Anuncio

Robert Rodríguez habla de su nuevo acuerdo con HBO Max y de su carrera siempre inconforme: ‘Solo hay que burlarse del sistema’

Filmmaker Robert Rodriguez.
El cineasta Robert Rodríguez tiene un nuevo contrato de estreno con HBO Max.
(Kurt Volk )
Share
1

Hay un detalle de diseño narrativamente insignificante en la película de ciencia ficción de 2019 “Alita: Battle Angel”, dirigida por Robert Rodríguez, que siempre he admirado.

Mientras nuestra heroína cyborg, Alita (Rosa Salazar), desafía a su némesis Zapan (Ed Skrein) en un bar de la Tierra futura, el espectador puede notar que la espalda del enemigo está adornada con lo que parece ser una réplica de la llamada piedra del sol azteca, cuya pieza original se encuentra en el lugar más importante dentro del museo nacional de antropología de la Ciudad de México.

El detalle no importa expresamente para la historia, pero es un toque creativo que, como espectador, no puedo olvidar nunca. Llámalo el sello de Robert Rodríguez.

Las historias de Rodríguez ya estén ambientadas en un mundo fantástico de ciencia ficción o en una ciudad fronteriza de Texas, están llenas de estas señales culturales. Cuando se toman en conjunto, hacen que la experiencia de ver a Rodríguez sea considerablemente más rica para cualquiera que tenga el más mínimo punto de referencia de la identidad y la cultura pan-mexicanas. Y hoy en día en Estados Unidos, sinceramente, ¿quién no lo tiene?

Anuncio

Compartí este pensamiento con Rodríguez -la espalda de Zapan, los pequeños detalles- mientras nos sentábamos a cenar una noche reciente. Sonrió con complicidad.

“Creo que por eso me inclino por hacer películas que sean muy agradables para cualquiera, pero para los que son latinos, dicen: ‘mira, eso nos representa a nosotros’”, dijo Rodríguez. “Cuando hice ‘Desperado’, quería que la gente disfrutara de la película, pero para los latinos, eso significaría mucho más. Lo mismo con ‘Spy Kids’, y ‘Machete’”.

Uno de los rostros más conocido de Hollywwod se atreve a revelar su fascinante camino al éxito después de un pasado oscuro

Feb. 9, 2021

Rodríguez, oriundo de San Antonio (Texas), consigue llegar a amplias audiencias gracias al atractivo de sus detalles. En su caso, ha construido un canon de cultura pop en varios géneros que hace referencia constantemente a la latinidad y, más concretamente, a las expresiones de la mexicanidad contemporánea o, si se quiere, de la tejaneidad.

Ahora, el cineasta de 53 años, está aportando su toque a una nueva empresa, que se anunciará oficialmente el jueves: un contrato de dos años que ha firmado con HBO Max y HBO, uniéndose a sus estudios Troublemaker de Austin, Texas, así como a su hijo Racer Rodríguez en un papel ejecutivo clave. El aviso se produce menos de una semana después de que se diera a conocer un acuerdo separado para revivir El Rey Network de Rodríguez, que dejó de funcionar como un canal de cable en diciembre, pero que se está relanzando como un servicio de streaming gratuito.

“Robert Rodríguez y el equipo de Troublemaker Studios han creado algunos de los proyectos más atractivos de los últimos tiempos, ampliando los límites de la narrativa de género con humor y efectos visuales únicos”, dijo Sarah Aubrey, jefa de contenido original de HBO Max, a The Times. “Es un privilegio y una alegría trabajar con Robert, así como sus increíbles hijos. Juntos, aportan una perspectiva fresca a la narración de género que tiene singularidad, originalidad y corazón”.

El director Robert Rodríguez en el set de "We Can Be Heroes" para Netflix.
(Ryan Green / Netflix)

Anuncio

“Tienen ejecutivos latinos, y están muy metidos en esto”, dijo Rodríguez sobre su nueva asociación con HBO. “Dos años nos dan suficiente tiempo, pero también requieren producto. Y ese es el sueño del creador de contenidos, tener socios que necesitan y quieren contenidos, además de que sean diversos. Esta es como la época de la Fiebre del Oro, y es increíble que todo esté ocurriendo ahora”.

Rodríguez es alto y llamativo, y se apretuja en una mesa de un discreto restaurante neomexicano en la sección de parques corporativos de El Segundo. Ha estado en la ciudad de forma intermitente y silenciosa, terminando de trabajar en el próximo “Book of Boba Fett”, el spinoff de Fett para “The Mandalorian”, en Disney +.

En la segunda temporada de “The Mandalorian”, Rodríguez dirigió “The Tragedy”, el episodio que trajo de vuelta al querido cazarrecompensas de la serie cinematográfica original de “Star Wars”. Según un documental sobre “The Mandalorian” en Disney+, Rodríguez consiguió convencer al creador de la serie, Jon Favreau, para que le dejara hacer una puñalada a Fett, simulando escenas en casa con disfraces de Halloween y figuras de acción.

Rodríguez dijo que había jurado guardar silencio sobre su trabajo en la nueva serie, que está prevista que comience a emitirse en diciembre. El director también se negó a ofrecer pistas o detalles sobre qué proyectos o estilo de historia llevaría primero a HBO. Sin embargo, el acuerdo con uno de los más importantes nombres latinos de Estados Unidos presenta una buena oportunidad para reevaluar cómo ha llegado hasta aquí.

En una conversación que abarcó desde las complejidades de trabajar en el formato de las series hasta el persistente problema de la insuficiente representación latina en el Hollywood convencional, Rodríguez volvió una y otra vez a la noción de que la construcción de mundos muy centrados en cualquier género puede ser “latina” en tono o contenido y también puede ser consumida universalmente.

Anuncio

El actor mexicano Joaquín Cosío busca el poder en ‘The Suicide Squad’

Jul. 29, 2021

“Recuerdo que cuando estaba en la universidad, vi un montón de películas de John Woo que eran realmente buenas, y salías del cine queriendo ser chino. Querías ser Chow Yun-Fat”, dice Rodríguez. “Era por cómo se le representaba como un héroe. Pensé: ‘Quiero hacer eso con los hispanos y mexicanos’”.

“Quieres que lo vea todo el mundo, porque eres parte de la conversación internacional”.

Rompiendo las barreras que a menudo obstaculizan a los cineastas de color, Rodríguez ha realizado éxitos de taquilla en géneros tan diferentes como la mexplotación así como de aventura infantil, incluyendo no solo sus películas de “Spy Kids”, sino también, más recientemente, “We Can Be Heroes” en Netflix. Cambió efectivamente el curso de las carreras en Hollywood de Salma Hayek, que se había enfrentado a barreras por su fuerte acento mexicano antes de ser elegida para “Desperado”, y del icónico tipo duro Danny Trejo, al que convirtió en “Machete”. Más allá de la dirección, se ha dedicado durante dos décadas a construir su propio ambiente de entretenimiento detrás y delante de la cámara, a través de Troublemaker Studios y El Rey.

Director Robert Rodriguez, center, with "We Can Be Heroes" stars Isaiah Russell-Bailey, left, and Lotus Blossom.
El director Robert Rodríguez, en el centro, en el plató de “We Can Be Heroes” con las estrellas Isaiah Russell-Bailey como Rewind, a la izquierda, y Lotus Blossom como A Capella.
(Ryan Green / Netflix )

Charles Ramírez Berg, uno de los principales académicos del cine chicano y latino en la Universidad de Texas en Austin, recuerda al joven Rodríguez como aspirante a la carrera de cine.

“A finales de los 80’s, la competencia era muy fuerte, quiero decir muy dura”, recuerda Ramírez Berg en una entrevista telefónica. “Así que él estaba tratando de averiguar cómo entrar en la carrera. De esa forma fue como nos conocimos. Vino a mis horas de oficina, aunque no era mi alumno en ese momento”.

En 1990, Rodríguez ya había producido su primer corto, “Bedhead”, que electrizó a la comunidad cinematográfica de Texas. La película cuenta la historia de una joven que descubre que tiene un talento sobrenatural y cuenta con la animación de Rodríguez y de su antigua esposa y colaboradora, la productora Elizabeth Avellan.

Anuncio

Salma Hayek en Netflix

Ago. 27, 2019

“Fue increíble ver tanto talento, y se puso en pantalla rápidamente”, dijo Ramírez Berg.

“Bedhead” es la primera iteración del estilo característico de Rodríguez; sus películas parecen dejar siempre al espectador un poco confundido, pero de forma satisfactoria.

Luego llegó “El Mariachi”, el thriller de acción narco en español que Rodríguez realizó con poco más de 7.000 dólares a los 23 años. La película cautivó en Sundance, ganando el premio del público, y fue seleccionada por Columbia Pictures para su distribución en 1993.

El fenómeno de “El Mariachi” dio lugar a “Desperado” (1995) y “Érase una vez en México” (2003), que se convirtieron en parte de la “Trilogía de México de Robert Rodríguez” y pusieron al director en una trayectoria única que sigue inspirando a los jóvenes cineastas, además que él mismo relata con detalle en sus memorias, “Rebelde sin tripulación” (1995).

Un auténtico inconforme al estilo de Quentin Tarantino y Spike Lee, Rodríguez se convirtió en una figura única, ya que a menudo rueda, edita y compone sus películas él mismo.

Ramírez Berg, que ahora incluye capítulos sobre el trabajo del cineasta en sus libros, se refirió a su método como “El evangelio de Robert Rodríguez”.

“Básicamente, es ‘sal y hazlo, y no pongas ninguna excusa’”, dijo Ramírez Berg. “Cuando está haciendo una película, es simplemente fluido. Le he visto en escena, es sorprendente, y todo el mundo lo siente”.

Anuncio

Tras sus éxitos en las décadas de 1990 y 2000, Rodríguez dio un monumental giro a su carrera -y una gran apuesta- cuando impulsó sus energías creativas para lanzar El Rey, su canal de cable dirigido al confuso e indescifrable mercado anglo-latino de Estados Unidos.

Anunciado en 2012, empezó a emitir programación original en 2013. Pero, al igual que otros conjuntos de televisión lineal con tintes latinos que han hecho el intento, El Rey no encontró su audiencia, o su público no lo encontró; la cadena sucumbió y finalmente cesó sus operaciones en diciembre.

“La gente estaba cortando los servicios de televisión de paga incluso entonces, ya lo sabíamos, y así pudimos conseguir la cadena”, dijo Rodríguez. “Pero pensamos: ‘Construyamos una marca, porque una vez que la creas, puedes llevarla a cualquier parte’, así que usemos esa plataforma de cable para establecerla. Eso es lo que hicimos”.

Finalmente, concluyó: “Hay que acabar con el cable e ir hacia el streaming”.

Por eso, Rodríguez y sus cofundadores, John Fogelman y Cristina Patwa, llegaron a un acuerdo con la empresa de streaming Cinedigm, que ha adquirido la licencia de la biblioteca de El Rey, incluida una serie titulada “The Director’s Chair”, en la que Rodríguez entrevista a otros cineastas.

La actriz celebra su cumpleaños y lo hace compartiendo fotos en sus redes

Sep. 2, 2020

Joey Chávez, vicepresidente ejecutivo de programación original de drama en HBO Max, describió el primer acuerdo con Rodríguez como un momento de “cierre del círculo” para él. El éxito de “El Mariachi” fue una inspiración temprana para Chávez, un nativo de Los Ángeles y uno de los pocos ejecutivos latinos en posiciones de relevancia.

Chávez dijo que el acuerdo de Rodríguez es clave en una estrategia para retratar más vívidamente las experiencias latinas en los espacios de HBO, parte de un impulso de toda la industria para abordar las cifras de representación de los creativos latinos en las principales plataformas.

Anuncio

“Creo que una de las cosas que me enseñó desde el principio, inspirándome, es: También tienes que hacerlo tú mismo”, dijo Chávez sobre Rodríguez. “Necesitas gente en estos puestos -como productores, escritores, ejecutivos- para asegurarte de que lo hacemos mejor”.

Rodríguez se unirá a Hayek, que firmó un acuerdo de primera vista con HBO Max el año pasado con su compañía Ventanarosa.

Ya sea en sus vehículos de Trejo “Machete” y “Machete Kills”, o incluso en la franquicia de películas familiares “Spy Kids”, Rodríguez está construyendo mundos destinados a atraer a todos los públicos, pero un poco más a los miembros de las comunidades latinoamericanas, normalizando los pequeños detalles que reflejan la esencia de ser latino.

“Si consigues que una película tenga el interés de la gente, entonces eso llama la atención de los estudios. Ahora quieren hablar tu idioma. Así que, si creen que pueden ganar dinero con ello, lo harán”, dijo Rodríguez. “No hay prejuicios. Es solo que tienen miedo de dar un primer paso en una dirección que es nueva”.

Su consejo a los cineastas emergentes es tan universal como su propio arco narrativo.

“No sigas las reglas”, dice Rodríguez. “Inventa una manera de burlar el sistema”.

To read this note in Englick click here

Anuncio