Anuncio
Share
EEUU

Maestro de Stockton condenado a cadena perpetua por incesto cometió abuso sexual por largo tiempo

Un maestro de educación especial de Stockton ha sido condenado a cadena perpetua por abusar sexualmente de menores, incluidos sus propios hijos, durante casi 20 años.

Rodney Flucas, de 50 años, fue sentenciado a cadena perpetua el 12 de febrero por transportar a menores con la intención de participar en actividades sexuales delictivas.

Flucas también fue sentenciado a 10 años por transportar a su hija a través de las carreteras estatales para cometer incesto y 20 años por intento de manipulación de testigos, según un comunicado de prensa de la oficina del fiscal de EE.UU.

Flucas abusó de cuatro de sus hijas, un hijo y otras dos mujeres jóvenes, comenzando cuando eran menores de edad, y enfrentaba  acusaciones de que embarazó a dos de sus hijas y a una de las amigas de su hija, según muestran los documentos del tribunal.

Anuncio

Las pruebas de ADN confirmaron que es el padre de 10 niños nacidos de sus víctimas, incluidos tres hijos nacidos de una de sus hijas, dijo la oficina del fiscal de Estados Unidos.

El abuso comenzó en el año 2000, cuando Flucas vivía con su familia en Valdosta, Georgia, según las pruebas presentadas en el juicio. Allí, era propietario o alquilaba al menos cuatro casas en la misma calle donde vivían su esposa, su ex esposa, otras parejas y varios hijos.

Se mudó con su familia a Americus, Georgia, en 2014, luego de que la abuela de cuatro de los hijos de Flucas hizo denuncias que llevaron a una investigación por parte de la División de Servicios para Familias y Niños de Georgia, según el comunicado de prensa.

En septiembre de 2014, Flucas se mudó con su familia a Klamath Falls, Oregon, donde comenzó a abusar sexualmente de una niña de 15 años que se hizo amiga de su hija, según los registros judiciales. La niña se mudó a la casa de Flucas y quedó embarazada, al igual que una de las hijas adultas de Flucas por tercera vez.

Anuncio

Flucas y su familia, incluida la amiga de su hija, se mudaron a Stockton en 2015, donde obtuvo un trabajo como profesor para estudiantes sordos y con problemas de audición.

Los fiscales dijeron que trató de ocultar el abuso socavando la credibilidad de sus víctimas y ordenándoles mentir a las autoridades de protección de menores y a la policía.

El mantra de la familia era: “Lo que sucede en la familia, se queda en la familia”, según el comunicado de prensa.

El abuso fue descubierto en 2017, cuando una de las hijas adolescentes de Flucas se estrelló con un poste de luz con la esperanza de que su muerte llevara a los funcionarios a descubrir el abuso de su padre, según los registros. La joven fue llevada a un hospital, donde confesó a las autoridades los incidentes, dijo la oficina del fiscal de Estados Unidos.

Antes del colapso, Flucas buscó online la tasa de conversión del dólar estadounidense al peso mexicano, así como los lugares para mudarse, incluidos China, Kenia, Etiopía y Canadá, según las pruebas presentadas en su juicio.

Los fiscales dijeron que el hombre le dijo a dos de sus víctimas que los llevaría a un lugar donde creía que el incesto era legal para continuar con el abuso, incluidos Nueva Jersey, Rhode Island y Suiza.

Para leer esta nota en inglés, haga clic aquí.


Anuncio