CRÍTICAS. Unos niños aterradores, unos espías controvertidos y más estrenos de cine

Zac Efron and Ryan Kiera Armstrong in “Firestarter”
Andy (Zac Efron) y Charlie (Ryan Kiera Armstrong) en una escena de “Firestarter”.
(Ken Woroner/Universal Pictures)
Share

La cartelera presencial y virtual de esta semana se inclina generosamente hacia el género de terror con dos estrenos de diferente procedencia y estilo cuyos protagonistas infantiles darán sin duda de qué hablar, pero que no lo cierran el paso al lanzamiento de propuestas que se orientan por su lado hacia lo histórico y lo social.

FIRESTARTER

Director: Keith Thomas

Reparto: Zac Efron, Ryan Kiera Armstrong, Sydney Lemmon

Género: Terror

Si el nombre “Firestarter” no te dice nada es porque no eres un fan incondicional de Stephen King (quien publicó en 1980 una novela que se llamaba así) ni de Drew Barrymore (quien tenía 9 años cuando protagonizó la primera película basada en la misma novela). Sea como sea, no debes torturarte mucho; el libro no se encuentra entre lo mejor -ni lo más conocido- de King, y el filme de 1984 fue descalificado hasta por el mismo autor literario, quien lo consideraba una de las peores adaptaciones hechas de su obra.

Anuncio

Bajo esas condiciones, no había demasiadas expectativas en el ‘remake’, ‘reboot’ o como quieran llamarlo que se estrena simultáneamente este viernes en salas y en Peacock, lo que no es necesariamente negativo en trabajos de este género, porque la audiencia en general no está al tanto de detalles precisos y los cineastas pueden tomar libertades creativas potencialmente interesantes. Por ese lado, se puede decir que, pese a no mostrar nada realmente sorprendente y a refugiarse demasiado en la medianía, la nueva adaptación tiene sus encantos.

Y es que, de la mano de la factoría Blumhouse, y bajo la dirección de Keith Thomas (quien hiciera antes la muy lograda -y definitivamente superior- “The Vigil”), la cinta destaca de algún modo no por intentar ser una versión ultramoderna y costosa sobre la relación entre Charlie (Ryan Kiera Armstrong) -una niña con la capacidad mental de quemar todo lo que se encuentra a su alrededor- y su padre Andy (Zac Efron) -culpable de algún modo de lo que pasa con ella pero convertido ahora en su protector-, sino por todo lo contrario, ya que adopta conscientemente un aspecto ochentero de serie B que inicialmente desconcierta, pero que va cuajando poco a poco, respaldado por una acertadísima banda sonora creada por el mismísimo John Carpenter (es decir, uno de los maestros incuestionables del terror ochentero).

THE INNOCENTS

Director: Eskil Vogt

Reparto: Rakel Lenora Fløttum, Alva Brynsmo Ramstad, Sam Ashraf

Género: Thriller / Terror

Luego de haber estado a punto de obtener el Oscar en el importante rubro de Mejor Guion Original por ser coescritor de la estupenda cinta “The Worst Woman in the World” -y de perder injustamente ante Kenneth Branagh y su insustancial “Belfast” durante la ceremonia-, Eskil Vogt regresa a las salas estadounidenses con una propuesta sumamente poderosa, pero completamente distinta, en la que se encargó no solo del guion por cuenta propia, sino que se convirtió en su segundo trabajo como director.

Anuncio

“The Innocents”, que se estrena este viernes en salas selectas y en Video On Demand, también se desarrolla en Noruega, pero en lugar de tener al frente a una muchacha en busca de identidad y de rumbo en la vida, nos presenta a cuatro niños que, luego de trabar rápidamente amistad en medio de sus juegos, empiezan a descubrir que poseen ciertas habilidades definitivamente ajenas al resto de los humanos.

Al inicio, el filme, que cuenta con una puesta en escena particularmente lograda en la que los primeros planos de los personajes se combinan con tomas del edificio en el que viven y de los terrenos boscosos que los rodean, y en el que la música inquietante incrementa constantemente la sensación de suspenso, parece inclinarse hacia el drama y el ‘thriller’; pero una vez que abre con generosidad las puertas de la violencia (porque hay un personaje en particular cuyas inclinaciones hacia el lado oscuro comienzan a generar daños cada vez más alarmantes), se trasforma en una impresionante historia de terror con indudables inclinaciones artísticas y estupendas actuaciones que ningún admirador del género debería dejar de ver.

CASTRO’S SPIES

Directores: Ollie Aslin y Gary Lennon

Género: Documental

La historia real de los Cuban Five, el grupo de espías del gobierno castrista que logró infiltrarse en los colectivos contrarrevolucionarios de Miami durante los años ‘90 y que fue llevado a la corte por el gobierno estadounidense, se plasmó recientemente en “La Red Avispa” (2019), una película dramática del realizador francés Olivier Assayas que fue distribuida por Netflix y que se caracterizó por su impresionante reparto (estaba protagonizada por Penélope Cruz, Édgar Ramírez, Wagner Moura, Gael García Bernal y Ana de Armas).

Ahora, las circunstancias que la rodean regresan a la pantalla a través de “Castro’s Spies” (disponible desde este viernes en salas selectas y en formatos digitales), un largometraje documental que complementa la visión de lo que vimos ya en la película con guion valiéndose tanto de abundante material de archivo de carácter inédito (procedente del Instituto Cubano del Cine) como de valiosos testimonios de las personas que formaron parte de los hechos, incluyendo a los espías René González, Fernando González, Gerardo Hernández, Antonio Guerrero y Ramón Labañino, así como a agentes de los servicios de inteligencia de EE.UU. y al líder de la disidencia José Basulto.

Tal y como sucedió con “La Red Avispa”, es de esperar que los adversarios más encarnizados del régimen cubano acusen a este trabajo de origen irlandés -donde los espías terminan siendo vistos al menos como sujetos pacíficos y tremendamente valientes, sino como héroes- de ser una simple propaganda a favor de Castro, pese a que las entrevistas presentadas le dan voz a todas las facciones que intervinieron en el asunto y a que lo que se cuenta se encuentra incluso sustentado por el sistema judicial estadounidense.

MONTANA STORY

Directores: Scott McGehee y David Siegel

Reparto: Haley Lu Richardson, Owen Teague, Kimberly Guerrero

Género: Drama

Cuando se piensa en el mundo del ‘western’, uno imagina normalmente a rudos vaqueros sobre caballos que se agarran a balazos en medio de poblados desérticos o que pelean cruentamente contra la población originaria del lugar (sí, “los indios”). Pero hay otras modalidades fílmicas que, sin responder necesariamente a los lineamientos esperados, se inscriben de un modo u otro en el género, como lo demostró hace poco la multipremiada “The Power of the Dog” (2021).

Anuncio

En ese sentido, “Montana Story”, que se estrena este viernes en salas selectas, se aleja todavía más del molde al presentar un relato contemporáneo en el que el único ‘cowboy’ blanco con un pasado cercano al de los personajes arquetípicos es un anciano que se encuentra en su lecho de muerte, en estado de coma, y que no dice ni una sola palabra. Pero ese simple dato es significativo y probablemente alusivo al concepto actual sobre un pasado que algunos se empeñan en glorificar, pese a que es evidentemente insostenible.

Aquí, el joven y taciturno Cal (Owen Teague) es el primero que llega al viejo rancho familiar para visitar a su antepasado moribundo, seguido poco después por su media hermana Erin (Haley Lu Richardson), quien se muestra mucho más afectada por las circunstancias y que, como se va mostrando poco a poco, tiene varias deudas pendientes con el hombre al que amó más que a nadie en cierto momento de su vida.

El ritmo extremadamente lento y contemplativo de la cinta no será del gusto de todos los espectadores, pero los jóvenes Richardson y Teague hacen lo suyo de manera brillante, la puesta en escena de los directores y guionistas Scott McGehee y David Siegel es frecuentemente deslumbrante y hasta los personajes secundarios que aparecen por aquí y por allá (todos ellos de diversas etnias y procedencias) se encuentran siempre bien desarrollados.