Anuncio
Share
Entretenimiento

Dudamel, Zubin Mehta y Salonen celebraron por todo lo alto los 100 años de la Filarmónica de Los Ángeles

duda 2.jpg
Dudamel, Zubin Mehta y Salonen ofrecieron una velada digna para celebrar los 100 años de una de las Filarmónicas más famosas del mundo.
(Cortesía LA Phil)

LA Phil celebró su Centenario con un programa muy especial que queda para la historia y la memoria del público y las grandes figuras del arte

En el año 1919, La Filarmónica de Los Ángeles ofreció su primer concierto y 100 años después de ese memorable día, la noche del 24 de octubre de 2019 solamente tres de los directores que la han hecho brillar se reunieron en el Walt Disney Concert Hall para celebrar un siglo de ese significativo debut musical.

El actual director musical y artístico de la llamada La Phil, el venezolano Gustavo Dudamel, fue el anfitrión y compartió el elegante escenario del centro angelino junto al director emérito Zubin Mehta y el conductor honorario Esa-Pekka Salonen, para ofrecer una velada de ensueño donde grandes celebridades del arte, invitados especiales y miembros de los medios fuimos testigos de esta magistral presentación de música clásica.

La celebración centenaria de La Filarmónica de Los Ángeles fue precedida por una alfombra roja por donde desfilaron figuras vinculadas al arte musical y de otros ámbitos como el director y cineasta mexicano, ganador de varios Oscar de la Academia Alejandro González Inárritu, quien se mostró muy emocionado al estar presente en este concierto y donde lo vimos aplaudiendo de pie a estos tres insignes conductores, que fueron encabezados por Dudamel.

Anuncio

“Es un infinito orgullo, honor, felicidad. Creo que 100 años son 100 años y es algo muy especial y creo que lo que se ha preparado para esta ocasión honra toda la historia de esta maravillosa familia”, señaló Gustavo Dudamel en su paso por la alfombra.

“Tener la oportunidad de trabajar con Esa-Pekka Salonen, con Zubin Mehta, con nuestros músicos maravillosos y con una obra a estrenar de Daniel Bjarnason… que más (puedo pedir)”, agregó el conductor venezolano.

Esta celebración marca la culminación de una temporada del año del Centenario, considerada una de las fechas más ambiciosas que haya llevado a cabo una orquesta, que ya mira hacia el próximo siglo de su existencia.

Arriba el telón

Anuncio

El primero en subirse al escenario del Walt Disney Concert Hall fue el conductor Esa-Pekka Salonen, cuyo estilo inquieto e innovador lo ha llevado a un constante reposicionamiento de la música clásica en el siglo XXI.

El actual director principal y asesor artístico de la Orquesta Filarmónica de Londres y laureado director de la Filarmónica de Los Ángeles, donde fue director Musical desde 1992 hasta 2009, ofreció una muestra de su talento y puso a vibrar a los presentes con su estilo único y elegante en la interpretación de Sinfonía No 4 (Lutoslawski).

Hoy Salonen es director artístico y cofundador del Festival Anual del Mar Báltico, que alcanza su decimoquinto año, en el que invita a artistas célebres a promover la unidad y la conciencia ecológica entre los países del Mar Báltico. Además se desempeña como asesor del Proyecto Sync, una iniciativa global para aprovechar el poder de la música para la salud humana.

duda.jpg
Dudamel además de ser el anfitrión, ofreció una magistral interpretación de Travinsky.
(LA Phil)

El segundo en entrar en escena fue Emérito Zubin Mehta, quien lo hizo acompañado de su bastón y sentado en el centro del escenario mostró su sobrio e intenso estilo para conducir a la centenaria filarmónica angelina como lo hizo en el pasado durante los años 60-70.

Esa noche de celebración, Zubin Mehta condujo las interpretacióones de Prelude to Die (Wagner) y La Valse (Ravel).

Originario de Bombay, Zubin Mehta recibió su primera educación musical bajo la guía de su padre; Mehli Mehta, un destacado violinista de concierto y fundador de la Orquesta Sinfónica de Bombay. Después de un breve período de estudios de medicina en Bombay, Zubin Mehta se fue a Viena en 1954, donde eventualmente ingresó al programa de dirección de Hans Swarowsky en la Akademie für Musik. Mehta ganó el Concurso Internacional de Dirección de Liverpool en 1958 y fue galardonada con el premio de la academia de verano en Tanglewood. Para 1961 ya había dirigido las orquestas filarmónicas de Viena, Berlín e Israel, y recientemente celebró 50 años de colaboración musical con los tres conjuntos.

Fue director musical de la Orquesta Sinfónica de Montreal de 1961 a 1967 y también asumió la dirección musical de la Orquesta Filarmónica de Los Ángeles en 1962, un puesto que conservó hasta 1978.

Y anoche hizo revivir esa época con LA Phil en los presentes que lo recibieron y lo despidieron con sonoros aplausos y totalmente de pie.

Anuncio

El actual director de la Filarmónica, Gustavo Dudamel se encargó de cerrar el programa con su estilo fresco, activo y explosivo que lo caracteriza y con el que ha conquistado a la critica nacional e internacional. El barquisimetano interpretó Suite from The Firebird (versión del 1919), Dance of the Princesses, Infernal Dance of King Kastchei y Berceuse, de Travinsky.

Ya con destellos plateados en su rizada cabellera, tan distinta a los rulos azabaches con que deslumbró al llegar a Los Ángeles hace algo más de una década, Dudamel dirigió la orquesta de manera magistral y con sus acostumbrados movimientos bruscos, su sonrisa y gesticulaciones muy particulares de su personalidad, puso a sonar a la Filarmónica como nunca y puso a vibrar a su audiencia como siempre en una velada que cierra un ciclo para LA Phil y abre otro de cara a un nuevo siglo de existencia.

Y cuando se pensaba que la velada había llegado a su final, el escenario comenzó a ser modificado y en lugar de tener nada más un podio, se colocaron tres, sorprendiendo de esta manera a los presentes ya que fuimos testigos de una propuesta magistral en la que Gustavo Dudamel, Emérito Zubin Mehta y Esa-Pekka Salonen condujeron de manera simultánea a la Filarmónica el estreno mundial de “From Space I Saw Earth” (Desde el espacio vi la Tierra), logrando un espectáculo para la historia ya que el cierre también contó con la significativa participación de varios de los integrantes del programa Youth Orchestra Los Angeles (YOLA) quienes aparecieron entre el público en los niveles superiors. Fue realmente encantador el momento.

A través del programa Youth Orchestra Los Angeles (YOLA), de Gustavo Dudamel, e inspirado en El Sistema de Venezuela, LA Phil y sus socios comunitarios brindan instrumentos gratuitos, capacitación musical intensiva y apoyo académico a más de 800 estudiantes de comunidades vulnerables, lo que los capacita para ser vitales ciudadanos, líderes y agentes de cambio. YOLA proporciona a cada estudiante, desde las edades de 6 a 18 años, una sólida base musical y social a través de la participación en 12-15 horas de programación cada semana.

duda 3.jpg
LA Phil celebró sus centenario con una emotivo y elegante velada.
(Cortesía LA Phil)

Ardua Labor de Dudamel y LA Phil
Gustavo Dudamel siempre ha sido de la creencia de que la música tiene el poder de transformar vidas, de inspirar y cambiar el mundo. Y a través de su presencia dinámica en el podio y su incansable defensa de la educación artística, Dudamel ha presentado la música clásica a nuevos públicos en todo el mundo y ha ayudado a proporcionar acceso a las artes a innumerables personas en comunidades marginadas. Como director musical y artístico de la Filarmónica de Los Ángeles, ahora en su undécima temporada, la audaz programación y la visión expansiva de Dudamel llevaron a considerer a LA Phil como “la orquesta más importante de Estados Unidos”.

En la temporada 2019/20, liderará la Filarmónica de Berlín en cuatro conciertos para las celebraciones de los Juegos Olímpicos de 2020 en Tokio y también dirigirá la Filarmónica de Nueva York para una residencia de dos semanas en el Lincoln Center. Junto con la Orquesta de Cámara Mahler, recorrerá una versión de concierto de la ópera Fidelio de Beethoven en toda Europa que incorporará el famoso coro venezolano “Manos Blancas”. Finalmente, emprenderá una gira italiana con la Accademia Nazionale di Santa Cecilia, visitando algunos de los mejores y más importantes lugares de actuación de Italia.

Entre tanto, haya que recordar que la temporada del Centenario trajo más de 54 comisiones y presentó iniciativas masivas como WDCH Dreams del galardonado artista visual Refik Anadol, una instalación de medios dinámicos que incorporó imágenes, video y audio extraídos del archivo de LA Phil de los últimos 100 años, proyectados en el fachada de la sala de conciertos Walt Disney.

Anuncio

También surgió “Celebre LA”, un festival callejero público gratuito de un día de duración que se extiende por toda la ciudad de Los Ángeles, desde Walt Disney Concert Hall hasta Hollywood Bowl, con seis escenarios para presentaciones.

Otra a destacar es la producción de ATLAS, el proyecto final de Yuval Sharon como Artista-Colaborador de la orquesta.

El año también demostró la inversión de la organización en el futuro con la inauguración de la primera sede dedicada de YOLA, Judith y Thomas L. Beckmen YOLA Center en Inglewood, que es una reutilización adaptada y diseñada por el arquitecto de Walt Disney Concert Hall Frank Gehry, y el lanzamiento del programa LA Phil Resident Fellows, que proporciona un camino viable hacia una orquesta más diversa e inclusiva del futuro.


Anuncio