Anuncio
Share
Entretenimiento

La televisión tiene un nuevo tipo de estrellas: Latinas inteligentes

Tess Romero from left, Isabella Gómez, Sierra Capri and Paulina Chávez.
Tess Romero, izquierda, en “Diario de un futuro presidente”; Isabella Gómez en “Un día a la vez”; Sierra Capri en “En mi cuadra”; y Paulina Chávez en “El universo en expansión de Ashley García”.
(Disney+ / Netflix / Netflix / Netflix)

El año nuevo ya ha dado a los televidentes no uno, sino dos programas de televisión con protagonistas latinas. El 17 de febrero, Netflix estrenó “El Universo en Expansión de Ashley García”, una comedia sobre un genio mexicoamericano que, a los 15 años, ya tiene su doctorado y trabaja en el Laboratorio de Propulsión a Chorro en Pasadena.

Desde el mes pasado, Disney+ ha lanzado semanalmente episodios de su nueva serie “Diario de un futuro presidente”, que viaja a los años de formación de una niña cubanoamericana en Miami que un día crecerá hasta convertirse en presidenta.

Del mismo modo, Monse Finnie (Sierra Capri), de “On My Block” de Netflix (que regresa el 11 de marzo), es retratada como la más estudiosa de sus amigas: Al principio del primer episodio de la serie, la joven personaje afrolatina se va a un prestigioso campamento de escritores y, más tarde, cuando descubre que su madre, que está separada, es escritora, se conecta con ella como aspirante a escritora.

Elena Álvarez (Isabella Gómez), de “Un día a la vez” de Pop TV (24 de marzo), es una estudiante de alto nivel, campeona de debate y activista franca que sale con una pareja no binaria que comparte un amor mutuo por “Doctor Who”.

Anuncio

Es un repentino crecimiento de la representación en pantalla de las latinas, un grupo muy poco representado tanto en programas de televisión como en películas. Lo más notable es que son programas construidos alrededor de un tipo específico de latina, una que está dotada más allá de sus años y parece destinada a la grandeza. Ashley y Elena son estudiantes muy talentosas - incluso genios – de una manera en que las latinas no habían sido retratadas antes.

Tan recientemente como a mediados de la década de 1990, “The Bell Curve” argumentó que los niños negros y latinos eran menos inteligentes que sus homólogos blancos.

Ese sesgo se puede encontrar en programas anteriores sobre niños prodigios como “Doogie Howser, M.D.”, “Dexter’s Laboratory”, “Jimmy Neutron: Boy Genius” y “Young Sheldon”, que centran las aventuras de niños blancos muy inteligentes, con pocas alternativas de personajes negros y latinos.

Al crecer, estaba acostumbrada a ser la única latina en una clase de AP, la extraña niña de 14 años que soñaba con ir a la universidad y la pequeña rara de sexto grado que le pidió a su mamá que comprara un libro de primeros auxilios porque quería empezar a aprender todo lo que necesitaría para convertirse en doctora. Me identifico mucho con estos personajes de maneras que nunca pensé que vería en ninguna pantalla.

Anuncio

En “Diario de un futuro presidente”, Elena Cañero-Reed (Tess Romero) es una estudiante de tipo A, cuya dedicación a la escuela ya le ha costado un amigo íntimo. A menudo se apoya en su madre (Selenis Leyva) para pedirle consejo, y a veces intenta precozmente aconsejarla.

America Ferrera as “Ugly Betty.”
América Ferrera en “Ugly Betty” de ABC, una pionera de la reciente ola de genios latinos en la televisión. (ABC)
(ABC)

Se enfrenta a los mismos problemas que cualquier alumno de sexto grado, sólo que normalmente piensa en cómo resolverlos, con resultados variables. En su serie, Ashley García (Paulina Chávez) es una niña prodigio que ha olvidado lo que es actuar como un niño, trabajar entre compañeros de su misma edad y cuidar de su amor a un jugador de fútbol.

Su incomodidad social es a menudo un chiste en “El Universo en Expansión”, pero está compensada por las propias debilidades de su tío (Jencarlos Canela), bastante normales.

Ambas jóvenes latinas son ambiciosas sin disculparse, y cuando se les hace sentir mal por su inteligencia o talento, eventualmente aprenden a defenderse por sí mismas. Tanto Elena como Ashley cuentan con amigos que les ayudan a superar los momentos difíciles, y las dos están muy unidas a sus familias, aunque de vez en cuando sean un poco rebeldes.

En esencia, forman parte de la larga tradición de heroínas valientes, excepto que ahora se les permite mantener sus identidades culturales intactas, no encubiertas. Antes no había nerds o geeks latinos en la televisión, ahora pueden vivir como personajes con pleno derecho, no sólo como compañeros o estereotipos.

En cierto modo, estos nuevos personajes son los primos menores de las jóvenes ambiciosas que hemos visto antes, incluyendo a Betty (América Ferrera) de “Ugly Betty” y Jane (Gina Rodríguez) en “Jane the Virgin” - ambas tienen sueños que las llevan mucho más allá de donde están cuando el público las conoce por primera vez.

Desde editoras de revistas y novelistas románticas hasta mujeres de negocios (la “Vida” de Starz) y artistas (el nuevo “Gentefied” de Netflix), ya hay una tradición pionera de latinas con carrera en la televisión - ahora, la serie YA está expandiendo esas poderosas imágenes para incluir a las latinas que están llegando a la mayoría de edad.

Anuncio

Según un reciente estudio de USC Annenberg, sólo el 3% de los protagonistas de las 100 mejores películas de 2007-18 eran latinos. Muchos de estos papeles se desviaron hacia el estereotipo: El estudio de Annenberg encontró que los latinos son frecuentemente representados como pobres, sin educación, criminales y/o despojados de cualquier apariencia de cultura latina.

Detrás de la cámara, sólo había una directora latina en más de una década de películas en la lista, Patricia Riggen. Hay pocas estadísticas equivalentes para la televisión, pero la imagen de los últimos años no es mucho más brillante.

Además de los oportunos reinicios con temas de inmigración de “Party of Five” y “Roswell, New Mexico”, programas con aspiraciones como “Diario de un futuro presidente” y “El universo en expansión de Ashley García”, ofrecen la esperanza de que la televisión del futuro finalmente se parezca a su público, y combatan la retórica odiosa que ha ido aumentando en las escuelas y los patios de recreo de los últimos tiempos.

Como lo han demostrado años de investigación a través de varios estudios del Instituto Geena Davis, los jóvenes televidentes se ven influenciados por quienes ven interpretando a científicos o líderes en la televisión, lo que significa que programas como éste pueden inspirar a las jóvenes latinas a tomar clases de STEM o a asumir papeles de liderazgo, así como ayudar a otros niños a aceptar a las latinas en estas clases y grupos avanzados.

El único inconveniente es que estos personajes a veces pueden sentirse como una corrección excesiva a décadas de estereotipos.

En el caso de “El Universo en Expansión de Ashley García”, su personaje principal es la única latina inteligente del reparto, aparte de su madre socióloga (Cristela Alonzo), que desempeña un papel más secundario en la serie.

Puede parecer simbólico tener sólo una latina brillante, especialmente si el show nunca explora si Ashley se siente aislada por esa experiencia.

Hay, por supuesto, innumerables experiencias para que las latinas compartan. No tienen que ser genios de la NASA o futuros presidentes para que sus historias sean importantes; pueden lidiar con el drama de sus pares y obsesionarse con sus programas de televisión favoritos como otros niños de su edad.

Anuncio

Aún así, es emocionante ver estos brillantes personajes latinos y su potencial para inspirar al público joven. Hasta hace poco, era muy raro ver a algún personaje latino cuya fuerza residiera en su inteligencia - incluso desearía que la madre de Ashley, que tiene un doctorado, fuera más importante en el programa, como un guiño a las generaciones de latinas inteligentes que nunca vieron sus experiencias en la televisión.

Después de todo, las latinas como ella siempre han sido parte de nuestras comunidades. Es la televisión la que está empezando a ponerse al día.

Para leer esta nota en inglés, haga clic aquí


Anuncio