control también podrían cerrarse en otras áreas de la frontera, incluido el Valle de Río Grande, si el flujo de familias migrantes no disminuye.

Para leer esta nota en inglés, haga clic aquí

Advertisement
Advertisement