Share
EEUU

Trump vs.'Dreamers': La Corte Suprema decidirá sobre DACA durante el año electoral

daca

La Corte Suprema en Washington, D.C. (J. Scott Applewhite / Associated Press)

(Associated Press)

Después de meses de retraso, los jueces anunciaron que escucharían argumentos en el otoño sobre si la administración tiene la autoridad para “acabar” con el programa que suspendió la deportación de estos jóvenes inmigrantes que fueron traídos al país cuando eran niños.

Según el calendario del tribunal, la decisión no se dictará hasta finales de la primavera del año que viene, en momentos en que la campaña presidencial estará en pleno apogeo.

La larga disputa legal ha sido una fuente de ansiedad para los casi 700.000 adultos jóvenes cubiertos por el programa. Ellos han estado viviendo y trabajando en EE.UU legalmente bajo el programa de la administración de Obama. Pero si se permite que Trump termine la Acción Diferida para las Llegadas de Niños, o DACA, ellos podrían estar sujetos a la deportación a países en los que nunca han estado.

La discusión ha sido origen de frustración para los abogados de la administración Trump, quienes han tratado por un año y medio de llevar el asunto ante la corte suprema.

Anuncio

Es posible, aunque poco probable, que la intervención de la corte impulse al Congreso y a la Casa Blanca a resolver el estatus de los soñadores a través de una nueva legislación.

La decisión llega un día después de que la Corte Suprema le diera un duro revés a Trump al dictaminar que la administración no había ofrecido una explicación legítima para añadir una pregunta sobre la ciudadanía al censo de 2020. Los jueces que fallaron en contra de la decisión del mandatario sobre poner fin a DACA dijeron lo mismo, que si la administración podía derogar una política adoptada anteriormente, necesitaba ofrecer una explicación válida para finalizarla.

En la opinión emitida el jueves sobre el caso del censo, el juez presidente John G. Roberts Jr. dijo que la administración tiene la autoridad para hacer cambios en el mismo. “No es inapropiado” que los funcionarios de una nueva administración “entren en funciones con preferencias políticas e ideas”.

Pero la ley federal aún así requiere que la administración ofrezca una “explicación razonada” para cambiar la política del gobierno, dijo. Una justificación “artificiosa” no será suficiente, dijo.

Anuncio

A lo largo del litigio sobre la terminación de DACA, los abogados de la administración han tenido dificultades para proporcionar una explicación que satisfaga a los tribunales inferiores.

En 2012, el presidente Obama y la entonces secretaria de Seguridad Nacional Janet Napolitano anunciaron que suspenderían temporalmente la deportación de los jóvenes inmigrantes que habían llegado a este país cuando tenían menos de 16 años de edad y tenían registros limpios desde entonces. Aquellos que calificaron para la ayuda podían obtener permisos de trabajo.

Cuando Trump asumió el cargo en 2017, dijo que mostraría su “gran corazón” a los soñadores. Pero en septiembre de ese año, estuvo de acuerdo con la cancelación de la protección especial después de que el procurador general Jeff Sessions decretó que la orden de Obama era “inconstitucional”.

Se presentaron demandas en California para bloquear la revocación, incluyendo una de la Universidad de California y Napolitano, ahora su presidente. En enero de 2018, el juez de distrito William Alsup dijo que la acción de Trump se basaba en una “premisa legal defectuosa” porque Obama, como presidente, tenía la autoridad legal para suspender las deportaciones. Luego emitió una orden a nivel nacional que impedía que el desmantelamiento entrara en vigor. Posteriormente, los jueces de Nueva York y Washington, D.C. dictaron órdenes similares.

El procurador general Noel Francisco, en representación de la administración Trump, pidió al tribunal superior que se hiciera cargo del caso de inmediato, pero los jueces se negaron. En noviembre, el Tribunal de Apelaciones del 9º Circuito de los Estados Unidos confirmó la orden de Alsup en una decisión de 3-0.

Francisco entonces pidió de nuevo a los jueces que se apresuraran a conceder la revisión durante el invierno, que escucharan los argumentos esta primavera y que decidieran el asunto antes de las vacaciones de verano de la corte. Los jueces no han hecho nada hasta ahora.

El caso del Departamento de Seguridad Nacional contra los Regentes de la Universidad de California probablemente será programado para discutirse a finales del otoño.

Trump y sus abogados han insistido en que él tiene la autoridad legal para rescindir la política de DACA del entonces presidente Obama y que ningún juez puede interponerse en el camino.

Anuncio

Los jueces no estuvieron de acuerdo y dijeron que la revocación de una orden de inmigración amplia está sujeta a revisión en la corte. También afirmaron que los funcionarios de la administración Trump violaron la ley procesal federal al cambiar abruptamente una política regulatoria sin ofrecer una explicación legítima.

Hace tres años, la Corte Suprema estaba dividida equitativamente en una segunda y más grande orden de Obama que habría protegido a cerca de 4 millones de padres que estaban en el país ilegalmente pero que tenían hijos a los que se les permitió estar en Estados Unidos. Sin embargo, hasta que Sessions se convirtió en fiscal general, nadie había impugnado la anterior política de DACA por inconstitucional.

En defensa de Trump, Francisco argumentó que los jueces en California estaban interfiriendo erróneamente con la autoridad del presidente para establecer la política de inmigración. Instó a la Corte Suprema a que desestime a los jueces que “ordenan al gobierno a preservar una política que permite la violación de la ley federal por parte de 700.000 extranjeros que no tienen un estatus migratorio legal”.

 

Para leer esta nota en inglés, haga clic aquí


Anuncio