Idris Elba se enfrenta a la pérdida y a un león descontrolado en la emocionante ‘Beast’

This image released by Universal Pictures shows Idris Elba en una escena de "Beast".
(Lauren Mulligan/AP)
Share

Por lo general, ha sido mostrado como un tipo rudo y hasta imbatible. Es así al menos como lo identifican las grandes audiencias por su participación en varias películas de los Avengers, donde ha interpretado al poderoso asgardiano Heimdall, así como por haber representado al supervillano Bloodsport en “The Suicide Squad” (2021), lo que le otorga la distinción de ser parte tanto del universo cinematográfico como del de DC -al que, según fuertes rumores, estaría a punto de regresar-.

Yendo al plano menos ‘mainstream’, Idris Elba dejó impresionado a más de un cinéfilo cuando encarnó magistralmente al aterrador Comandante de “Beasts of No Nation” (2015), lo que le valió una nominación a los Globos de Oro; y, en una dimensión muy distinta, asumió el reto de representar a uno de los activistas más adorados de toda la Historia en el ‘biopic’ “Mandela: Long Walk to Freedom” (2013).

Sin embargo, más allá del carácter moral de cada uno de sus personajes, el artista británico -también es músico y DJ- se ha hecho conocido por sus contundentes habilidades histriónicas, responsables de que cualquier intervención suya eleve automáticamente el proyecto en el que se encuentra involucrado. Y eso es lo que sucede justamente con “Beast”, el ‘thriller’ de supervivencia de Baltasar Kormákur (“2 Guns”, “Everest”), que se encuentra desde hoy en cartelera y que le brinda la posibilidad de ponerse en la piel de un doctor cuyo viaje a Sudáfrica en compañía de sus hijas lo enfrenta no solo a las secuelas de una reciente tragedia familiar, sino también a un león solitario que pone en peligro todo lo que le queda en la vida.

En la entrevista con Los Angeles Times en Español que puedes encontrar también aquí en formato de video con subtítulos en nuestro idioma, Elba habla de su nuevo personaje, de lo que significó trabajar nuevamente en el continente donde nacieron sus padres, del modo en que el equipo de producción se las ingenió para recrear a animales que no estaban presentes durante el rodaje y del futuro de su carrera.

Anuncio

Idris, para decirte la verdad, antes de ver “Beast”, yo esperaba que esto iba a ser algo muy inclinado hacia la acción, con elementos de thriller; pero al ver la película, quedé gratamente sorprendido con todas las emociones que tiene y con lo bien que están desarrollados los personajes, lo que no sucede necesariamente en esta clase de trabajos comerciales. Me imagino que el hecho de estar ante una película en la que se combinaban todos estos elementos fue muy importante para ti.

Sí. Definitivamente, es el camino más difícil de transitar. Haces una película sobre el hombre contra la bestia, o haces una sobre una familia enfrentada a la pérdida; no sueles poner todo eso junto. Para nosotros, era muy importante mostrar cierta dinámica: por un lado, se encuentra el hombre que está perdiendo a su familia, que ha perdido a su esposa y que está perdiendo quizás a sus hijas, y por el otro, se encuentra un león que, debido a los cazadores furtivos, ha perdido a su propia familia y se ha vuelto peligroso. Los dos se dirigen el uno contra el otro. Mi personaje tiene que enfrentarse a sus miedos, y el otro tiene que lidiar con su deseo de venganza. Tuvimos varias conversaciones sobre cómo lograr que esto saliera a flote en el guion.

Esta es una película moderna con muchos efectos especiales, pero en el fondo se trata de una cinta muy clásica, con referencias obvias a “Cujo” y “Jaws”. Cualquiera podría decir que quiere hacer algo así, pero lograrlo no es fácil. Las tomas largas que se emplean te dan la oportunidad de expresarte emocionalmente, y hacen también que las escenas de acción funcionen de un modo distinto al que lo harían si tuvieran un estilo cortado, tipo videoclip. ¿Cómo se desarrolló ese proceso?

Fue un proceso digno de verse. Baltasar [Kormákur], nuestro director, tenía una idea muy clara de cómo iba a filmar la película. Esta es una película de supervivencia, y nos dio varias ventajas contar con Balt, quien ya había hecho esa clase de películas, como fue el caso de “Everest” y “Adrift”, y que sabe bien cómo se desarrollan estas situaciones en los seres humanos.

Esto es lo que puedes esperar de ‘Beast’, ‘Orphan: First Kill’ y otras películas nuevas en salas y plataformas

En este caso, hay una dinámica familiar que es muy importante para el componente de supervivencia, y todo esto fue una labor de amor. Me gustó realmente hacer este filme. Fue duro; no estábamos en locaciones fáciles y sensuales, sino en locaciones áridas y difíciles de fotografiar por cuestiones de iluminación.

Anuncio

Algo que es también llamativo es el modo en que se retrata a Sudáfrica, porque estas locaciones reales se convierten en un personaje más. Se muestra incluso a veces el lenguaje empleado por gente de allá -el venda-, y la banda sonora, donde aparecen artistas africanos, es muy lograda. Esta es una gran producción hollywoodense, pero muestra respeto por el lugar.

Se invirtió definitivamente mucho tiempo y dedicación en los aspectos culturales de la película. No queríamos que los espectadores dijeran, “Oh, nunca voy a ir a Sudáfrica”; queríamos que vieran la película y supieran que lo que se presenta es una jornada, pero que sintieran a la vez que los cineastas hicieron todo lo posible para mantener la honestidad.

Ya habías hecho algunas películas en diferentes partes de África, que es, por supuesto, un continente muy grande, como fue el caso de “Sometimes in April”, “Beasts of No Nation” y, claro está, la película sobre Mandela. ¿Pero qué tan emocionante fue para ti regresar para hacer esta cinta, que va más por el lado de la acción, del thriller? ¿Tus padres nacieron allí?

No; mis padres son de África Occidental, de Sierra Leona y Ghana. Pero sí, estuvo muy bien regresar. Me encanta hacer películas en África; me gusta la temperatura, los equipos de trabajo son muy buenos, la gente está dispuesta a hacer lo que tiene que hacer y hay una gran ética de trabajo. Siempre la paso bien en Ciudad del Cabo. Durante los meses de invierno, el sol está hermoso, la luz es preciosa y los días son cortos. Eso fue un desafío, pero resultó también muy divertido.

Idris Elba, a la izquierda, y el director Baltasar Kormákur en el set.
(Universal Pictures)

Dices que te gusta la temperatura de allá, pero en la película, los personajes de tus hijas dicen que resulta demasiado calurosa para ellas. Filmaron durante el invierno; ¿es mejor entonces ir de visita en esa época?

Para nosotros, fue mejor ir durante su temporada de invierno. Pese a lo que se ve en esa escena, no es tan caluroso. Se pone así al mediodía, pero nosotros filmábamos muy temprano, para poder capturar esa luz hermosa que ves en la película, y después, filmábamos al final del día, desde el atardecer hasta el amanecer.

Hablemos de pelear con leones. Si alguien me preguntara quién puede hacerlo de manera mínimamente decente, diría que quizás Idris Elba; yo no, definitivamente. Por supuesto, es una tarea imposible. Tu personaje en la película es muy fuerte, pero más allá de tener que pelear con el león solitario porque no tiene otra opción, es un doctor. Eso es interesante, porque ha estudiado medicina y tiene la oportunidad de usar sus habilidades en diferentes momentos de la historia. Me imagino que ese fue un detalle que te llamó también la atención.

¡Completamente! Este es un personaje diferente para mí. No es el héroe, no es alguien que sabe pelear ni que tiene armas, sino alguien que es un papá y que está muy metido en lo de ser un papá. Eso es lo que hace, en mi opinión, que este padre pueda generar más identificación con la audiencia que otros padres [del cine]. Nadie puede pelear contra un león; ese no es el punto.

Tarzán, quizás.

Anuncio

¡Tarzán! Pero creo que él peleaba contra tigres. Los leones no atacan a los seres humanos a no ser que estén separados de la manada o que no tengan absolutamente nada más que comer.

También hay humor en la película, como en la escena en la que tu personaje está lidiando con un automóvil que no tiene la llave puesta, y cuando una de sus hijas le pregunta: “¿Puedes prenderlo con los cables?”, le responde: “¡Yo fui a la escuela de medicina!” Es algo que un héroe habitual de Hollywood no diría.

¡No lo diría! Mi personaje no es así; para nada. Creo que esa es una manera refrescante de presentar a un personaje en una película. Has visto al padre de varias películas haciendo cosas así y esperas por lo tanto que aquí pase lo mismo, pero lo que ofrezco en este caso es algo distinto.

¿Lo puedes hacer en la vida real?

¿Yo? ¡No! Puedo ‘hackear’ mi carro, pero eso es diferente.

Las cosas que suceden aquí entre los leones y los seres humanos no podrían haberse filmado en realidad, por lo que parecía inevitable el empleo de la CGI. ¿Cómo fue esa parte del trabajo? Cuando recibiste el guion, ¿la primera página decía muy claramente que no se iban a emplear leones reales, en caso de que tuvieras la duda?

Sabíamos que no queríamos animales reales en esta clase de historia. Hubiera sido cruel, y para ser sincero, no lo necesitábamos, porque la caja de herramientas de efectos especiales que existe actualmente es tan grande que, si hay algo que puedes imaginar, alguien puede crearlo. Además, como cineastas, nos permitió avanzar y seguir adelante. Haber tenido un león en el set hubiera sido definitivamente muy difícil de manejar.

Otra escena de la cinta.
(Universal Pictures)

Has hecho muchas cosas con CGI en tu carrera; has estado en seis películas de Marvel y en una de DC, pero en este caso, todo tenía que lucir muy realista. ¿Cuáles fueron los desafíos en el uso de la tecnología y cómo fue actuar en momentos como los de la pelea con el león solitario sin tener al león presente?

Fue complicado. Hay una serie de capas. Primero estaba la manera en que íbamos a filmar, con los ángulos de cámara, y después me ponían ahí, miraban mi coreografía y mis movimientos. Después ponían a un doble de acción en un uniforme verde con el que me peleaba, tomando en cuenta lo que sucede con un ser humano cuando es atacado por un animal tan poderoso. Después, sacábamos al doble y yo hacía lo mismo sin él, por mí mismo, lo que era un trabajo completo de actuación; y después, lo hacían de nuevo, pero sin nadie en el encuadre, solo con la cámara en movimiento. Era muy complejo y realmente fascinante.

Anuncio

¿Eres tú entonces en toda la escena?

Era cien por ciento yo, dando lo mejor de mí. Pero hay capas de mí. No sé cómo explicarlo. Parte de lo que se ve soy yo, pero otra parte es CGI de mí mismo.

Bueno, se ve muy bien. Ya mencioné que has estado en una película de DC, y ahora parece que vas a estar en una más…

No está confirmado que voy a estar en una más, pero es algo que me gustaría definitivamente que pasara.

Y ahora tienes la película de “Luther”.

Sí; ya la terminamos, y estamos listos para mostrársela al mundo. Se trata definitivamente de una película grande, en la que hemos hecho crecer las cosas; pero si no has visto nunca la serie, todavía podrás disfrutarla.

¿Tienen una fecha de estreno?

No. Creo que va a ser el próximo mes de febrero.

Finalmente, ¿qué te gustaría que la gente se llevara de “Beast”? Porque tiene acción y emociones, pero también un mensaje relacionado a los cazadores furtivos y el daño que le podemos hacer al ecosistema.

En primer lugar, bienvenidos de nuevo al cine. Aquí está la hermosa África; péguenle una mirada. En segundo lugar, necesitamos historias como esta; necesitamos historias sobre el triunfo de la fe, la fortaleza y la necesidad de estar preparados para sacrificarlo todo. También quiero que la gente se dé cuenta de que se pueden contar historias con finales positivos en África. Incluso cuando esta tiene una cuota de oscuridad, al final, hay positivismo acerca del continente, y queremos que la gente pueda celebrarlo cuando regrese a su casa.