Advertisement

Las tropas estadounidenses enviadas a la frontera emprenderían el regreso a casa esta semana

Las tropas estadounidenses enviadas a la frontera emprenderían el regreso a casa esta semana
Es probable que las primeras tropas en retirarse sean unidades de ingeniería que ya hayan terminado de instalar alambres de púas y de construir obstáculos en los puntos fronterizos (Luis Sinco / Los Angeles Times). (Los Angeles Times)

Casi 6,000 soldados estadounidenses que fueron enviados de urgencia a la frontera con México poco antes de las elecciones de mitad de mandato podrían comenzar a retirarse esta semana, pero los funcionarios de la administración de Trump, preocupados por abreviar la misión demasiado rápido, están retrasando su partida.

Los funcionarios creen que las tropas en servicio activo pueden ser necesarias para ayudar a los agentes de la Patrulla Fronteriza a medida que las caravanas de inmigrantes de América Central se acercan a la frontera con intención de buscar asilo en Estados Unidos, afirmó un funcionario de Defensa.

Advertisement

Los funcionarios estadounidenses están discutiendo si otorgan a las tropas la autoridad para proteger al personal de la Patrulla Fronteriza en caso de que se enfrenten a violencia por parte de los migrantes, según CNN. El uso de la fuerza tendría que ser "proporcional" a la amenaza.

Actualmente, las tropas a lo largo de la frontera tienen prohibido el uso de la fuerza, excepto para autoprotección.

Advertisement

La decisión de permitir que las tropas brinden seguridad a la Patrulla Fronteriza representaría una ampliación significativa de su misión.

También podría plantear preguntas sobre si la misión cumple con una ley estadounidense que prohíbe a las tropas activas ejercer funciones de cumplimiento de la ley a nivel nacional.

El Pentágono ya había rechazado una propuesta similar en deliberaciones internas antes de que las tropas se desplegaran originalmente a fines de octubre, según el funcionario, quien habló en condición de anonimato.

Es probable que las primeras tropas en retirarse sean unidades de ingeniería que ya hayan terminado gran parte de la instalación de alambres de púas y la construcción de obstáculos en los puntos de cruce.

Advertisement

Los funcionarios del Pentágono han afirmado anteriormente que las órdenes de envío de tropas a la zona limítrofe especificaban que éstas estaban autorizadas hasta el 15 de diciembre, a menos que el Departamento de Seguridad Nacional solicitara una extensión.

De aprobarse una ampliación de ese plazo, remarcaron los funcionarios, el objetivo es tener a todas las tropas de regreso para la Navidad.

El impulso para enviar las tropas a casa más rápidamente, reportado por primera vez por Político, proviene de los comandantes, según quienes no hay razón para mantenerlas alejadas de sus familias en el Día de Acción de Gracias, después de que su misión asignada ya se ha cumplido.

Los funcionarios de Trump podrían temer que el inicio de la retirada intensifique las críticas de que el despliegue fue motivado políticamente, en lugar de un uso necesario de las tropas militares. Algunos legisladores prometieron iniciar una investigación del operativo en el Congreso, cuando los demócratas tomen el control de la Cámara, en enero próximo.

El presidente Trump ordenó el despliegue días antes de las elecciones del 6 de noviembre, en respuesta a lo que repetidas veces advirtió como una "invasión" de migrantes que se desplazaban hacia el norte a través de México en una caravana.

Aproximadamente 5,900 soldados en servicio activo se desplegaron a lo largo de la frontera en California, Texas y Arizona, uno de los mayores despliegues de este tipo en décadas. La mayoría de ellos están desarmados y tienen restricciones para interactuar con migrantes.

Trump afirmó en un momento que podrían necesitarse hasta 15,000 soldados para asegurar la frontera.

Los críticos destacaron que el presidente estaba politizando a los militares y exagerando la amenaza para irritar a sus partidarios en pos de obtener una ventaja política. Después de las elecciones, el mandatario dejó de hablar de las caravanas.

Advertisement

Cientos de migrantes han llegado en los últimos días a Tijuana. Los informes de un posible intento por parte de algunos de ingresar ilegalmente a través del Puerto de Entrada de San Ysidro provocaron la suspensión temporal de las operaciones allí el lunes 19 de noviembre, temprano, indicaron las autoridades.

Si efectivamente se procede al retiro de tropas a finales de noviembre, ello probablemente significaría que se irían antes de que algunas de las caravanas migratorias hayan llegado a la frontera.

Además de unidades de ingeniería, el Pentágono envió unidades de policía militar, logística y helicópteros, junto con un pequeño número de especialistas de infantería, asuntos públicos y otros militares.

En una visita a la ciudad fronteriza de Donna, en Texas, el pasado 14 de noviembre, el secretario de Defensa, James N. Mattis, destacó que las tropas terminarían de instalar barreras y otras tareas iniciales dentro de una semana o 10 días, aunque adelantó que se esperaban más pedidos de ayuda por parte del Departamento de Seguridad Nacional.

Para leer esta nota en inglés, haga clic aquí.

Advertisement
Advertisement