Anuncio
Share

El caso de Britney Spears impulsa poner límite a las tutelas en California

Britney Spears en la 29ª edición de los GLAAD Media Awards Beverly Hills
La artista pop en la 29ª edición de los GLAAD Media Awards, en Beverly Hills.
(Chris Pizzello / Invision)

Activistas de los derechos de las personas con discapacidad y defensores de Britney Spears respaldaron una propuesta de California, este miércoles, para brindar más protección a los individuos bajo tutela ordenada por un tribunal, al tiempo que promovieron alternativas menos restrictivas.

El movimiento se produjo mientras que el volátil caso de Spears volvió a estallar en una sala del tribunal del condado de Los Ángeles.

La audiencia para resolver los problemas pendientes a raíz de la tutela de la artista, que finalizó en noviembre pasado, se convirtió rápidamente en una serie de airadas acusaciones entre los abogados de la estrella y su padre, y el caso parece encaminarse a un largo juicio para determinar la verdad de las acusaciones de mala conducta en su contra.

El caso es el Anexo Nro. 1 para grupos que incluyen a Disability Voices United, Disability Rights California, Disability Rights Education and Defense Fund y Free Britney L.A. que alegan que lo que se conoce como tutelas testamentarias es un recurso usado mal y en exceso en California.

En la mayoría de los casos, involucran a personas con discapacidades intelectuales o del desarrollo, o con problemas relacionados con la edad, como la demencia o el Alzheimer.

Anuncio

Pero los grupos de defensa sostienen que los custodiados como Spears pueden quedar atrapados en un sistema que elimina sus derechos civiles y la capacidad de defenderse a sí mismos.

La Asociación Fiduciaria Profesional de California, que representa a muchos de los designados como custodios, no hizo comentarios de inmediato, pero señaló que las respuestas a muchas preguntas sobre el proceso se pueden encontrar en californiaconservatorshipfacts.com

“Las tutelas deberían ser inusuales, y el último recurso”, expresó Judy Mark, presidenta de Disability Voices United, un grupo activista del sur de California. “El valor predeterminado debería ser que las personas con discapacidad conserven sus derechos y obtengan apoyo cuando lo necesiten”.

Los grupos respaldaron la legislación del asambleísta demócrata Brian Maienschein, que también facilitará la terminación de las tutelas para quienes quieren desligarse de ellas.

En cambio, están promoviendo los acuerdos de “toma asistida de decisiones”, como una alternativa menos restrictiva. Estos permiten que las personas con discapacidades elijan a alguien que les ayude a comprender, tomar y comunicar sus elecciones, pero conceden que la persona siga tomando la decisión.

Esa opción ya fue adoptada en Alaska, Colorado, Delaware, Illinois, Indiana, Luisiana, Nevada, Dakota del Norte, Rhode Island, Texas, Washington, Wisconsin y Washington, D.C., precisaron los defensores.

La ley de California remarca que las tutelas solo deben ordenarse si un juez dictamina que son la alternativa menos restrictiva. Pero los activistas sostienen que a menudo se imponen sin examinar otras opciones.

El proyecto de ley de Maienschein exigiría que antes de imponer una tutela, los jueces primero documenten que todas las demás alternativas fueron consideradas, incluida la toma de decisiones con apoyo. Se incorporaría así la figura de la toma de decisiones asistida en la ley de California y se respaldaría esa alternativa con programas de subvenciones, capacitación y asistencia técnica.

El proyecto también facilitaría la finalización de las tutelas testamentarias al exigir una revisión periódica, que incluiría preguntar a los pupilos si quieren que la tutela sea menos restrictiva o desean finalizarla por completo.

También se requerirá que los tutores consulten con los pupilos y tomen decisiones que reflejen los deseos de estos, o las preferencias previamente expresadas.

Antes de su elección a la Legislatura, Maienschein fue asistente legal de un juez del Tribunal Superior de San Diego que supervisaba las tutelas. “Vi de primera mano el papel que juega la corte en el establecimiento de tutelas y el potencial de abuso”, expresó durante una conferencia de prensa en línea. “El sistema en California necesita desesperadamente una reforma”.

Aunque llamó a Spears “posiblemente la pupila más famosa del mundo”, dijo que su proyecto de ley ayudaría a muchos otros que no tienen “el beneficio de la fama mundial para arrojar luz sobre su caso”.

La cantante pop llamó la atención internacional sobre el tema, que culminó en noviembre pasado cuando un juez de Los Ángeles puso fin a la medida que controló su vida y su dinero durante casi 14 años.

Pero las consecuencias continuaron en la audiencia del miércoles, cuando el abogado de Spears, Mathew Rosengart, se opuso a que la jueza del Tribunal Superior Brenda Penny aprobara los muchos honorarios pendientes de los abogados en el caso hasta que se lleve a cabo el juicio.

Rosengart repitió las acusaciones de un documental de The New York Times de que James Spears intervino el teléfono y la casa de su hija, diciendo que se encontraban entre muchos casos de “mala conducta grave, potencialmente mala conducta criminal, por parte del Sr. Spears”.

El abogado Spears padre, Alex Weingarten, afirmó que las acusaciones, junto con las denuncias de malos tratos financieros, son “todas tonterías”. “Prácticamente todo lo que se alega en esas objeciones es demostrablemente falso o está fuera de contexto”, indicó.

Weingarten planea presentar una moción para una apertura masiva de documentos de toda la tutela, diciendo que “necesitamos que la verdad salga a la luz”. Rosengart anticipó que también se opondrá a esto.

Penny ordenó la transferencia final de los activos de Spears de vuelta a ella por parte del curador de la corte y dictaminó que se sellara la orden de noviembre pasado, que puso fin a la tutela. Les dijo a los abogados que regresaran a la corte en julio, cuando podría decidir ordenar el juicio.

Britney Spears no participó en la audiencia.

“Creo que si el proyecto AB 1663 hubiera estado vigente hace 13 años, la corte no habría podido imponer tal control a Britney Spears. Ahora su historia ilumina el camino hacia donde es necesario hacer cambios en nuestras leyes”, expresó Mark, de Disability Voices United.

Para los activistas, no está claro cuántas personas están bajo tutela en California porque los datos no se recopilan. La batalla de Spears, expusieron, es un ejemplo de cómo las tutelas se imponen con demasiada facilidad y son muy difíciles de terminar.

La estrella pop era una madre primeriza de 26 años que había tenido varios problemas públicos de salud mental durante el apogeo de su carrera, en 2008, cuando su padre solicitó la tutela, inicialmente de forma temporal.

Spears no estuvo presente en la audiencia judicial en la que se asignaron sus derechos constitucionales a su progenitor, ni se intentaron medidas menos restrictivas antes de ponerla bajo tutela, señaló Leanne Simmons, organizadora de Free Britney L.A.

La medida finalizó solo después de que la artista se involucrara en una lucha de varios años y luego de que ganara el derecho a elegir su propio abogado. “Si bien es único en muchos sentidos, sigue un patrón de explotación muy común dentro del sistema judicial de sucesiones aquí en California”, consideró Simmons.

Para leer esta nota en inglés, haga clic aquí


Anuncio