Conoce a la impetuosa pareja latina de la nueva ‘West Side Story’

Ariana DeBose y David Álvarez en una escena de “West Side Story”
(Niko Tavernise)
Share

Ariana DeBose y David Álvarez brillan como estrellas indiscutibles en la nueva cinta de Steven Spielberg

Al comienzo, la simple idea parecía una completa herejía, porque “West Side Story”, el celebrado musical de Broadway estrenado en 1957 con letras escritas por el legendario Stephen Sondheim, se plasmó hace seis décadas en un largometraje que sigue siendo considerado un clásico incuestionable del cine y que obtuvo 10 Premios de la Academia (incluyendo el de Mejor Película).

Por eso, tener ahora lo que muchos siguen considerando un ‘remake’ (pese a que es en realidad la segunda adaptación cinematográfica de la puesta en escena teatral) sonaba tan innecesario como pretencioso, incluso cuando se supo que el hombre a cargo del descabellado proyecto era ni más menos que Steven Spielberg.

Sin embargo, recientemente, y tras las funciones de prensa de rigor antes del estreno comercial de este fin de semana, se levantó el embargo de críticas, y estas han sido masivamente positivas, como lo demuestra el 93% de aprobación que ostenta ahora mismo la cinta en Rotten Romatoes y los comentarios de especialistas que hablan ya de la posibilidad cada vez más fuerte de que el trabajo sea nominado en categorías importantes de los eventos de premiación que se avecinan.

Lo recién dicho ha colocado también en el centro de atención a Ariana DeBose, una descendiente de puertorriqueños que ha participado en numerosos musicales pero que era prácticamente una desconocida para las grandes audiencias, y que ha despertado toda clase de entusiasmos con su interpretación de Anita, la enérgica ‘nuyorican’ que fuera inmortalizada ya por la legendaria Rita Moreno (quien obtuvo un Oscar por el papel y que participa también en el presente filme haciéndose caro de un rol especialmente creado para la ocasión).

Anuncio

Pero no hay que quitarle tampoco los ojos de encima a David Álvarez, el hijo de cubanos nacido en Canadá que se pone en la piel de otro de los protagonistas, Bernardo, novio de Anita y líder de la pandilla ‘nuyorican’ de los Sharks, enfrentada constantemente a la de los Jets, quienes son anglosajones.

En la entrevista por Zoom que nos ofrecieron recientemente, y que puedes ver también por aquí en su versión en video, DeBose y Álvarez hablan de los retos que implicó participar en esta ambiciosa producción, de lo importante que es el empleo del español en la misma adaptación, del orgullo que sienten por sus raíces y de la diversidad que existe en la comunidad latina que vive en los Estados Unidos.

He visto ya la cinta y ustedes dos están increíbles en ella, pero me imagino que se sintieron al menos un poco nerviosos al empezar a hacerla, porque iba a ser dirigida por Steven Spielberg y tenía el antecedente de una “peliculita” de hace sesenta años que se llevó diez Oscares.

Álvarez: Para mí, una de las mejores lecciones que me dio esto fue confiar en ti mismo, creer en ti mismo y tener la confianza de saber que tienes algo único que llevar a la mesa. Cuando me dijeron que iba a hacer de Bernardo, fue intimidante, porque temía ser comparado con George Chakiris, que lo interpretó en la película anterior, que estuvo perfecto y al que admiro mucho como artista.

Sentí que tenía que liberarme de eso y hacer lo mío, y es ahí donde Steven Spielberg, [el guionista] Tony Kushner y el equipo entero dieron realmente la cara para ayudarnos a encontrar a nuestros personajes dentro de nosotros mismos, a confiar en nuestros instintos. Estoy eternamente agradecido por ello.

Anuncio

DeBose en otro momento de la cinta.
(Niko Tavernise)

DeBose: Fue absolutamente abrumador, emocionante y maravilloso, y hubo momentos en los que me dije: ‘¿Qué estaba pensando?’ [risas] Pero creo que no hay mejor momento que el actual para que esta película se presente ante el mundo, porque celebra la totalidad de nuestra diáspora, y eso es increíble.

Las comparaciones son inevitables, pero se debe permitir que dos cosas existan a la vez. La película de 1961 será siempre un clásico, pero nuestra versión y nuestras interpretaciones se defienden por sí solas, ofreciendo algo que la audiencia no ha visto antes. Creo que todos los espectadores van a estar muy sorprendidos por lo auténtica que se siente esta historia y por el nivel de integridad que hubo en su realización.

Hablando de cosas nuevas, hay mucho español, y ustedes obviamente ya sabían eso debido al guion; ¿pero sabían también que no iba a haber subtítulos en inglés en esos momentos? Porque es una decisión que hace que la experiencia sea distinta según el idioma que maneja cada espectador.

DeBose: Para los latinos, ¿no es lindo que no seamos tratados de modo diferente? Esta es como una ofrenda pequeña y sutil de aceptación, de decir ‘este idioma es válido, es bueno y es importante’. Además, hace que la gente se acerque más al idioma, porque puede ser que no hables español, pero sabes lo que están diciendo; lo puedes sentir.

Álvarez: Creo que fue una decisión genial. No sé si fue Steven el que quería específicamente eso…

DeBose: Lo escuché de Steven. Me dijo que era su decisión.

Álvarez: …y creo que fue una gran idea, porque al ser un miembro de la audiencia, hace que te sientas como si estuvieras insertándote en las vidas de estos personajes y tratando de descubrir lo que está pasando, ya sea en el lado de los Sharks o en el de los Jets. Te convierte en un observador que busca entender las dificultades de estas culturas y lo que han tenido que atravesar estas personas. Es algo que apoyo cien por ciento y que adoro.

Álvarez interpreta a Bernardo, líder de una pandilla.
(Niko Tavernise)

Ustedes interpretan a una pareja puertorriqueña de Nueva York que es muy intensa. Ariana, tu personaje, Anita, está tratando de adaptarse a la sociedad estadounidense y no quiere que quienes la rodean hablen español, mientras que el personaje de David, Bernardo, se siente súper orgulloso de su origen y habla más español, aunque ella también lo hace de algún modo. Tengo entendido que David estuvo más expuesto al idioma mientras crecía, y que para ti fue más difícil. En ese sentido, ¿creen que los personajes reflejan un poco las experiencias reales de los dos?

DeBose: Es interesante que lo digas. Debe ser un paralelo inconsciente, no algo que fue puesto en el guion por esa razón específica. Pero Anita quiere asimilarse, y eso es algo con lo que me puedo identificar completamente debido al modo en que fui criada. No tuve necesariamente la oportunidad de sumergirme en mis orígenes hispanos mientras crecía, y esta película fue un regalo increíble para mí, porque abrió la ventana más grande que he tenido en lo que se refiere a aceptar todas las partes que me conforman y sentirme completamente aceptada por mi comunidad puertorriqueña. Fue un proceso fascinante; David pudo ver mi crecimiento para lograr ser todo lo que soy.

Anuncio

Álvarez: Esto como un testimonio de lo que pasó con la generación de nuestros padres, que tuvo que escoger entre extender su cultura y su lengua entre sus hijos o no hacerlo. Es por eso que hay tanta variedad y tantas diferencias en las familias latinas que migran a los Estados Unidos. Es triste que nuestros padres tuvieran que llegar a la idea de que quizás era mejor no enseñar español a sus hijos o hacerles saber sobre su propia cultura, porque algo así no era aceptado en este país. Es por eso que esta película es tan importante; porque está bien enseñar a la nueva generación lo que es tu cultura.

DeBose: Todo es parte de ti mismo. La lección aquí es que hay ciertos peligros en la asimilación, y esa es una discusión que se debe también iniciar. Pero creo que también es importante notar que no hay una sola manera de ser latino, especialmente en el mundo actual. Tenemos muchas experiencias que se presentan de modos muy distintos, y todas ellas deben ser validadas para que podamos salir adelante, encontrar aceptación, tomar el lugar que nos corresponde y hacer que nuestras voces sean escuchadas.

Esto es lo que puedes esperar de ‘The Power of the Dog’, ‘Drive My Car’ y más lanzamientos en nuestras críticas de la semana

Álvarez: Hacer esta película nos acercó tanto a lo que somos y de dónde venimos. Creo que nuestros padres van a sentirse muy orgullosos de que las cosas están cambiando, de que tenemos a un director como Steven Spielberg dispuesto a darnos una voz y a decir, ‘Hey, está bien compartir tu cultura con las nuevas generaciones”.

Ariana, dijiste que hay latinos distintos, y tú eres una afrolatina. Tu personaje también lo es, obviamente, y menciona incluso la palabra “prieta” en la película. Esa comunidad no está precisamente representada de gran modo en el cine y la televisión, por lo que esto debe ser importante para ti.

DeBose: Cuando se presentó ante mí la posibilidad de interpretar a Anita, me di cuenta de que este trabajo me iba a dar la oportunidad de crear al modelo a seguir que nunca tuve. Tuve a Rita Moreno, claro, pero la verdad es que ella no luce como yo. Tuvo que pasar mucho tiempo en mi vida para darme cuenta de que podía ser tanto negra como latina y de que eso es algo muy bueno. Creo que es importante para los jóvenes latinos ver que estas identidades que se cruzan son reales y positivas. Interpretar a Anita, dejarla ser afrolatina y ser yo misma orgullosamente afrolatina es algo maravilloso.