Anuncio
Share

México: Sentencian a 60 años de prisión a líder de cártel

Sentencian a 60 años de prisión a líder de cártel del centro de México
Fotografía de archivo de elementos del Ejercito Mexicano durante un operativo en el que fue arrestado el líder del poderoso Cártel Santa Rosa de Lima, José Antonio Yépez Ortiz “El Marro”. EFE/Str

El líder del Cártel Santa Rosa de Lima, José Antonio Yépez Ortiz, alias el “Marro”, fue sentenciado a 60 años de cárcel por el delito de secuestro agravado, informaron autoridades del estado mexicano de Guanajuato (centro).

“Un tribunal de juicio oral del Poder Judicial del estado de Guanajuato, con sustento en pruebas presentadas por el Ministerio Público, lo encontró culpable a él y a sus coautores por el delito de secuestro”, indicó la Fiscalía General del estado en un mensaje en redes sociales.

Durante muchos años, Yépez Ortiz fue uno de los principales generadores de violencia en el estado de Guanajuato, ubicado en la región central de México.

Al frente del Cártel Santa Rosa de Lima (CSRL), libró una violenta disputa principalmente contra el poderoso Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG) por el control del territorio para el robo de hidrocarburo, narcotráfico y extorsionar a comerciantes.

Anuncio

El 2 de agosto del 2020, en un operativo conjunto entre fuerzas federales y estatales, fue detenido junto con otros cinco integrantes de su grupo criminal en el municipio de Santa Cruz de Juventino Rosas, ubicado en el centro de Guanajuato.

Durante el operativo, también fue rescatada una mujer que tenían secuestrada y que a la postre derivó en la sentencia dictada este viernes: 60 años de cárcel y el pago de una multa por 347.520 pesos mexicanos (17.100 dólares, aproximadamente).

Además, el juez le negó el beneficio de la condena condicional y tampoco podrá conmutar la pena privativa de la libertad.

Desde el 2018, Guanajuato es la entidad más violenta de México. De enero a noviembre del 2021 sumó 3.239 víctimas de homicidio doloso, y, de acuerdo con la Fiscalía local, el 90 por ciento de los casos tienen algún nexo con el crimen organizado.


Anuncio