Zoe Saldaña se conecta más con su emblemático personaje en la secuela de ‘Avatar’

El personaje de Neytiri en una escena de la nueva cinta.
(20th Century Studios)
Share

Hoy, cuando “Avatar: The Way of Water” se encuentra finalmente en las salas estadounidenses, han pasado casi exactamente 13 años desde el lanzamiento nacional de “Avatar”, la entrega anterior, que sigue siendo la película más taquillera de todos los tiempos.

Además, el nuevo filme de James Cameron transcurre una década después del primero, lo que implica evidentemente que sus personajes estelares se encuentran en etapas diferentes. Esto incluye a Neitiry, la intrépida guerrera y aborigen del planeta Pandora que vuelve a ser interpretada por Zoe Saldaña y que, como hemos podido descubrir a través de los dos tráilers disponibles y de la escasa información que se ha revelado, será mostrada durante un proceso de embarazo y, posteriormente, como madre de hasta cinco hijos, dos de ellos adoptados.

Las nuevas circunstancias familiares coinciden de algún modo con lo que le ha ocurrido a la actriz, quien, después de filmar la “Avatar” del 2009, tuvo tres hijos. Se trata de una coincidencia que no pasa desapercibida para la descendiente de dominicanos y puertorriqueños, como lo reconoció durante la entrevista con Los Angeles Times en Español que puedes encontrar también aquí en su versión en video.

“Siento que Neitiry y yo hemos tenido vidas paralelas, en el sentido de que cuando hice la primera ‘Avatar’, yo no era madre”, fue lo primero que nos dijo la intérprete a través de una conexión por Zoom. “Cuando eres joven, eres despreocupado con tu seguridad; si había un reto, yo lo aceptaba enseguida, como lo hacía ella”.

Anuncio

“Al volver ahora, siendo las dos madres, lo que me empezó a invadir era el miedo de que le pasara algo a uno de mis hijos”, prosiguió. “Cuando tienes un propósito en la vida que es más grande que el tuyo, el miedo a perder ese propósito es inimaginable. Y le pasa lo mismo a Neitiry”.

Un mundo nuevo

Además de su relación de pareja con Jake Sully, el ‘marine’ humano que se convirtió en Na’vi por amor y que es interpretado nuevamente por Sam Worthington, y de todo lo que rodea a la maternidad ya descrita, tanto Neitiry como los demás miembros de su especie se verán enfrentados a una nueva amenaza que provendrá aparentemente de los humanos y que provocará mucha destrucción y dolor.

Que suceda algo así tiene sentido en una saga que, como su mismo creador ha señalado, recurre a la espectacularidad y la ciencia ficción para hacer comentarios punzantes sobre la colonización, los enfrentamientos bélicos y la Naturaleza.

“La película tiene de todo, y eso va a permitir que cada persona del público vea reflejada una parte de sus experiencias, dependiendo de lo que es importante para cada uno y de lo que resuena en cada uno”, retomó Saldaña. “Yo acabo de verla, y lo que ha resonado mucho en mí es esa conversación que tiene sobre el [medio] ambiente, relacionada al respeto y la consideración que debemos tener obligatoriamente con nuestra Tierra para que esta nos siga dando todo lo que se necesita, porque vemos lo que sucede en este otro planeta cuando no se lo valora o cuando se permite que se le falte el respeto”.

Anuncio

Fuera de ello, la intérprete se sintió impactada por las ideas contenidas en la cinta con respecto a la necesidad que tiene cada persona de proteger a su familia y de ofrecerle a sus integrantes un crecimiento digno. “Me parece que eso es algo que la audiencia se llevará también a casa”, comentó.

Por otro lado, lo que sucede en la película nos dará como espectadores la oportunidad de ver un aspecto diferente de Pandora, porque, en lugar de mantenernos únicamente en las zonas selváticas del planeta, como pasaba en “Avatar”, se nos trasladará al océano, lo que parece implicar que Neytiri y su familia serán desplazados de su hábitat natural para convertirse en refugiados.

Durante una visita reciente a París debido a un evento de moda organizado por Dior.
(Lewis Joly/AP)

Mar abierto

Está claro ya que “The Way of Water” tendrá muchas escenas acuáticas, y estas son de hecho las primeras de su tipo que se han desarrollado con la técnica de captura de movimiento. Para realizarlas, los actores tuvieron que pasar largas horas en unos tanques inmensos de agua, después de entrenarse intensamente en la disciplina del buceo.

Lo que sucedió en esos momentos ha generado una competencia amistosa entre los implicados, relacionada a la extensión de tiempo durante la cual cada uno de ellos fue capaz de contener la respiración mientras estaba sumergido. La “ganadora” ha sido Kate Winslet, con 7 minutos; Sigourney Weaver alcanzó los 6 y medio, y nuestra entrevistada llegó a 5.

Anuncio

“No es tampoco que yo pudiera hacerlo en cada escena; ese número, que superó de hecho los 5 minutos, se dio una vez”, precisó Saldaña. “Cada vez que uno de nosotros superaba su propio récord, al subir a la superficie, se encontraba con todo el equipo aplaudiendo”.

“Hubo un antes y un después; cuando [James Cameron] nos presentó el reto de filmar bajo el agua y de entrenarnos para poder contener el aliento, todos nos quedamos sorprendidos”, añadió. “Y después, cuando lo logramos, fue una cosa muy linda”.

Pese a que la mayoría de su infancia transcurrió en Nueva York, Saldaña vivió muchos años en República Dominicana al lado de su madre, y como su esposo Marco Merego es italiano, pasa mucho tiempo en el mar Mediterráneo y en La Riviera. Pero nada de eso la había llevado a moverse como un pez en el agua.

“Cuando era chica, siempre estaba en la playa o en la piscina, pero nunca me sentía completamente segura”, recordó. “Me sentía muy limitada, y era por ese asunto de ‘ay, ¿y si me ahogo?’. Durante mis viajes, me animaba a veces a bucear, pero sin técnica alguna. Hacer este entrenamiento me dio un sentido de seguridad que me conmovió; era una sensación que nunca había sentido”.

“He logrado pasárselo a mis hijos; ahora, cuando los estoy educando en términos de natación, lo hago sabiendo lo que es la respiración antes y después de que se sumergen, y me doy cuenta de que para ellos es algo muy natural, mientras que para mí es algo muy consciente”, detalló. “Aprendí algo nuevo de ‘Avatar’, y he logrado seguirlo con mi familia”.

Anuncio

Retos y logros

La cinta original deslumbró al mundo entero con su manejo de tecnología avanzada y el empleo de una 3D que no había lucido nunca de manera tan fabulosa. Pero han pasado varios años desde su lanzamiento y, en vista de las expectativas generadas, el público esperará mucho más de “The Way of Water”, que supera las tres horas de extensión y ha tenido un presupuesto que se acerca aparentemente a los 400 millones de dólares.

“Lo que ofrecerá es una experiencia inigualable, incomparable, inimaginable”, enumeró Saldaña cuando le preguntamos lo que podíamos esperar de la producción. “No te vas a ver solamente conmovido o conmovida por lo que verás, sino también por lo que escucharás y lo que sentirás. Es una auténtica experiencia de inmersión”.

Zoe Saldana smiles
Como protagonista de la serie “From Scratch”.
(Stefano Montesi/Netflix)

A sus 44 años, nuestra entrevistada se encuentra en un momento particularmente luminoso. Además de “The Way of Water”, tiene entre manos la tercera película de “Avatar”, que se filmó simultáneamente a esta y se verá en salas en el 2024; espera con ansias el estreno de mayo del 2023 de “Guardians of the Galaxy Vol. 3”, donde vuelve a interpretar a Gamora; y está siendo aclamada por su participación en “From Scratch”, una serie romántica de Netlix, lanzada el pasado mes de octubre, donde desempeña el papel de una artista estadounidense que se enamora de un chef durante un viaje de estudios a Italia.

La actriz de ascendencia dominicana lanza una serie en Netflix que une el amor con las artes, con el dolor, la comida italiana y las diferencias culturales

Anuncio

¿Qué es lo que siente ella ante la posibilidad de poder interpretar tanto a figuras emblemáticas en superproducciones hollywoodenses como a personajes más cotidianos en trabajos de menor perfil, pero igualmente celebrados?, le preguntamos.

“Sigo lo que me dicta el corazón cuando leo algo que me conmueve mucho, y cuando empiezo ya a filmar, lo hago muy preparada y muy determinada”, nos respondió ella. “Le doy 120 por ciento a todo lo que hago, y cuando eso da como resultado un gran éxito, saber que formé parte de algo especial se siente muy bien”.