Carlos Vives regresa por partida doble al Bowl, esta vez de modo presencial y con orquesta

Carlos Vives (izq.) al lado del director de la LA Phil, Gustavo Dudamel.
(Pablo García)
Share

El colombiano Carlos Vives visita L.A. de mano de la Phil

El 27 y el 28 de agosto de este año, Carlos Vives se presentará en el Hollywood Bowl con la LA Phil, dirigida por el venezolano Gustavo Dudamel. Pero estas presentaciones tienen un antecedente virtual reciente, ya que, hace solo unas semanas, el mismo artista colombiano se subió al escenario del mismo lugar para colaborar con la misma orquesta en un concierto que se pudo ver solo por ‘streaming’.

“Se hizo todavía con distanciamiento, yo enmarcado en dos metros cuadrados, y generó tan buen ambiente con los músicos, con Gustavo y con los directivos del Bowl, que eso nos dio la posibilidad de iniciar ahora nuestra gira en Estados Unidos por allí”, nos dijo el cantante colombiano en una reciente entrevista por Zoom. “Esta vez tendremos público y a la orquesta completa. Va a ser un bautizo de regreso maravilloso”.

“No he hecho muchas veces algo así, porque he sido un poco quisquilloso con el lenguaje filarmónico para la música popular”, prosiguió. “No me gustan mucho estas colaboraciones, quizás porque hay un desconocimiento de los patrones fundamentales de lo que hacemos para expresarlos con un equipo de vientos, de cuerdas o de percusiones de una orquesta”.

Anuncio

Sin embargo, en esta ocasión, se logró convocar como arreglista a un músico neoyorquino de origen ruso, quien trabajó directamente con nuestro entrevistado para no desvirtuar los sonidos originales de su propia banda. “Me interesaba mantener esos elementos que marcaron el estilo de Carlos Vives, y que implicaron traer a los instrumentos eléctricos patrones de percusión cumbieras, vallenatas o ‘porreras’ que corresponden a ritmos nuestros como las chalupas y las champetas”, afirmó.

“Confundimos el origen de la cumbia cuando se lo atribuimos a la llegada de la gente esclavizada durante el origen de nuestra América, cuando hay que partir realmente de las culturas anfibias”, enfatizó. “Se suele creer que toda la música del Caribe es afroantillana y que funciona con el patrón Caribe, cuando, si bien nos podemos conectar con lo cubano y lo puertorriqueño, la cumbia es fundamentalmente andina”.

Con el ritmo claro

Vives considera que esa es una parte esencial de la historia de la música que ha estado perdida, lo que lo llevó a escribir “Cumbiana, relatos de un mundo perdido”, un libro de investigación que se presentó este año como extensión literaria de su más reciente álbum, “Cumbiana”, publicado en el 2020.

“Era importante que el arreglista entendiera que lo nuestro proviene de un territorio que tiene un pie en el Caribe afrodescendiente e hispanoparlante y otro en los Andes”, retomó. “Eso fue lo que le dio a la cumbia un sonido único y particular”.

LOS ÁNGELES (AP) — Carlos Vives pasó los últimos años escarbando los orígenes de la música de su tierra.

Anuncio

Vives es consciente de que las restricciones que se darán probablemente durante estos shows debido a la pandemia no son ideales para el tipo de fiesta que él suele armar, “donde se corre pa’ quí, se corre pa’ cá; te abrazas con uno, te abrazas con otro”, pero asegura que siente feliz de poder estar sobre una tarima en estos momentos.

Según él, todo esto tiene que ver con el recibimiento apoteósico que le dio el público del Sur de California durante su primer concierto en el Bowl, en el 2018, gracias a una invitación del legendario pianista Herbie Hancock, quien lo había visto actuar ya en el Festival de Jazz de Nueva Orleans.

Turbulencia sanitaria y social

Se tratará además de lo primero que el colombiano hará ante una verdadera audiencia desde el inicio de la pandemia. “Estados Unidos va a marcar el regreso; por aquí, no hay todavía reapertura”, comentó, aludiendo a lo que sucede en su país. “Hemos hecho algunas cosas privadas que logramos conseguir para seguir trabajando, pero han sido tiempos difíciles para nosotros como compañía, como grupo. De todos modos, hemos logrado financiar y mantener al equipo unido”.

“Al principio, como todos, no sabíamos por dónde iba a atacar el enemigo, y empezamos a pensar en un plan que nos permitiera mantener a la banda y que todo el mundo recibiera su dinero aunque no estuviéramos tocando”, detalló. “Mi compadre [el acordeonista] Egidio [Cuadrado] pudo estar en su finca, con sus nietos, pero tenemos que comenzar a retomar la ‘vaina’, porque el asunto es complicado”.

El sudamericano en medio de una entrevista.
(EFE)

Aunque lo suyo es la música, Vives no ha sido ajeno a las complicaciones sociales que se han venido dando en Colombia desde principios de este año, y lo ha dado a conocer en las redes sociales. “Es una situación histórica nuestra que se debe pensar desde todas las orillas, para encontrar un diálogo entre todas las fuerzas”, nos dijo.

“En mitad de este vendaval, a uno como artista se le pide de alguna manera que tome un partido u otro, pero lo que la música me ha enseñado al vivir en un país como el mío es que hay muchas diferencias que se han venido acentuando, por lo que, para mí, el contrato social es el tema que debe ocupar a los colombianos”, señaló. “Mientras sigan habiendo excluidos y olvidados, va a haber descontento. Hay que encontrar un traje que nos quede más a lo que somos, porque seguimos metidos en las rivalidades antiguas”.

Los nuevos 40

Nuestro entrevistado acaba de cumplir 60 años, y eso es difícil de creer cuando se aprecia su vitalidad y el modo en que luce. “Yo le agradezco a la vida todas las oportunidades que me está dando a esta edad”, dijo. “Soy un hombre contento porque soy un hombre agradecido con la vida, y todo lo que ella me da, se lo devuelvo aquí, trabajando con distintas comunidades. También está el cariño de la gente, que no me deja ponerme tan viejo”.

Anuncio

Carlos Vives presentó “Cumbiana”, el disco más experimental de su larga trayectoria en el que, como confesó a Efe, rinde un homenaje al aporte de los pueblos indígenas anfibios de Colombia en la riqueza musical latinoamericana gracias a la cumbia, un género que ha viajado por todo el continente.

“A veces siento que necesito más energía de la que tengo para cumplir todo lo que tengo que cumplir, y me digo, ‘¡Quién tuviera 40!’”, añadió antes de soltar una gran risa. “Los hijos ayudan a que uno se mantenga joven. La energía que se necesita para estar con ellos ayuda mucho”.

Finalmente, admitió que su indudable vigencia tiene mucho que ver con las numerosas colaboraciones que ha venido haciendo con artistas de diferentes épocas. “La juventud no me olvida y me invita a sus proyectos, pero también lo hacen los de mi generación y los que son mayores que yo”, afirmó el sudamericano, que intervino recientemente en el álbum de duetos del rockero argentino Andrés Calamaro y que esta misma semana lanzó “Besos en cualquier horario”, un sencillo grabado al lado del dúo de pop urbano Mau y Ricky de su propia hija Lucy, quien debuta con esto como cantante.