Anuncio
Share

El qué y porque, desde Washington: Los narcos elegirán al próximo presidente de México

ARCHIVO: Al menos ocho personas fueron asesinadas cuando los pistoleros del cártel de Sinaloa
ARCHIVO: Al menos ocho personas fueron asesinadas cuando los pistoleros del cártel de Sinaloa y las fuerzas federales se enfrentaron en Culiacán, una de las ciudades más grandes de México.

Cuando era niño mi padre nos llevó a Michoacán a vivir el Día de los Muertos en Janitzio, me dijo, “Esta es una celebración que debe verse y vivirse”, flores, música y comida tradicional, una fiesta a los muertos en la que sus tumbas son adornadas con flores, veladoras y servilletas bordadas sobre las que se deposita la comida preferida del difunto al que se honra ese día. La cultura mexicana tiene una relación única con sus muertos.

Los mexicanos decían que la calaca “les pelaba los dientes” … Pero hoy, esa muerte ya no solo se hace presente un único día en Janitzio, hoy está en todo México todos los días. Más de 350 mil mexicanos han muerto en una guerra interna entre los cárteles de la droga que dejó ya también más de 72.000 mexicanos desaparecidos.

Esta “guerra” de dominio de los cárteles que empezó en 2006 ya provocó otra tragedia. Una falta de gobernabilidad en un país que es aún importante y sobre el que hoy mucha gente dentro y fuera de México se pregunta, ¿cuánto de su territorio es gobernado por el estado, cuánto es gobernado por el negocio de la droga? y ¿Cuánto del gobierno está ya comprado?

El narcotráfico no es el principio ni el final de las desgracias de México: es un catalizador que llegó a un país que ya tenía, por décadas, una profunda historia de violencia y de impunidad.

Anuncio

Los 29 mil millones de dólares producto del narcotráfico que están en juego cada año en México ya han definido la dinámica el país, y hoy tristemente es imposible entender cómo se gobierna el territorio sin él. Ese fue el caso en el pasado, y es el caso ahora.

Por eso cuando Silvano Aureoles Conejo gobernador de Michoacán, se apersona en Washington para acusar al gobierno nacional de dejarse gobernar por el narcotráfico, y cuando anuncia también que el próximo presidente de México será elegido por los cárteles, todos se sientan a escucharlo y a ponerle atención.

El gobernador Aureoles le dejará el 30 de septiembre el gobierno de Michoacán a Alfredo Ramírez Bedolla, el candidato del partido MORENA (Movimiento de Regeneración Nacional) que es liderado por el presidente Andrés Manuel López Obrador. El gobernador Aureoles dice que esa elección del pasado 6 de junio, en la que hubo 6 candidatos y en la que 40.261 votos derrotaron al candidato que él respaldaba, fue resultado de la influencia directa del dinero del narcotráfico y con eso advierte, que eso mismo ocurrirá en la próxima elección presidencial del 2024 si el gobierno mexicano sigue sin hacer nada frente a esa influencia.

En una pelea muy pública el gobernador Aureoles dice que desde el 6 de diciembre del 2018 ha querido advertirle personalmente al presidente de México de la influencia ilegal del narcotráfico en los gobiernos de todo el país, pero él afirma que desde entonces López Obrador se ha negado a recibirlo… no una vez, ¡8 veces! La última tan pública que el gobernador, a las puertas del Palacio Nacional donde el primer mandatario de México vive y trabaja, se dejó filmar mientras anunciaba a viva voz que el presidente lo había enviado con sus quejas a las autoridades que supervisan elecciones y que entonces eso lo obligaba a llevar su queja a todos los que lo escuchen también fuera de México.

Anuncio

Eso fue lo que lo trajo a Washington, vino a pedirle a Luis Almagro, a quien el mismo gobierno mexicano califica de ser, “… El peor secretario general de la OEA en su historia”, a que “… No abandone a México en riesgo de convertirse en un narco estado”.

Le pregunté al gobernador cómo es que hasta ahora está descubriendo la influencia del narcotráfico en la política mexicana, y cómo después de 6 años de ser gobernador de uno de los estados más plagados de narcos y narcotráfico, esperó hasta hoy para dar la voz de alerta; Aureoles me respondió que él puso un frente contra esa influencia, le dije entonces que mirara directamente a la cámara y le dijera al público que él no está comprado por los cárteles, lo hizo.

Ahora, al mismo tiempo recuerde usted, que este es el mismo gobernador que durante semanas negó que en su estado la guerra entre dos cárteles, el Jalisco Nueva Generación y Cárteles Unidos, hubiera cortado el paso al poblado de Aguililla, localizado a 270 kilómetros de Morelia, la capital del estado, y hubiera hecho ingobernable el sureste de Michoacán. En este enfrentamiento que le cuento murieron 27 soldados de esos cárteles y la gente del lugar ya confirmó que ese bloqueo duró más de 4 meses.

No vaya usted a creer que Aguililla es un triste y polvoso pueblo en la zona caliente de Michoacán. No, Aguililla tiene una historia de décadas de cultivo de plantas ilícitas, y hoy ya se convirtió en fabricante de drogas sintéticas como el Fentanilo. Diariamente a esta región entran precursores químicos para después salir transformados en drogas sintéticas, que de ahí son enviadas por la costa mexicana del Pacífico a los puertos de Asia. Obviamente los cárteles quieren controlar la producción de drogas sintéticas en Aguililla, así como las rutas de tráfico. Aureoles y López Obrador lo saben y lo conocen.

Anuncio

Saben también que el poder de fuego del gobierno de México no ha sido aún rebasado por el poder de fuego de los cárteles. Pero recuerde usted que esta no es solo una guerra con balas, es mucho más grave. Es una guerra con dólares y esos causan más muertes y daño que las balas. Por eso un gobernador no tiene capacidad para enfrentar solo a los cárteles. En las 8 veces que Aureoles le ha pedido al presidente de México que lo reciba, la respuesta que ha obtenido es que… “El gobierno no quiere enfrentamientos con los cárteles”.

El gobernador michoacano dice tener pruebas de todas sus acusaciones y que debe tener mucho cuidado de mostrarlas porque pone en peligro la vida de sus testigos, aunque afirma ya haber compartido esta evidencia con el Comité de Asuntos de Inteligencia de la Cámara de Representantes del Congreso de Estados Unidos.

Le pregunté a Aureoles si es consiente de que está jugando con su vida. Él lo sabe.

* Por casi tres décadas el periodista Armando Guzmán se ha ganado el reconocimiento en México y Estados Unidos por su cobertura en Washington. Puede seguirlo en los diferentes medios y plataformas, como radio, televisión, prensa escrita e internet.


Anuncio