Advertisement

La empresa matriz de MoviePass quiere deshacerse del servicio de suscripción

La empresa matriz de MoviePass quiere deshacerse del servicio de suscripción
La compañía matriz de MoviePass planea escindir el servicio de suscripción a boletos de películas con descuento. (Richard Drew)

La empresa matriz de MoviePass planea deshacerse del problemático servicio de suscripción al cine convirtiéndolo en una compañía independiente que cotice en bolsa, después de una acumulación de pérdidas masivas.

La firma de datos Helios & Matheson Analytics Inc., con sede en Nueva York, comunicó el 23 de octubre que creará una nueva entidad llamada MoviePass Entertainment Holdings Inc., que incluirá sus actividades de suscripción y otros activos relacionados con el cine.

Advertisement

La decisión se conoce a medida que las dificultades financieras de MoviePass siguen afectando las acciones de Helios & Matheson. La firma ha perdido casi todo su valor en el último año y corre el riesgo de ser excluida de la bolsa de valores Nasdaq si no puede aumentar su precio al menos a $1 por acción.

La cotización subió alrededor de un 15% el martes 23 por la mañana, lo cual elevó el precio de sus títulos en dos centavos.

Advertisement

Helios & Matheson "en gran medida se ha convertido en sinónimo de MoviePass para el público; ello nos lleva a creer que nuestros accionistas y la percepción del mercado de [Helios] podrían beneficiarse de separar nuestros activos relacionados con el cine del resto de la compañía", aseveró Ted Farnsworth, presidente y director ejecutivo de la empresa.

Aún resta saber si MoviePass podrá sobrevivir por sí sola. La entidad escindida también incluiría la unidad productora de la compañía, MoviePass Films; el negocio de adquisición de films, MoviePass Ventures; y el servicio de listados de películas Moviefone, que adquirió este 2018.

Entre las inversiones de MoviePass Ventures se encuentran "Gotti", la muy difamada película policial de John Travolta, que fracasó en la taquilla. La división de la empresa requiere la aprobación regulatoria.

La desventura de Helios & Matheson comenzó cuando anunció sus planes para comprar MoviePass, en agosto de 2017. La compañía pagó $27 millones por una participación mayoritaria en la firma con sede en Nueva York, dirigida por el presidente ejecutivo Mitch Lowe, quien anteriormente se había enfrentado a estudios como ejecutivo de Netflix y Redbox.

Advertisement

MoviePass atrajo a tres millones de suscriptores después de reducir su tarifa mensual a $9.95, en agosto de ese mismo año. Por ese precio, los usuarios de su tarjeta de débito roja podían ver una película en el cine hasta una vez al día, un buen ahorro incluso para aquellos que ven un par de films al mes.

MoviePass, lanzado por primera vez en 2011, había operado anteriormente como un jugador de nicho, con un precio cercano a los $30 dólares mensuales. El acuerdo de $9.95 enojó a algunos de los principales propietarios de cines, quienes temieron que las audiencias se acostumbren a pagar precios ultrabajos y que, sin esas ofertas, dejen de ir al cine.

MoviePass apuesta por lo que muchos consideran como un modelo de negocio muy defectuoso: pagar a los cines el precio total por cada boleto que adquieren los clientes, con la intención de ganar dinero vendiendo datos de los consumidores y posiblemente obteniendo una porción de los ingresos en las concesiones de las salas. Pero las cadenas de cines se negaron a compartir el dinero de los puestos de comidas, y el objetivo de vender datos de consumidores a los principales estudios y distribuidores no tuvo éxito.

Ante una crisis de efectivo y una caída en el precio de las acciones, la compañía sacó un préstamo de $5 millones, en julio pasado, para mantener el servicio en funcionamiento. También irritó a los clientes al hacer cambios dramáticos en sus ofertas, para detener la hemorragia de efectivo. En agosto, restringió a los suscriptores a tres películas al mes, lo cual generó predicciones acerca de su rápida desaparición. Helios & Matheson reportó una pérdida operativa en el segundo trimestre de $126.6 millones.

La empresa también enfrenta problemas legales. La oficina del fiscal general de Nueva York está investigando si la firma engañó a los inversionistas, y algunos han presentado demandas colectivas acusando a la compañía de no ser franca acerca de su situación financiera. Helios & Matheson negó las acusaciones.

En medio de la agitación, algunos suscriptores abandonaron MoviePass en pos de sus competidores. AMC Theatres, que expresó abiertamente su oposición a MoviePass, lanzó este 2018 su propio servicio de suscripción, que permite a los usuarios ver hasta tres películas por semana por $19.95 mensuales. Ese programa atrajo a unos 400,000 clientes, según AMC, con sede en Leawood, Kansas.

Helios & Matheson aclaró que, después de escindir MoviePass, planea centrarse en su negocio de análisis de datos y tecnología. La compañía continuará siendo propietaria de Zone Technologies Inc., creadora de una aplicación de mapeo y datos de delitos llamada RedZone Map.

Si quiere leer este artículo en inglés, haga clic aquí.

Advertisement
Advertisement
Advertisement