Anuncio
Share

Los jueces rechazan cada vez más solicitantes de asilo, mientras la administración endurece el proceso migratorio

La cantidad de casos de asilo en los que los jueces de inmigración consideran que un inmigrante tiene un “temor creíble” a la persecución, disminuyó notablemente este 2018; un cambio que conlleva deportaciones más veloces y brinda un vistazo a la reducción de ese beneficio para muchas personas ocurrido durante la administración Trump, según un informe dado a conocer el 30 de julio.

Investigadores de Transactional Records Access Clearinghouse, en la Universidad de Siracusa, informaron que según los jueces de inmigración, los solicitantes de asilo proporcionaron suficiente evidencia de un miedo creíble en el 14.7% de los casos escuchados desde enero de 2018, casi la mitad del mismo período en el año anterior.

Los inmigrantes que demuestran que sus temores son creíbles pueden permanecer en EE.UU. y avanzar a la siguiente etapa del proceso de asilo. Los que no, están sujetos a la deportación. El temor creíble a la persecución puede basarse en la religión, la raza o la opinión política del solicitante, o por su afiliación o participación en un grupo social específico.

Las revisiones de miedo creíbles se aplican a muchos padres que ahora llegan a la frontera suroeste con menores.

La disminución de las resoluciones favorables se produce al tiempo que los funcionarios del actual gobierno criticaron los casos de asilo “sin mérito”. En octubre de 2017, el procurador general Jeff Sessions pidió a los magistrados de inmigración que elevaran “el estándar de pruebas en las entrevistas de temor creíble”.

Anuncio

En junio, Sessions ordenó a los jueces de inmigración que dejaran de otorgar asilo a la mayoría de las víctimas de abuso doméstico y violencia de pandillas, una medida que podría impedir que decenas de miles de individuos, especialmente mujeres, busquen refugio en Estados Unidos.

Los resultados variaron ampliamente según el juez y la región, detectó el informe. Desde octubre de 2015, por ejemplo, los magistrados en Arlington, Virginia, consideraron que los solicitantes de asilo que comparecían ante ellos, habían establecido un temor creíble de persecución en el 60% de los casos. En El Paso, en cambio, dieron una resolución favorable en menos del 10% de los casos. Los jueces en Los Ángeles encontraron temor creíble en aproximadamente el 20% de las ocasiones, lo cual los ubica en el rango medio de los magistrados de inmigración a nivel nacional.

“Está claro hace tiempo que el nivel extremo de disparidad ahora presente en la adjudicación de asilo, es inconsistente con el compromiso de nuestro país con la justicia igualitaria y el estado de derecho”, remarca el informe.

Los estudios previos de la universidad captaron grandes disparidades en cuanto a quién recibe asilo finalmente, dependiendo del juez de inmigración que lleve el caso. El nuevo informe es el primero en documentar ese tipo de amplias variaciones en las etapas iniciales del proceso de solicitud de asilo.

Para leer esta nota en inglés, haga clic aquí.


Anuncio