Anuncio
Share
Política

Juicio Político 101: ¿Cómo podría el Congreso remover al presidente Trump de su cargo?

Trump

El presidente Trump regresa a la Casa Blanca el 28 de mayo luego de una visita de estado a Japón. (Mandel Ngan / AFP / Getty Images)

Un número creciente de demócratas de la Cámara de Representantes está ansioso por iniciar un proceso de juicio político contra el presidente Trump, ya que la Casa Blanca rechaza la cooperación con múltiples investigaciones del Congreso sobre sus finanzas, negocios y administración.

Las docenas de partidarios de la destitución aún son ampliamente superados en número por los demócratas que consideran que la táctica es políticamente tóxica y puede ser contraproducente en 2020. La líder Nancy Pelosi sostiene que no hay suficiente apoyo bipartidista o evidencia abrumadora de irregularidades, aunque dice que Trump está involucrado en un “encubrimiento”.

La impugnación, que Trump calificó el jueves como “una palabra sucia y asquerosa”, se mantendrá en el aire la próxima semana cuando los legisladores regresen a Washington para considerar si los miembros de su gobierno deben ser acusados ​​de desacato al Congreso.

Así es cómo funcionaría el proceso de destitución:

Anuncio

¿Cómo empieza el juicio político?

Por lo general, el juicio político comienza con un voto de la Cámara de Representantes para instruir al Comité Judicial y que determine si existen motivos suficientes para que el Congreso impugne al presidente. La Constitución proporciona al Congreso sólo una orientación vaga, y dice que el juicio político está justificado por “traición, soborno u otros delitos y faltas graves”.

La consulta probablemente consistirá en audiencias públicas con expertos y solicitudes a la Administración Trump para obtener más información. Más adelante, el comité podría redactar artículos sobre las acusaciones y votar sobre si serán enviados a la Cámara en pleno para su consideración.

 

Anuncio

¿Sobre qué votaría la Cámara?

La Cámara votaría sobre los artículos de destitución, que son cargos formales escritos contra el presidente, y si Trump debe ser acusado. Si tiene éxito, los artículos irían al Senado controlado por los republicanos. El Senado decidiría si realizar un juicio y si Trump debería ser destituido de su cargo. Se requiere el apoyo de dos tercios del Senado para condenarlo. Ningún republicano del Senado ha manifestado su apoyo al juicio político, por lo que es casi seguro que el esfuerzo terminará en las puertas del Senado.

 

¿Iniciar una investigación significa que la Cámara llevará a cabo un juicio político?

No. Una investigación es simplemente una indagación que podría llevar a artículos de destitución presentados ante la Cámara. Puede terminar con la decisión de no proseguir el juicio político.

Pero eso parece poco probable. Los demócratas de la Cámara de Representantes, que se muestran escépticos a la hora de apresurarse hacia el juicio político, incluida Pelosi, sugieren que sería difícil desacelerar el impulso político hacia el juicio político si se iniciara una averiguación. Y gran parte del público puede no hacer una distinción entre una investigación y un juicio político.

“No hemos hecho un buen trabajo al explicar que, cuando usamos la palabra ‘juicio político’, comienza con un proceso que puede ni siquiera producir un voto de destitución”, dijo el congresista Jared Huffman (D-San Rafael), quien apoya una investigación.

 

Anuncio

¿Una investigación le da a los demócratas más poder para indagar?

Tal vez. Los defensores de una investigación de juicio político dicen que los tribunales federales, donde varias de las indagaciones del Congreso se han desviado o pueden terminar, tienen más probabilidades de defender el poder de citación del poder legislativo si es parte de una averiguación de juicio político.

Michael Conway, quien estaba en el personal del Comité Judicial de la Cámara de Representantes cuando llevó a cabo los procedimientos de juicio político contra el Presidente Nixon durante Watergate, argumenta que el poder del Congreso alcanza su punto máximo durante un juicio político.

“Sólo al instituir un proceso de juicio político, el Congreso estará equipado para actuar sobre la evidencia que Mueller pretendía transmitirle”, escribió en un artículo de opinión para la NBC.

El congresista Jerrold Nadler (D-N.Y.), que encabeza el Comité Judicial de la Cámara de Representantes, sugirió que una investigación podría ayudar al comité a obtener información adicional, como el acceso al testimonio del gran jurado incluido en el informe de Mueller pero redactado por el Departamento de Justicia.

Pero los tribunales federales ya han otorgado a los demócratas de la Cámara dos victorias legales, respaldando el poder del Congreso para citar al contador de Trump, Mazars USA, así como a sus bancos, Deutsche Bank AG y Capital One Financial. Trump está apelando ambos fallos.

Nadler y los líderes de otros comités “han tenido la autoridad para tratar estos temas sin mencionar un proceso de juicio político”, dijo Steven S. Smith, un experto en procedimientos del Congreso en la Universidad de Washington en St. Louis. “Simplemente etiquetarlo como una investigación de destitución no cambia mucho”.

Además, a algunos legisladores les preocupa establecer un mal precedente para que el poder del Congreso conduzca una supervisión.

Anuncio

“Me preocupa establecer el precedente de que, aparentemente, la única forma en que un futuro Congreso puede investigar a una administración es mediante el lanzamiento de una averiguación técnica y formal de impugnación”, dijo el congresista Gerry Connolly (D-Va). “No estoy de acuerdo con eso”.

 

¿Hay suficiente apoyo gubernamental para el juicio político en el Congreso?

Ahora mismo no. Docenas de los 235 demócratas de la Cámara de Representantes no apoyan el juicio político, argumentando que no se ha cumplido con la prohibición de la Constitución sobre “delitos graves y menores”, o quieren que se realicen otras investigaciones. Algunos creen que Trump está incitando el esfuerzo de destitución para unir a sus partidarios en la carrera electoral de 2020.

Pero dos incidentes recientes llevaron a más demócratas a apoyar una indagación de juicio político: el ex abogado de la Casa Blanca, Donald McGahn, se negó a comparecer en una audiencia judicial de la Cámara a pesar de una citación, y el rechazo público del fiscal especial Robert S. Mueller III para exonerar a Trump de un crimen.

El congresista David Cicilline (D-R.I.), uno de los pocos miembros del liderazgo demócrata de la Cámara que se manifestó a favor de una investigación, dijo que esperaba que el apoyo creciera con el tiempo. El comportamiento de Trump “continuará afectando la actitud del pueblo estadounidense respecto al juicio político”, dijo, y “continuará afectando a los miembros de nuestro comité".

 

¿Alguien puede acelerar este proceso?

Sí. Cualquier miembro de la Cámara puede presentar una resolución de destitución. Debido a las reglas especiales sobre el juicio político, él o ella podría forzar una votación del Congreso dentro de dos días.

El congresista Al Green (D-Texas) ya ha obligado a la Cámara a votar dos veces sobre si deben presentar artículos de juicio político contra Trump, pero lo hizo cuando los republicanos estaban a cargo de la Cámara. Ahora que los demócratas están en el poder, una medida similar acarrearía consecuencias políticas más severas para los demócratas de alto rango que tienen sentimientos encontrados sobre el juicio político.

A principios de este año, Green dijo que volvería a plantear su resolución si el liderazgo no lo hiciera, pero no ha indicado cuándo podría ocurrir eso.

 

¿Con qué frecuencia ha utilizado el Congreso sus poderes de destitución?

Ningún presidente ha sido removido de su cargo por el Congreso. Pero la amenaza de expulsión obligó al presidente Nixon a dimitir en 1974. Y dos presidentes, Bill Clinton en 1998 y Andrew Johnson en 1868, fueron acusados ​​por la Cámara de Representantes pero no condenados por el Senado.

En su historia, la Cámara ha impugnado a otras 17 personas: 15 jueces federales, un senador y un miembro del Gabinete. Sólo ocho (todos los jueces federales) fueron condenados por el Senado y destituidos de su cargo.

Para leer esta nota en inglés, haga clic aquí.


Anuncio