Anuncio
Share

Nicky Jam pone sus planes musicales en cuarentena sin dejar de lado a sus fans

El reggaetonero Nicky Jam en una imagen reciente.
(Cortesía)

Pese a que cuenta por ahora con los medios necesarios para mantenerse cómodamente en casa hasta que la situación sanitaria mejore, Nicky Jam no puede dejar de sentirse preocupado por las imágenes que ve en las noticias en relación a las libertades que se están tomando muchos dentro del estado de Florida, pese a las numerosas advertencias relacionadas al coronavirus.

“La gente se está moviendo un poquito más en la calle, y yo pienso que hubiera sido mejor que aguantaran más la cosa”, nos dijo el afamado exponente del género urbano desde su casa en Miami. “Cuando anunciaron la cuarentena, imaginé que iba a ser como la que se está dando en varios países latinoamericanos, donde casi no se puede salir, pero en Estados Unidos no han hecho eso. No se ha tomado el cuidado necesario, y esto se puede poner peor en cualquier momento”.

Se supone que recaudarían fondos, pero la gracia hizo que grupo de jóvenes de Miami se reunieran en los balcones de un apartamento haciendo caso omiso a la cuarentena

A mediados del año pasado, Nicky participó en las protestas que desembocaron en la renuncia del gobernador de Puerto Ricardo Rosselló, reemplazado desde entonces por Wanda Vázquez, quien ha tomado firmes medidas de seguridad para contener la expansión del virus.

¿Qué piensa entonces el artista de lo que viene sucediendo en el país en el que pasó una buena parte de su vida y en el que inició su carrera? “Han sido más estrictos, incluso en lo que respecta al toque de queda, aunque hay gente a la que no le importa y que sigue haciendo lo que le da la gana”, aseguró. “El gobierno siempre puede ser mejor, porque el gobierno de Puerto Rico siempre ha sido un chiste; pero los puertorriqueños somos fuertes y seguimos pa’lante, porque los problemas por allá no empezaron con el virus, sino que vienen desde los huracanes”.

Anuncio

Nicky es consciente de que no todo el mundo atraviesa la cuarentena bajo las mismas condiciones, y sabe que hay niños que pueden estar incluso en situaciones peligrosas dentro de sus propios hogares. “Claro; si tienen buena familia, no hay ningún problema, pero si no tienen la mejor compañía, esto se vuelve un problema mayor”, afirmó.

“Esta es una situación en la que no se puede decir exactamente qué es lo mejor, porque nunca había pasado algo semejante; el mundo está paralizado”, agregó. “Obviamente, es bueno que los niños vayan a la escuela y que salgan, pero también es bueno que aprendamos de esta clase de situaciones y que tratemos de unirnos más como familia”.

Nuestros lectores en el extranjero se verán probablemente tentados a decir que esta es una noticia vieja, pero lo cierto es que, si bien se pudo ver hace ya varios meses a través del servicio de Netflix que se encuentra en toda Latinoamérica, “Nicky Jam: El Ganador” no se encuentra todavía disponible en la Unión Americana, al menos de manera oficial y completa.

Su vida en pantalla

Esto nos llevó a conectar la conversación con “Nicky Jam: El Ganador”, una miniserie de 13 capítulos que se estrenó ya en Latinoamérica hace cerca de dos años pero que se acaba de lanzar de manera completa en la plataforma estadounidense de Netflix, y que muestra los numerosos dramas personales que el artista tuvo que superar desde su infancia para alcanzar la fama mundial de la que goza ahora.

En ese sentido, más allá de ser un producto de entretenimiento, el show podría cumplir incluso una función preventiva para los muchachos que andan en malos pasos. “La idea era hacer algo que entretuviera a la gente mientras la educaba; de hecho, hicimos la serie para que estos ‘chamaquitos’ que están en la calle, metiéndose drogas, ‘hangeando’ con malas ‘juntillas’, andando con pistola y creyéndose lo más grandes vieran a dónde se llega con esa actitud”, detalló. “Pero también para que vieran que, por más mala que sea tu situación, siempre hay una salida; yo vengo de una familia de padres drogadictos y de pasar hambre, pero logré salir del hueco”.

“Nicky Jam: El Ganador” llega tarde por aquí, pero contará de este modo con una difusión inusual (todos sabemos la trascendencia de Netflix) en un país que, a fin de cuentas, es el lugar donde nació nuestro entrevistado, quien vio la luz por primera vez en Boston, Massachusetts, como producto de la unión entre un boricua y una descendiente de dominicanos.

“Los tiempos de Dios son perfectos; los que la vieron ya, muy bien, pero hay muchos que no lo han hecho, y de todos modos la serie no se hizo solamente para que la vieran de inmediato, sino para durara mucho en las casas de nuestras familias latinas, que es lo que está pasando ahora en Estados Unidos”, retomó el cantante.

Nicky va a cumplir 10 años sin drogas ni alcohol, y en sus palabras, esto incluye al uso de la marihuana, tan popular en el ambiente del reggaetón. “Yo le hice una promesa a Dios de que no iba a tocar ninguna sustancia”, aseguró. “No critico a los que fuman o toman, pero le aconsejo a la gente que tenga una vida sana si puede hacerlo, porque le va a traer beneficios; además de que hay que cuidar el templo que es nuestro cuerpo, hoy en día tenemos un virus que puede atacar a las personas y hacer que se mueran, porque sus sistemas inmunes [sic] están en el piso”.

¿Y no es también un detonante mantenerse en el mundo de la música? “No estoy en un ambiente en el que se ve drogas, porque hace tiempo que dejé de presentarme en discotecas, aunque esos son los lugares donde sientes mucho más al público”, precisó. “Me presento en arenas, y vivo en un mundo donde soy dueño de mi círculo. No tengo tentaciones alrededor. Y si quiero celebrar, lo hago con una Coca-Cola, rodeado de mis ‘panas’ y comiendo como una vaca”.

Nicky dejó las drogas empleando la técnica del ‘cold turkey’, es decir, encerrándose hasta que su cuerpo se desintoxicara. Se trata de un proceso efectivo pero particularmente doloroso. “El que tenga los pantalones en su sitio, que lo haga así, porque es la mejor manera del mundo; pero hay otras alternativas”, comentó. “Lo más importante es enfrentar lo que te hizo caer en el vicio, y a mí me sirvió de mucho irme para Colombia, donde conocí a gente maravillosa y a muchas personas que me dieron su cariño”.

Entre enero y marzo ha registrado 709 millones de dólares

Tras el cambio

En una de las intervenciones directas que tiene como entrevistado dentro de una serie en la que se interpreta también a sí mismo en la etapa adulta, Nicky explica que actuaba de la manera en la que actuaba porque creció en medio de un ambiente negativo. Y eso es algo que no experimentan actualmente sus hijos Yarimar, Alyssa, Luciana y Joe Martin, producto de relaciones con diferentes mujeres.

“Esa es justamente la idea detrás de mi historia, pero tampoco puedo quitarle el crédito a mi papá y a mi mamá, que se salieron igualmente del vicio con el fin de hacer el camino más limpio para toda la familia, que está en crecimiento hoy en día”, precisó. “Nadie puede predecir lo que pasará; cualquiera de tus hijos puede caer en un mal camino por lo que sea, incluso si ha tenido la mejor crianza del mundo, pero estoy tratando de darles un buen ejemplo”.

Recientemente, Nicky publicó un video en el que aparece la adolescente Alyssa en medio de una lograda sesión de ‘rapeo’. “Ella tiene una voz espectacular; apenas se le está quitando la timidez, pero tiene mucho talento y le veo mucho futuro”, se entusiasmó el padre. “No hay nada que me dé más orgullo que ver a mi hija cantando y llevándole esa bonita voz al mundo”.

En lo que respecta al plano más íntimo, el cantante ha usado sus mismas cuentas en las redes sociales para mostrar varias imágenes en las que aparece al lado de su nueva novia, la modelo Cydney Moreau. Pero la felicidad que muestra en ellas no es necesariamente compartida por sus fans: hace poco, muchas de ellas manifestaron su descontento ante la insistencia de su ídolo por mostrar imágenes de la muchacha.

“Mis fans me quieren mucho, y lo entiendo; ¿pero qué puedo hacer? Una tenía que ser la elegida”, nos dijo antes de soltar una risa. “Pero, así como yo, mi mujer entiendo que me debo a mi público, y yo sé que estoy donde estoy gracias a mis admiradoras”.

La serie televisiva ha dejado en claro que es una idea muy mala meterse 30 pastillas de Percocet al día. Pero como muestra también a Nicky relacionado con un número indeterminado de mujeres, consideramos necesario preguntarle qué es lo que había aprendido de las féminas en todos estos años de vida.

“Que son lo más rico que hay en el planeta Tierra”, respondió con entusiasmo. “Cuando eres joven, disfrutas lo más que puedes lo bonito que Dios te da, y cada persona que ha pasado por mi vida me ha dejado algo”.

Lo que viene

Fuera de la ilusión provocada por el amor, Nicky se enfrenta a tiempos inciertos para su carrera. Empezó muy bien el 2020, con el álbum “Íntimo” recién lanzado (salió en noviembre) y el estreno de “Bad Boys for Life”, una superproducción hollywoodense en la que tenía un papel destacado. ¿Pero qué va a pasar ahora?

“Los que somos cantantes no vamos a poder presentarnos en vivo probablemente hasta el 2021; también pagamos nuestros ‘billes’, y mientras más dinero tienes, más grandes son esos ‘billes’”, explicó. “Todos estamos afectados y sufriendo con esta situación, ya sea que trabajes en construcción, en un hotel, como valet parking, como abogado o como artista”.

¿Cuáles son sus planes entonces? “Si te dijera que lo sé, te mentiría”, contestó. “Estoy esperando a que se termine [de armar] mi estudio [personal] para comenzar a hacer música y buscar una estrategia digital para poder seguir con mi trabajo. Lo que hago le da de comer a muchas personas, no solo a mí y a mis hijos, sino a los más de 50 empleados que tengo”.

Hasta ahora, Nicky no ha ofrecido ninguna presentación en casa empleando las modalidades de ‘streaming’, como sí lo han hecho muchos artistas. “Lo quiero hacer, pero bien organizado; estoy esperado el mejor momento para lograrlo”, nos dijo. “Pero necesito también que me ayuden, porque yo no sé bregar con nada de eso; no soy muy tecnológico que digamos”.

“La prioridad ahora mismo son mi familia y mi salud, y cuando todo esté claro, haremos 29 mil conciertos, en línea o como sea”, agregó. “Sea como sea, si hay alguien que no le teme miedo a empezar dese abajo, ese es Nicky Jam, que lo perdió todo una vez, y mira hasta dónde llegó”.


Anuncio