Anuncio

Europa duda entre atenuar o hacer brillar Navidad por crisis

Personas pasean en el mercado navideño de Estrasburgo, uno de los más antiguos y grandes en Europa.
Personas pasean en el mercado navideño de Estrasburgo, uno de los más antiguos y grandes en Europa. (AP Foto/Jean-Francois Badias, Archivo)
(Jean-Francois Badias / Associated Press)
Share

Quienes empiezan a festejar anticipadamente la Navidad atestaban el mercado navideño en Verona el fin de semana de su apertura mientras sorbían vino caliente y especiado y compraban decoraciones navideñas. Pero más allá de los puestos de madera, la ciudad italiana todavía no ha engalanado sus calles peatonales revestidas de granito con parpadeantes luces navideñas, ya que los funcionarios debaten cuánto debe brillar la temporada en plena crisis energética.

En ciudades de Europa, funcionarios sopesan opciones porque los precios de la energía han aumentado debido a la guerra de Rusia en Ucrania: atenuar las luces de Navidad para enviar un mensaje de conservación de energía y solidaridad con los ciudadanos restringidos por los altos recibos de servicios y la inflación, mientras se protegen las arcas públicas. O bien dejar que las luces brillen para enviar un mensaje de resistencia tras dos años de temporadas navideñas suprimidas por la pandemia, iluminando las ciudades con la alegría festiva que los comercios esperan que abra los bolsillos de las personas.

Menos luces brillan en el árbol emblemático del famoso mercado navideño de Estrasburgo, que atrae a 2 millones de personas cada año, en un momento en que la ciudad francesa intenta reducir el consumo de energía pública en 10% este año.

Anuncio

De París a Londres, funcionarios municipales limitan las horas de iluminación navideña y muchos han optado por las luces LED de menor consumo o fuentes de energía renovable. El distrito comercial en la calle Oxford de Londres espera una reducción de dos terceras partes del consumo al limitar la iluminación de 3 a 11 de la noche e instalar focos LED.

“Desde el punto de vista ecológico, es la única solución real”, dijo la residente de París Marie Breguet, de 26 años, mientras paseaba por los Campos Elíseos, que se ilumina apenas hasta las 11:45 de la noche en lugar de las 2 de la madrugada como en Navidades pasadas. “La guerra y la presión energética es una realidad. Nadie saldrá lastimado con un poco menos de iluminación este año”.


Anuncio