Anuncio
Share
Entretenimiento

Estos fueron los momentos más llamativos en la Premiere del Latin Grammy

The 20th Annual Latin GRAMMY Awards - Premiere Ceremony
La chilena Mon Laferte no se olvidó de lo que sucede en su país de origen.
(Greg Doherty/Getty Images for LARAS)

LAS VEGAS. Pese a que no se transmite por televisión y a que tiene definitivamente un perfil mucho más bajo en términos de producción, la Premiere del Latin Grammy -que acaba de terminar en un salón especial del hotel MGM de Las Vegas- entrega muchos más premios que la ceremonia que sigue, y ofrece por ello varios momentos interesantes.

Dos de ellos le correspondieron a Andrés Calamaro, receptor de manera consecutiva de un par de estos premios, uno en la categoría de Mejor Álbum Pop Rock (por “Cargar la suerte”) y otro por Mejor Canción de Rock (“Verdades afiladas”).

En su primer discurso, el legendario músico argentino recurrió a su particular forma de hablar para celebrar el hecho de encontrarse sentado “en la misma mesa que Juan Luis Guerra y Draco Rosa”, así como el haber recibido la distinción 40 años después de haber grabado su primer disco. Pero la mención más extensa que hizo fue sobre David Lebón (Serú Girán, Pappo’s Blues), otra eminencia gaucha de la música que estaba nominada en el mismo rubro.

Grandes estrellas están reunidas en la ‘Ciudad del Pecado’ para celebrar esta noche la vigésima entrega de los premios más prestigiosos de la música latina con tributos a Celia Cruz, Juan Gabriel, Gustavo Cerati y José José

Sin embargo, lo más llamativo se dio durante el segundo discurso, que él mismo comenzó diciendo: “¿Tengo tiempo para leer un verso?”, causando cierta sorpresa. En seguida, hizo lectura de un poema del colombiano Andrés Caicedo que, como lo dejó en claro, murió a causa del suicidio.

Anuncio

Tras ganar el trofeo al Mejor Álbum de Música Alternativa por “Norma”, Mon Laferte habló de lo peculiar que había sido el registro del trabajo por haberse realizado en una sola toma. “Hay que estar loco para hacer eso”, comentó. Pero lo más trascendente se dio cuando decidió leer una décima cedida por la poeta alternativa “La Chinganera” que se encontraba enfocada en la situación de feroz represión gubernamental que se vive en su país desde hace varios días.

El otro lado del espectro político llegó de la mano de Luis Enrique, quien se hizo acreedor al Latin Grammy al Mejor álbum Folklórico por “Tiempo al tiempo”, y que empleó su discurso para cuestionar a los gobiernos de Nicaragua y de Venezuela.

“Dedico este premio a mi país, que sigue luchando por su libertad, por su soberanía, y a todas las madres de los estudiantes que han sido cruelmente asesinados desde abril del año pasado”, exclamó. “Nicaragua sigue estando en guerra, aunque lo sigan negando. [También lo dedico a] todas las familias venezolanas que se han visto urgidas a salir de su país”.

Era de esperar que Residente dijera algo digno de mención si subía a la tarima, y la oportunidad le llegó al hacerse acreedor al Latin Grammy por el Mejor Video Musical Versión Corta (“Banana Papaya”) al lado de su compatriota Kany García.

En su mensaje, el rapero boricua abogó por “la igualdad de raza, de géneros y de preferencias sexuales, pese a que el gobierno de Puerto Rico todavía no lo entiende”; y dedicó el logro a “toda la gente que se está manifestando en Latinoamérica; no podemos permitir que los gobiernos nos sigan cogiendo de pendejos”.

Anuncio

Pese a que no dijo nada controvertido, el puertorriqueño Draco Rosa llamó la atención por su peculiar aspecto (iba de traje completamente blanco y llevaba largas trenzas) al subir al podio para agradecer el merecido premio al Mejor Álbum de Rock por su estupendo trabajo “Monte Sagrado”.

En lo que se refiere a las curiosidades a veces inexplicables, Andrés Giménez, líder del grupo argentino de metal A.N.I.M.A.L., fue el encargado de anunciar los galardones correspondientes a las categorías del género regional mexicano. Habrá que ver lo que dicen sus fans, incluso cuando el rockero se salió evidentemente del guion en cierto momento para proferir de manera repetida una grosería.

El que dio un espectáculo aparte fue el portugués José Cid, quien presentó todas las categorías de música brasilera (que tienen de por sí un amplio espacio en el evento que no tiene realmente justificación) con sentidos mensajes en su lengua que salpicó muchas veces con fragmentos cantados.

Sobre el escenario

En el plano musical, lo que más nos gustó fue el acto de Cami, cantante chilena que se encuentra nominada como Mejor Artista Nuevo y que aprovechó la oportunidad para entonar con su extraordinaria voz una melodía dedicada a su país, acompañada únicamente por un guitarrista acústico.

También llamó la atención el acto sonero de Luis Enrique y C4 como apertura del show, en el que el cantante insinuó ya el comentario político que dejó en claro más adelante en su discurso de agradecimiento arriba detallado.


Anuncio