Adiós cinismo, hola franqueza: ¿Cómo llegó la moda hasta aquí? Gracias a Kids of Immigrants

The co-founders of Kids of Immigrants at their studio. Daniel Buezo, left, and Weleh Dennis, right.
Daniel Buezo, a la izquierda, con sombrero de pescador Arc’teryx, chamarra tipo camisa de Prada, camiseta Love Approved y pantalones de Hermanos Koumori; Weleh Dennis con camisa, gorra y pantalones vintage.
(Nailah Howze/For The Times)
Share

Este artículo es parte de la cuarta edición de Image, “Image Makers”, un tributo a las luminarias del estilo en Los Ángeles. En este número, rendimos homenaje a las personas y marcas que impulsan la cultura de la moda en la ciudad.

Hay algo especial que sucede cuando Daniel Buezo y Weleh Dennis se juntan en una habitación. Su relación, forjada a través de la creación de su marca, Kids of Immigrants (hijos de inmigrantes), en 2016, se manifiesta en la forma en que cada uno usa su oportunidad de hablar solo para exaltar los logros del otro. “Estoy muy orgulloso de él y de lo que está haciendo”, dice Dennis acerca de Buezo. “Él dice que yo lo inspiro, pero él me inspira a mí”.

Para estos fundadores, los valores son fundamentales. Su ropa se inspira en el amor, la amistad, la familia y el empoderamiento, de una manera que parece casi rebelde en un mundo que premia la exageración. La marca cautivó a una base de fans en Los Ángeles que también aspira a algo más profundo. Después de todo, ¿cuántas veces hemos visto a alguien con una camiseta o un bolso de mano con uno de los lemas instantáneamente reconocibles de Kids of Immigrants -“APOYA A TUS AMIGOS”; “EL AMOR NO TIENE LÍMITES”; “CUALQUIER COSA ES POSIBLE”- y pensado para nosotros mismos: “Quiero eso para mí".

La ironía y el cinismo pertenecen a los días pasados, a una era prepandémica. En 2021, la honestidad está de moda; la autenticidad y la franqueza también. Son las únicas cosas que tienen sentido. Kids of Immigrants ha estado sentando las bases para ello durante años; ahora, el mundo está listo para abrazar la idea. “Nuestra moneda es el amor”, afirma Buezo.

Anuncio

Daniel Buezo: Soy de Géminis.

Weleh Dennis: Yo de Tauro.

DB: No es la relación más fácil, pero si intentas entenderte, puede resultar gratificante. Creo que la hermandad y la amistad es el centro de todo. Nos permite movernos [de] formas muy fluidas. No hay ego porque estamos en la misma misión y entendemos las intenciones de los demás. Solíamos decir en el pasado: si Weleh va a correr tras el balón, yo haré el bloqueo para que él pueda anotar el touchdown, y viceversa. Nos conocimos oficialmente en 2013, a través de un amigo en común [David Ali]. En ese momento sentí: “Oye, ¿puedes quedarte a dormir en casa, hermano?”. Y seguimos hablando. Queríamos trabajar juntos, así que dije: “Hagámoslo”.

WD: Así fue.

DB: Creo que fue una combinación de dos personas que realmente aman el estilo y la moda, pero también tenemos una ventaja. No somos la típica persona vinculada con la moda. Soy del barrio. Al conocer a Weleh pensé: “Oh, él es auténtico, pero le encanta la moda”.

WD: Al tener esa formación clásica en moda pero venir de la época en que estamos, vi la dualidad: lo que la gente del mundo de la moda no podía entender y lo que las personas de nuestro entorno no podían traducir [Dennis estudió diseño de moda en la Academy of Art University, en San Francisco]. Eso nos ayuda a comunicar a través en nuestro propio idioma; no estamos tratando de atender al mundo de la alta costura, ni a lo que ellos considerarían como “urbano”. Solo somos nosotros; con Kids of Immigrants hablamos de amor, así como del aprecio por nuestros padres y las dificultades de nuestra educación. Lo nuestro era enorgullecernos el uno del otro, y luego ver eso en nuestra comunidad.

Anuncio

DB: Trabajé en Opening Ceremony, Weleh trabajó en Louis Vuitton. Nos encantaba todo eso, pero era difícil presentarnos a ese nivel [Buezo también fue estilista y trabajó para artistas como Kehlani mientras dirigía su gira; Dennis tuvo su propia marca, Weleh California, con la que fabricaba carteras y accesorios]. Cuando nos mudamos a Los Ángeles, ahí apareció Kids of Immigrants. Yo vivía en Pico Union. Caminábamos por MacArthur Park a las 6:00 a.m., donde puedes comprar cualquier cosa, desde un taco hasta un zapato, una camisa y una identificación falsa, solo para sentir esa vibración. El ajetreo y el bullicio, el ingenio, así como el espíritu de los inmigrantes que lo rodean.

WD: Todos podrían enumerar las diferencias entre Daniel, que es de Honduras y yo, que soy de Liberia, pero nadie está realmente capacitado o consciente para ver las similitudes [ambos estadounidenses de primera generación, Dennis fue criado por padres liberianos en Sacramento, Buezo por padres hondureños en Brooklyn]. Siempre vi similitudes entre nosotros. Y creo que eso es lo que vemos con las personas que usan la ropa: hay un montón de diferencias con todos que vienen de distintos lugares, pero ¿cuáles son las similitudes? Porque al final del día, todos somos humanos. He tratado de concentrarme en estos niveles humanistas de conexión.

Weleh Dennis
(Nailah Howze/For The Times)

DB: En los primeros años, no fue fácil. No era: “Oh, esta es la marca más genial que existe”. Pero creo que Los Ángeles nos dio la oportunidad de hacerlo. Y si vives en esta ciudad o la has visitado, sabes que la cultura inmigrante está en todo y en cualquier parte.

WD: Ralph Lauren es una gran inspiración; es un hijo de inmigrantes, Ralph Lifshitz. Pero nosotros no tenemos que recrearnos a nosotros mismos. Eso no es necesario para contarle a la gente la historia estadounidense. En todo caso, tienes que ser tú mismo.

DB: L.A., más que nunca en 2021, es una fuerza impulsora en el mundo de la moda. Todo se siente súper basado en la comunidad. Ya sabemos cómo la moda puede separarnos a todos. Queríamos hacer algo distinto, que nos uniera completamente. Eso no solo se veía bien, sino que también se sentía bien. Cuando llevas una camiseta con un gran logo que dice “AMOR”, queremos que realmente lo sientas. Los Ángeles nos dio la oportunidad de llevar el amor al mundo a través de la ropa.

WD: Lo que me enorgullece es mirar a un joven y genial artista de hip-hop usando una camiseta de Kids of Immigrants, y luego ver a un maestro que está interesado en la moda, el estilo y el gusto, también con una. Ambos lo llevan con orgullo, por su propia razón.

Daniel Buezo
(Nailah Howze/For The Times)

DB: Simplemente somos reales. Lo que manifestamos a través de nuestros diseños o de nuestros canales sociales es quienes somos. Estamos en este viaje de autoconciencia y autoevolución.

WD: Cuando hacemos cosas y escucho: “Oh, ustedes hablan sobre la comunidad”, la palabra me resulta extraña a veces porque nunca la he usado. Nunca he tenido que usarla. Es solo parte de la crianza.

Anuncio

DB: Ser impulsados por la comunidad no es un plan de comercialización. Es lo que somos.

WD: Sé que la gente no nos considera una empresa de lujo. Pero creo que somos la empresa con más riqueza en lo que respecta a nuestra forma de pensar: el amor es algo magnífico. Estamos tratando de ponerle cara a ese sentimiento; paletas de colores, formas, eventos y conversaciones.

Bolso de mano Kids of Immigrants en color natural y estampa multicolor, $50 (agotado).
(Nailah Howze/For The Times)

DB: Lo que representamos es mucho más que ropa. Al ver el cambio de conciencia que está sucediendo en este momento, estamos felices de haber tomado esos pasos hace años, porque ahora nos sentimos más como en casa.

WD: No es propaganda. Es simplemente presentar alegría, frescura y positividad de una forma muy bien pensada.

DB: Lo que sigue para nosotros está más allá de nuestra imaginación. Es mucho más que solo “Espero con ansias nuestra próxima colección”, que así es, por supuesto. Pero cuando tienes estos valores, las cosas pueden llevarte a lugares que nunca habías imaginado.

Para leer esta nota en inglés, haga clic aquí.