Anuncio
Share
Internacional

‘No te metas en las elecciones’, le dice Trump a Putin con una sonrisa

Trump dijo en broma dos veces a Putin: “No te metas en las elecciones”, después de que un reportero preguntara durante la reunión entre los dos líderes, como parte de la cumbre del G-20, si él dirigiría esa advertencia al presidente ruso sobre las elecciones estadounidenses de 2020.

El presidente Trump advirtió de manera ‘delicada’ al presidente ruso Vladimir Putin que no interfiriera en las elecciones de 2020 cuando ambos se reunieron aquí el viernes al margen de la conferencia del Grupo de los 20.

Pero la amonestación parecía menos una reprimenda severa que una broma sarcástica entre amigos, una que provocó amplias sonrisas en la sala.

Después de que un reportero le preguntara a Trump al comienzo de la reunión si le diría al autócrata ruso que no se inmiscuyera en la campaña de Estados Unidos, Trump utilizó las cámaras de televisión montadas para no dejar ninguna duda.

Anuncio

“Sí, por supuesto que lo haré", respondió Trump antes de volverse hacia Putin.

“No te metas en las elecciones, por favor”, dijo Trump, sonriendo y señalando brevemente con su dedo índice derecho a Putin. “No te metas en las elecciones”.

Putin no respondió verbalmente, pero pareció reírse de la reprimenda despreocupada. También lo hizo el secretario de Estado Michael R. Pompeo y varios otros en la sala.

El comportamiento juguetón de Trump con Putin -también le hizo un guiño- sugería que estaba bromeando. Los críticos se apresuraron a saltar sobre el alegre intercambio para minimizar el riesgo de interferencia extranjera en una campaña política de Estados Unidos.

Anuncio

“La probada y flagrante interferencia de Rusia en nuestras elecciones de 2016 no es cosa de risa”, dijo Michael McFaul, que se desempeñó como embajador de Estados Unidos en Rusia bajo el mandato del presidente Obama. “Una vez más, el presidente Trump ha demostrado que no se toma en serio la seguridad de nuestras elecciones”.

En los últimos dos años, Trump se ha burlado repetidamente de la determinación, primero de las agencias de inteligencia de Estados Unidos y luego del asesor especial Robert S. Mueller III, de que una operación respaldada por el Kremlin hackeó y divulgó correos electrónicos del Partido Demócrata y manipuló los medios de comunicación social en un esfuerzo por ayudar a Trump a derrotar a la demócrata Hillary Clinton.

beso2

El presidente Trump y el presidente turco Recep Tayyip Erdogan en la cumbre del G-20 en Osaka, Japón, el viernes... (Servicio de Prensa Presidencial / Associated Press)

(Associated Press)

Una cumbre entre los dos líderes en Helsinki, Finlandia, el pasado mes de julio, se vio empañada cuando Trump aceptó abiertamente la negación de Putin de haberse entrometido en las elecciones de 2016, y descartó las conclusiones de la inteligencia de Estados Unidos en sentido contrario. Después de una protesta pública, Trump se retractó.

Ninguna de las nueve reuniones bilaterales de Trump, durante dos días al margen de la conferencia del G-20, fue más esperada que su junta con Putin. Fue la primera desde que el Departamento de Justicia publicó el informe redactado por Mueller a mediados de abril.

Durante su investigación, el equipo de Mueller acusó a 25 rusos, entre ellos una docena de oficiales de inteligencia militar, por presunta violación de las leyes de Estados Unidos durante la campaña electoral de 2016. Otras nueve personas, entre ellas varios de los principales ex ayudantes de Trump, también fueron acusados, aunque ninguno de ellos por ayudar la operación rusa.

Trump ha rechazado repetidamente las conclusiones de Mueller, calificando su investigación de “cacería  de brujas” y criticado a los demócratas que lo han llamado a testificar ante el Congreso el próximo mes y que están considerando abiertamente los procedimientos de destitución.

En una entrevista con el Financial Times el viernes antes de salir de Moscú, Putin caracterizó erróneamente el informe Mueller, que decía que la interferencia del gobierno ruso en las elecciones de 2016 era “arrolladora y sistemática”.

Anuncio

“Rusia ha sido acusada y, por extraño que parezca, sigue siendo acusada, a pesar del informe Mueller, de interferencia mítica en las elecciones de Estados Unidos”, dijo Putin. "¿Qué pasó en realidad? El Sr. Trump miró la actitud que sus oponentes tenían hacia él y los cambios en la sociedad americana, y se aprovechó de ello”.

Putin también se ha quejado de que el clima político de Estados Unidos ha impedido que las dos naciones trabajen juntas más estrechamente.

Trump se unió a Putin en un desprecio compartido contra los periodistas.

“Deshazte de ellos. Las noticias falsas son un buen término, ¿no? Usted no tiene este problema en Rusia, pero nosotros sí", dijo el presidente, según un tweet de la reportera de Bloomberg Jennifer Jacobs.

“Nosotros también”, contestó Putin, en inglés. “Es lo mismo”.

Compartieron una risita.

Decenas de periodistas rusos han sido asesinados desde el año 2000, según el Comité para la Protección de los Periodistas.

A diferencia de la cumbre de Helsinki, en la que Trump y Putin se reunieron a solas durante más de dos horas con sólo intérpretes presentes, varios ayudantes de ambos líderes se unieron a ellos para la reunión del viernes.

Anuncio

Una declaración de la Casa Blanca emitida posteriormente dijo que los dos líderes “acordaron que la mejora de las relaciones entre Estados Unidos y Rusia [eran] de interés mutuo al igual que del mundo” y enumeró varios temas que se discutieron.

No se incluyó la interferencia electoral.

Estaba previsto que Trump y Putin hablaran en el G-20 en Buenos Aires en diciembre, pero Trump canceló la reunión después de que Rusia se apoderara de tres barcos ucranianos y encarcelara a 23 marineros ucranianos, todos los cuales permanecen bajo custodia rusa.

Trump dijo a los periodistas el viernes que él y Putin discutirían sobre “comercio, algo de desarme” y “proteccionismo”.

“Muchas cosas muy positivas van a salir de la relación”, dijo Trump.

Tras la reunión, el portavoz de Putin, Dmitry Peskov, dijo a los periodistas que Putin invitó a Trump a visitar Moscú el próximo verano para unirse a las ceremonias que conmemoran el 75º aniversario de la victoria de los aliados en la Segunda Guerra Mundial. Peskov dijo que Trump, aunque no lo aceptó, reaccionó “positivamente” a la idea.

beso1

El presidente Trump besa a Brigitte Macron, esposa del presidente francés, mientras el primer ministro japonés Shinzo Abe y su esposa Akie Abe observan. (Tomohiro Ohsumi / Associated Press)

(Associated Press)

Trump, mejor conocido en el escenario mundial por sus burlas e insultos, ha tratado de infundir un poco de ligereza en esta reunión de líderes que representan a las economías más grandes del mundo en un momento de guerras comerciales, tensiones crecientes con Irán y otros desafíos.

El miércoles, mientras se dirigía a Osaka, dijo que estaba “fuera para salvar la libertad mundial”.

El viernes, al hablar con los periodistas al comienzo de su reunión con el presidente brasileño Jair Bolsonaro, comentó Trump en las dos noches de debates de los candidatos presidenciales demócratas en Miami.

“Escuché un rumor de que los demócratas van a cambiar su nombre del Partido Demócrata al Partido Socialista”, dijo Trump, provocando risas del secretario de Comercio Wilbur Ross y otros funcionarios sentados cerca.

Para leer esta nota en inglés, haga clic aquí


Anuncio