Anuncio

Tijuana cerca campamento migrante para vigilar entradas y salidas

Vista al campamento El Chaparral en Tijuana.
Vista al campamento El Chaparral en Tijuana. La noche de jueves se cercó el perímetro para realizar un censo, y ahora se les solicita credencial para entrar y salir.
(Alexandra Mendoza/U-T)

Alcaldesa de Tijuana niega que haya presión por parte de Estados Unidos para desalojar campamento de migrantes.

Share

Un hombre se aproxima hasta donde se encuentra un grupo de policías municipales en Tijuana. Saca de su bolsa una credencial y con ello, se le concede el paso al campamento de migrantes montado desde hace meses en El Chaparral.

Esta es la nueva dinámica para cientos de migrantes que habitan en el sitio luego de que la noche del jueves, autoridades locales cercaran la zona con alrededor de 180 metros lineales de malla ciclónica.

El objetivo, de acuerdo con autoridades, es realizar un censo de las personas que viven en dicho asentamiento, y otorgarles una credencial para además de identificarlos, tener control de entradas y salidas.

Anuncio

“Se va a registrar quién entra y quién sale, y vamos a darles condiciones de seguridad y de derechos humanos”, dijo este viernes la alcaldesa de Tijuana, Montserrat Caballero.

El Chaparral
Hombre muestra credencial y con ello, policías le permiten el acceso al campamento El Chaparral ubicado a unos pasos del cruce peatonal PedWest entre Tijuana y San Ysidro
(Alexandra Mendoza/U-T)

En total, la noche del jueves se censó a 738 migrantes de un padrón estimado de 1230 personas. Este viernes, se planea continuar con el registro de quienes faltaron.

Se encontró que la mayoría de las personas que viven en el sitio son de nacionalidad mexicana, además de migrantes de Colombia, Brasil, El Salvador, Guatemala, Honduras, Nicaragua, y una persona de Estados Unidos, precisó Caballero.

Se pretende ofrecer apoyo a las familias que quieran regresar a sus países de origen, y recomendar asilo para quienes prefieran quedarse en la ciudad, agregó Caballero. Una familia de Honduras ya ha solicitado su regreso, precisó.

Este campamento se montó desde principios de año justo en la entrada del cruce peatonal PedWest en su lado mexicano. Dicho paso fronterizo, se encuentra cerrado desde abril de 2020 en respuesta a la pandemia.

Pero a unos días de que Estados Unidos reabra la frontera terrestre con México a turistas que estén completamente vacunados, se piensa que dicho cruce peatonal podría reabrir operaciones.

Una portavoz con la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP) dijo en relación con el PedWest que “la agencia continuará trabajando estrechamente con sus socios internacionales para determinar cómo reanudar los viajes de manera segura y sostenible”.

Vista de la malla instalada alrededor del campamento de migrantes en Tijuana.
(Alexandra Mendoza/U-T)

Caballero negó que haya presión por parte del gobierno estadounidense para que se despeje la entrada al cruce peatonal.

“Presión por Estados Unidos, no la hay. Al contrario, hay paciencia y ganas de apoyar en lo que necesitemos para la apertura”, dijo Caballero. “No se va a abrir el 8 de noviembre (...) seguiremos todavía con este problema, pero lo importante es primero tener la certeza de la información”.

Sin embargo, sí reconoció que el objetivo es que eventualmente el espacio esté nuevamente libre.

“La meta es esa, que podamos otra vez transitar por ahí y que las personas se reubiquen, (ya sea a) sus lugares de origen, en Tijuana, o logren su cometido de legalmente pasar a los Estados Unidos. Yo no soy quien para limitar los sueños de nadie y estoy para ayudarles”.

La mañana del viernes migrantes acataban el requisito de mostrar su credencial para entrar y salir del lugar.

También había quienes esperaban afuera del perímetro ya que ayer no pudieron registrarse, por lo que continuaban a la espera de la llegada de las autoridades para hacerlo.

Pedro Ríos, director del Comité de Amigos Americanos en San Diego, acudió al sitio para documentar lo sucedido y hablar con migrantes. “Lo que me dicen es que se sienten encerrados, que sienten como si alcanzaron la ciudadanía de El Chaparral”, comentó el activista.

Ríos agregó que los gobiernos tanto de México como Estados Unidos deben responder a las necesidades humanitarias que los migrantes tienen.

Anuncio