Los talentos emergentes del cine latino vuelven a presentar sus obras gracias a NewFilmmakers LA

Una escena del cortometraje mexicano “En cualquier lugar”.
(NFMLA)
Share

“InFocus: Latinx & Hispanic Cinema Shorts”, el mini festival anual organizado por la asociación NewFilmmakers Los Angeles (NFMLA) con el respaldo de la Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas (AMPAS), tuvo que pasar al plano virtual durante la pandemia. Pero ahora, retoma las presentaciones presenciales para darle vida a su novena edición, que se llevará a cabo este sábado desde las 3 p.m. en el Linwood Dunn Theater de la misma Academia, ubicado en 1313 Vine St., Los Ángeles, CA 90028.

Como ha venido sucediendo desde que empezó a realizarse, la muestra reúne cortometrajes creados por cineastas jóvenes de origen hispano que viven en Latinoamérica o en Estados Unidos, lo que significa que los diálogos de sus trabajos se encuentran en español, en inglés o en una combinación de los dos idiomas. Los filmes están además hermanados por un nivel de producción y de calidad artística que les permite ser apreciados más allá del interés que puedan generar debido a sus referencias culturales.

Y, por si lo dicho no fuera suficiente, merecen ser igualmente vistos por lo que revelan de sus autores en cuanto a las discusiones sociales, políticas y estéticas que se presentan actualmente, porque si bien son mayormente esfuerzos tempranos en la carrera de sus realizadores, poseen en más de un caso una madurez que no deja de sorprender.

Anuncio

Esto es lo que puedes esperar de ‘Blonde’, ‘Clerks III’ y otras películas nuevas

Para darle forma al aspecto argumental del conjunto, los organizadores del festival han separado los 18 trabajos que se exhibirán en tres categorías, empezando por “Connection and Disconnection”, que ellos mismos definen por sus lazos con cuestiones familiares, tradiciones y emociones. En esta selección, destacamos a “Pool Boy” (EE.UU.), un relato particularmente sensual sobre la compleja relación que se produce entre un universitario anglosajón acaudalado y el encargado de la limpieza de la piscina en la casa de sus padres, que es un chico latino no binario; a “No soy Oscar” (EE.UU./México), un documental que traza conmovedores paralelismos entre un padre salvadoreño-americano que tiene una vida acomodada con su hija y un padre salvadoreño que murió al lado de su propia hija al tratar de cruzar el Río Grande; y, sobre todo, a “En cualquier lugar” (México), un título poderoso y bellamente filmado que parece hablar inicialmente de la relación ideal que existe entre un hombre mayor y su nieta pequeña en un pueblito mexicano, pero que cambia totalmente de rumbo cuando plantea un giro profundamente desconcertante.

El siguiente segmento, “The Surreal’, se inclina hacia el género fantástico, y sorprende frecuentemente con la creatividad de los autores de las obras presentadas para lograr resultados extremadamente decorosos en lo que respecta a la ciencia ficción y el terror pese a las limitaciones de recursos. Aunque es el apartado más irregular del evento, cuenta con propuestas notables, como la de “Tundra” (Cuba), un impresionante trabajo que califica más bien como mediometraje -dura 30 minutos- y que nos traslada a una ciudad de La Habana afectada por una infestación de origen aparentemente extraterrestre mientras cuenta la historia de un inspector eléctrico que se encuentra obsesionado con una misteriosa “mujer de rojo”. La puesta en escena y la fotografía son de primer nivel.

También nos gustaron “Mancha” (Estados Unidos), donde se nos presenta a la dueña puertorriqueña de un restaurante latino de Anchorage, Alaska, que se enfrenta a una suerte de encarnación sobrenatural e invasiva del abuso sufrido por las mujeres de su familia a manos de los hombres; “Noche del infierno” (Estados Unidos), que nos coloca en el seno de una hermandad femenina de estudiantes con orientación hispana cuyo rito de iniciación pone en competencia a jovencitas de diferentes procedencias y rasgos étnicos que rechazan la ‘latinidad’ de sus contrincantes; y “Soy vampiro” (México), un relato simpático, ligero y cómico sobre una niña que cree haberse transformado en una criatura sedienta de sangre luego de que sus padres la ponen en cuarentena debido a la pandemia del Covid-19.

Anuncio

"Tundra", un fascinante cortometraje cubano.
“Tundra”, un fascinante cortometraje cubano.
(NFMLA)

El evento se cierra con el segmento “Representation”, que le da cabida a la exhibición de nuestra comunidad en los medios y en la sociedad, y que incluye en sus propuestas a “Bad Hombrewood” (EE.UU.), un interesante documental de 24 minutos que, además de analizar el modo en que hemos sido mostrados en el cine y la televisión de este país, recoge opiniones y testimonios de cineastas hispanos radicados en los Estados Unidos y termina ofreciendo consejos para los latinos que pretendan seguir la ruta audiovisual en la misma Unión Americana, impartidos ni más ni menos que por el gran Guillermo del Toro.

Dentro del mismo segmento, nos llamó también la atención “Sabor ártico: latinos en Alaska”, cuyo nombre parece decirlo todo y que, en efecto, nos traslada al apartado estado para mostrarnos los numerosos retos que atraviesan los inmigrantes de diferentes orígenes (hay declaraciones de personas procedentes de México, Guatemala, Puerto Rico y Perú) para tratar de reproducir las recetas culinarias tradicionales y mantener sus costumbres dentro de un territorio tan complicado como ese.

Al momento de publicar nuestra nota, la edición 2022 de “Focus: Latinx & Hispanic Cinema Shorts” se encuentra totalmente vendida; pero puedes entrar a este enlace para registrarte en una lista de espera que permitirá el ingreso de espectadores adicionales.