Advertisement

Primer discurso del Estado de la Unión de Trump: algunas cosas que observar

Primer discurso del Estado de la Unión de Trump: algunas cosas que observar
El vicepresidente Mike Pence, izquierda, y el presidente de la Cámara Paul Ryan, a la derecha, aplauden mientras el presidente Trump pronuncia su primer discurso en una sesión conjunta del Congreso en febrero pasado. Hoy por la noche dará su primer discurso oficial del Estado de la Unión. (Jim Lo Scalzo / EPA) (Los Angeles Times)

El presidente Trump es conocido por romper las normas, pero el martes por la noche cumple con una tradición centenaria: pronuncia su primer discurso sobre el Estado de la Unión en una sesión conjunta del Congreso, el Tribunal Supremo, diplomáticos extranjeros y un público de televisión nacional.

Hace casi un año, se dirigió al Congreso y a una audiencia de televisión en horario estelar del Capitolio, pero por tradición el primer informe del presidente sobre el Estado de la Unión, basado en un requisito constitucional, no ocurre hasta después de un año en el cargo.

Advertisement

Trump se jactará de que la economía ha mejorado, y los asistentes prometen un discurso inspirador distinto al de su discurso inaugural. Aunque hablará con la ayuda de un teleprompter (una vez dijo que eso debería ser ilegal para los presidentes), Trump a menudo se sale del guión. Ya sea que esté viendo televisión o un teléfono, aquí hay algunas cosas que debe observar.

Detalles, detalles, detalles: debido a que estos discursos llegan a principios de año y atraen la atención de millones de personas, los presidentes los utilizan para ofrecer una gran cantidad de propuestas para establecer la agenda nacional. Bill Clinton, un experto en política, agotó a sus oyentes por su larga lista de deseos. Los mejores discursos se centran en algunas prioridades para obtener apoyo público y señalar a los legisladores lo que realmente le importa al presidente.

Advertisement

Busque en las palabras de Trump un énfasis en la iniciativa para desarerollar la infraestructura y sus propuestas de inmigración presentadas recientemente. Esos temas ofrecen oportunidades a Trump para construir una coalición bipartidista -de hecho, ninguno de los dos temas pasará sin una colaboración bipartidista- pero lo que los demócratas saben hasta ahora sobre ambas propuestas los ha dejado fríos. Si enfatiza las restricciones de inmigración de línea dura y muy poco dinero para obras públicas, busque los ademanes de los demócratas que se expresaran muy seguramente a través de sus manos.

Aplausos, o el sonido de una mano aplaudiendo: los demócratas harán muchos gestos con sus manos, dada su antipatía hacia Trump. A menudo, el aplauso frecuente vendrá únicamente del lado de los republicanos. Los demócratas, tal vez muchos, aplaudirán ocasionalmente cuando Trump promueva cosas que les gustan, por ejemplo, la infraestructura y los inmigrantes, o cuando ataque los acuerdos comerciales.

Si bien las ovaciones bipartidistas serán difíciles de observar, un tributo a las tropas y la introducción tradicional de héroes nacionales sentados en la galería con la primera dama, podrán provocar que el público se ponga de pie. Busque las protestas  en la galería, pero no en el piso VIP.

Hablando de la primera dama: Melania Trump ha sido vista poco en público, y en absoluto con su marido, desde que el Wall Street Journal reportó hace 18 días que un abogado de Trump le había pagado a una estrella porno 130,000 dólares antes de las elecciones de 2016 para mantenerse en silencio sobre un supuesto amorío. Posteriormente, Melania Trump se ausentó la semana pasada en un viaje planeado con el presidente a Davos, Suiza, y en cambio viajó al estado de Florida.

Advertisement

Hasta el lunes, su oficina ofrecía solo una garantía tentativa de que asistiría la primera dama. Asumiendo que lo haga, flanqueada por los héroes invitados de la Casa Blanca, mire su lenguaje corporal y expresiones faciales.

Los verificadores profesionales de datos están de acuerdo: Trump ha dicho más cosas no ciertas que cualquier presidente antes que él. Los discursos sobre el Estado de la Unión normalmente están bien investigados, a diferencia de los tweets de Trump y las declaraciones improvisadas. Sin embargo, el presidente dice rutinariamente cosas que han sido ampliamente desacreditadas. Los comunicados oficiales de la Casa Blanca, por ejemplo, dicen que los recientes recortes de impuestos son los más grandes de la historia, pero no es verdad. Los recortes fiscales bajo Reagan, Bush y Obama fueron todos más profundos..

"Rocket Man" y otros diplo-talk: los estadounidenses no son los únicos que estarán observando. Los aliados y enemigos extranjeros también prestaran mucha atención, muchos embajadores están en la audiencia y están especialmente atentos a Trump, cuya impulsividad ha sacudido a las capitales de todo el mundo.

Trump ha usado insultos coloquiales, como "Little Rocket Man" para describir al dictador norcoreano Kim Jong Un, o un poco de sarcasmo, como lo hizo al contrarrestar las críticas de la primera ministra británica Theresa May, pero principalmente lo hace en Twitter.

Tambien hay que observar como halara Trump acerca de los hombres fuertes que han tenido su favor, como el chino Xi Jinping y el ruso Vladimir Putin.

Trump hablará en lo que parece ser un momento decisivo en la larga investigación sobre la interferencia electoral de Rusia, la posible complicidad de los asociados de la campaña de Trump y las propias acciones de Trump que podrían obstruir la investigación. Se espera que el abogado especial busque su testimonio pronto, mientras que los republicanos pro-Trump están investigando a los investigadores del Departamento de Justicia y el FBI.

Eso hace que quizás el aspecto más buscado en el discurso de Trump sea: ¿hablará sobre la investigación, incluso dirá las palabras Rusia y Putin?

En 1974, cuando la investigación de Watergate se acercaba a su fin, un desafiante presidente Nixon dijo durante su discurso sobre el Estado de la Unión: "Un año de Watergate es suficiente". Casi seis meses después, renunció.

Advertisement

Para leer esta nota en inglés, haga clic aquí

Advertisement
Advertisement