Anuncio
Share
Opinión

Op-Ed: La reforma fiscal de Trump está excluyendo a millones de niños pobres

President Trump at the Oval Office signing of the Tax Cuts and Jobs Act in December 2017.
El presidente Trump, después de firmar la Ley de Reducción de Impuestos y Empleos en diciembre de 2017. La nueva ley, que entró en vigencia en 2018, extendió el crédito tributario federal por hijos a familias de mayores ingresos, pero no a las de bajos ingresos.
(Chip Somodevilla / Getty Images )

23 millones de niños no son elegibles para el Crédito Tributario Infantil completo bajo la Ley de Recortes Tributarios y Empleos de Trump porque sus padres ganan muy poco para calificar.

En 2019, Estados Unidos gastó más de $100 mil millones en el Crédito Tributario Federal por Hijos. Las familias que califican pueden deducir hasta $2.000 de sus impuestos por cada hijo dependiente, y si el crédito es mayor que los impuestos que deben, obtienen un reembolso por el saldo. El crédito tributario por hijos es el gasto federal más grande realizado para beneficiar a los niños.

Pero 23 millones de niños no son elegibles para este crédito porque sus padres ganan demasiado poco para calificar. En otras palabras, un programa destinado a ayudar a los pequeños está dejando atrás a quienes más lo necesitan. Extender el crédito a familias de bajos ingresos reduciría la tasa de pobreza infantil -el porcentaje de niños (hasta los 17 años) que viven por debajo del umbral de pobreza- en una cuarta parte.

WASHINGTON — Con el traspaso de responsabilidades, el proceso queda a cargo del Senado, donde los republicanos son mayoría y sale de la jurisdicción de la Cámara de Representantes, donde los demócratas dominan.

La reestructuración del código tributario de 2018, la Ley de Reducción de Impuestos y Empleos del Presidente Trump, aumentó el Crédito Tributario por Hijos máximo de $1.000 a $2.000 por niño y extendió la elegibilidad para el crédito completo a familias con ingresos entre $110.000 y $400.000. La reescritura no reprodujo esta expansión generosa para las familias de menores ingresos del país.

Anuncio

Según la ley, el crédito “se incorpora” gradualmente con las ganancias, por lo que los padres en familias de dos adultos y dos hijos ahora necesitan ganar $36.000 al año para calificar para el crédito tributario total de $2.000, y una madre soltera con dos hijos debe ganar $30.000. Estos requisitos de ingresos excluyen al 35% de los niños del beneficio total del crédito. Sólo el 2% no es elegible para el crédito completo porque sus familias ganan demasiado.

Nuestra investigación muestra que las familias con niños pequeños y las familias en áreas rurales están desproporcionadamente excluidas del crédito completo, al igual que la mayoría de los menores negros y latinos. Las familias encabezadas por mujeres tienen menos probabilidades de recibir el crédito completo, al menos en parte porque a las mujeres se les paga menos que a los hombres por el mismo trabajo. En California, el 37% de los pequeños quedan fuera del crédito completo, y hay áreas del estado, principalmente en zonas metropolitanas y en el Valle Central, donde aquellos que no obtienen el crédito son la mayoría, no la excepción.

La temporada navideña es el gran temor en los departamentos de devoluciones: United Parcel Service Inc. espera manejar más de un millón de paquetes de este tipo todos los días, con un máximo de 1.9 millones el 2 de enero, lo cual representaría un aumento del 26% con respecto al pico de 2019.

La tasa de pobreza infantil en EE.UU, 13.7%, es una de las más altas entre las democracias desarrolladas. En los países donde la pobreza infantil es significativamente menos común, como Canadá, Alemania y el Reino Unido, por ejemplo, los créditos tributarios por hijos (también llamados subsidios por hijos) alcanzan a casi todos los niños, sin importar el nivel de ingresos de sus padres.

Anuncio

En Alemania, las familias reciben anualmente al menos $2.400 por cada niño para ayudar a cubrir los costos básicos de la crianza de los menores. Esta inversión ayuda a cubrir el cuidado de los pequeños y las actividades después de la escuela. Los estudios muestran que los beneficios futuros de tales subsidios para niños, en términos de impactos positivos en la salud de los menores y los puntajes de las pruebas, así como en la salud materna, superan con creces su valor monetario inmediato.

En 2016, a instancias de los congresistas de California Barbara Lee (D-Oakland) y Lucille Roybal-Allard (D-Downey), el Congreso comisionó a la Academia Nacional de Ciencias para estudiar políticas basadas en evidencia que podrían reducir la pobreza infantil en Estados Unidos. A pesar de todas las propuestas de política consideradas, un crédito tributario por hijos ampliado para familias de bajos ingresos resultó ser la estrategia que resultaría en la reducción más sustancial de la pobreza infantil.

Los administradores del distrito escolar de Oak Park están enseñando a los estudiantes sobre las complejidades del género, un tema que provocó una explosión de controversia en los suburbios del Condado de Ventura.

Se están realizando esfuerzos a nivel federal para corregir las inequidades en el Crédito Tributario por Hijos. La Ley de la Familia Estadounidense, presentada por primera vez en 2017, ampliaría la elegibilidad total a los pequeños de bajos ingresos, aumentaría el valor del crédito para todos y lo distribuiría mensualmente. Estimamos que la Ley de la Familia Estadounidense sacaría a 4 millones de menores de la pobreza y reduciría a la mitad el número de niños en la pobreza más profunda.

Los demócratas apoyan ampliamente la Ley de la Familia Estadounidense, y el respaldo está creciendo entre los republicanos. El mes pasado, el senador de Utah Mitt Romney se pronunció a favor de un crédito tributario por hijos que incluye a todos los niños de bajos ingresos. En 2018, el entonces gobernador de Wisconsin, Scott Walker, promulgó el primer crédito tributario universal por hijos en Estados Unidos, un crédito único otorgado a tiempo para ayudar a las familias con los útiles escolares.

Al igual que Wisconsin, otros estados están comenzando a llenar el vacío. En julio de 2019, el gobernador Gavin Newsom estableció el primer crédito tributario para niños del país, otorgando $1.000 a familias con ganancias inferiores a $25.000 y pequeños menores de 6 años. La semana pasada, el gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo, propuso una expansión de la baja de impuestos sobre la renta para niños para incluir a más familias de bajos ingresos con menores.

Sabemos lo que se necesita para lograr un progreso significativo en la lucha contra la pobreza infantil. La imparcialidad simple exige que el crédito tributario por hijos esté disponible para todos.

Sophie Collyer es directora de investigación en el Centro de Pobreza y Política Social de la Universidad de Columbia. David Harris es presidente del Instituto de Investigación y Educación Infantil. La investigación presentada en este artículo fue producida en asociación con Christopher Wimer e Irwin Garfinkel, codirectores del Centro de Pobreza y Política Social, y Jane Waldfogel, del Centro de Investigación de Población de Columbia. Garfinkel y Waldfogel son profesores en Columbia.

Anuncio

Para leer esta nota en inglés, haga clic aquí.


Anuncio