Anuncio
Share

“Es bien triste estar solo”: cardenal de Nicaragua convaleciente de covid-19

"Es bien triste estar solo": cardenal de Nicaragua convaleciente de covid-19
El cardenal de Nicaragua, Leopoldo Brenes, en una fotografía de archivo. EFE/Jorge Torres

El cardenal de Nicaragua, Leopoldo Brenes, de 72 años y convaleciente de la covid-19, afirmó este domingo que es “bien triste estar uno solo” en un hospital, por lo que envió sus saludos a las víctimas de la pandemia e hizo un llamado público a evitar los contagios.

“Es bien triste estar uno solo, no poder comunicarse con su familia. En algunos momentos me prestaron el teléfono para poderme comunicar, pero sé que en los hospitales es prohibido tener teléfonos, así que cuenten con mis oraciones todas las familias que tienen a sus enfermos en los hospitales”, dijo Brenes, en un video de la Arquidiócesis de Managua, que él preside.

El cardenal nicaragüense estuvo internado en el Hospital Militar Alejandro Dávila Bolaños, de Managua, entre el 26 de agosto 10 de septiembre pasado, luego de contagiarse de la covid-19.

Brenes afirmó que ya volvió a caminar y a tomar el sol, tras seguir “fielmente las orientaciones” médicas.

Anuncio

“Sabemos que la recuperación es lenta, pero ahí le estamos echando ganas”, sostuvo.

El también presidente de la Conferencia Episcopal de Nicaragua, una de las instituciones más influyentes del país, insistió en la importancia de tomar medidas para evitar el contagio de la covid-19.

Un total de 18 sacerdotes han fallecido desde que la pandemia de covid-19 fue detectada en Nicaragua, en marzo de 2020, según reportes de la Iglesia Católica.

La pandemia deja hasta ahora 205 muertes por la covid-19 y 14.937 casos confirmados en casi 19 meses, según el Ministerio de Salud.

Por su parte, la red de médicos independiente Observatorio Ciudadano Covid-19, informó de 5.724 fallecimientos por neumonía y otros síntomas relacionados con la pandemia, así como de 30.282 casos sospechosos.

Brenes es el máximo líder religioso de Nicaragua, un país donde el 58,5 % de sus 6,5 millones de habitantes se considera católico, según datos oficiales.


Anuncio