Anuncio
Share

Sorprende a Andrés García llegar a los 80

El actor Andrés García festejó su cumpleaños en Acapulco acompañado de su familia.
(Agencia Reforma )

Superó el cáncer de próstata y también de piel, sufrió accidentes fuertes en los que puso en riesgo su vida y por si fuera poco, le han tirado hasta de balazos, pero Andrés García sigue vivito y coleando.

El actor y productor, nacido el 24 de mayo de 1941, celebró sus 80 años el lunes, acompañado de su hijo Leonardo y de algunos amigos, quienes lo festejaron en su casa de Acapulco.

Nacido en Santo Domingo, Andrés hoy más que nunca se siente un consentido de Dios y considera que es un milagro estar todavía en este mundo. Pensaba que su vida acabaría a los 50 años.

Anuncio

Y aunque ha demostrado tener más vidas que un gato, el actor, quien fuera considerado uno de los galanes más cotizados en el cine mexicano en las décadas de los 70 y 80, confesó que se prepara para el final de sus días.

“Mire, le voy a decir algo. Para empezar, a mí me dio cáncer en la próstata, me dio leucemia, me ha dado cáncer de piel, me he caído de helicópteros. Me han dado de balazos, también yo he dado, o sea que es un milagro que haya llegado a estos años”, expresó en entrevista telefónica.

Por todo esto, el protagonista de películas como Pedro Navaja, Tintorera, Chanoc, Toña Machetes y El Triángulo Diabólico de las Bermudas, se siente bendecido. “Yo creo que sí, porque seguro uno no se muere cuando quiere, sino porque Dios dice”, sostuvo.

El Buki Mayor comparte la satifacción del reencuentro con Los Bukis, le concede la oportunidad a las nuevas fusiones del regional mexicano y pide que lo recuerden, cuando no esté, con buena música y tequila

“Lo mejor que me ha pasado, en esta década de los 70 al llegar a los 80, es que voy encontrando un poquito más de entendimiento hacia mí mismo. Me voy entendiendo más y voy evaluando: ¿qué va a hacer? y ¿cómo va a ser lo que sigue? Y lo que sigue ya es morirse”.

A pregunta directa si se ha preparado para dar este paso, no dudó en dar un sí. “Me he estado preparando durante muchos años, sobre todo después de que pasé los 70 y dije: ‘Ah, caray, es un milagro que llegue yo a los 70'. Y ahora que llego a los 80, es otro milagro”, expresó el actor.

En lo que se refiere a su salud, Andrés señaló que está, dentro de todo, bien. Mejor que otros que ya han vivido ocho décadas, como él. "¿Que cómo me encuentro? Los 80 años pesan, ¿me entiendes? De que pesan, pesan... Se te empieza a bajar la fuerza, a descomponer una serie de cosas de tu cuerpo, fisiológicamente, por tu edad”.

“Se te empiezan a cuartear, primero las rodillas, después los tobillos, y llegan dolores por todos lados. Esos empiezan desde los 75, pero ya con los 80 se ponen peor, pero no me puedo quejar”, declaró. “Hay muchos de 80 que no están como yo. Están poquito peores”.

Por eso mismo, no dudó en decir que se siente lo mejor que se puede sentir a su edad. Incluso, el hombre que ya perdió la cuenta de cuántas mujeres han pasado por su vida, aún espera a la siguiente. “Ojalá aparezca una compañera”, dijo.

Andrés aclaró que él y su aún esposa, Margarita, tienen una relación de amigos. “Ella vive en su casa y yo en la mía. Del otro tipo de relación no hay, por eso no pierdo las esperanzas”, afirmó.

Se fue Don Héctor Suárez del plano terrenal, pero en el espiritual está presente a través de las enseñanzas que dejó en su hijo, Héctor Suárez Gomís.

Por todo lo anterior, Andrés García se siente un consentido de Dios. “Y ahora más, porque pensé que no iba a llegar a los 50. Lo que agradezco es que Dios me ha considerado al darme un poquito más de sabiduría cada año, sobre todo de los 70 para acá", dijo.

“En realidad, te lo va dando gradualmente. Dios es muy sabio, pero te vas haciendo más viejo, te da un poquito de sabiduría y de paciencia, lo cual es muy bueno, para entender ¿dónde estas?, ¿quién eres?, y ¿dónde vas a terminar?”.

El actor, quien también tiene en su haber una lista de telenovelas, ha repartido sus bienes en vida a sus hijos, para evitar problemas. ¿Quiénes son los herederos? “Eso no te interesa y no te lo voy a decir”, respondió sin alzar el tono de voz.


Anuncio