Anuncio
Share
Vida y Estilo

Columna: “Peticare para todos”: Medicare para todos - para mascotas

Lazarus column on pet insurance
Rockie, un Cane Corso de 8 meses de edad, fue diagnosticado recientemente con displasia de cadera. Su aseguradora de mascotas, Healthy Paws, no lo cubrirá, ya que considera que la dolencia es una condición preexistente.
(Stephanie Napoles)

Llámelo Peticare para todos -- un programa de seguro para mascotas a nivel estatal o nacional que cubriría a todos los animales, sin importar las condiciones preexistentes.

Medicare para todos, para mascotas

He estado reflexionando esa idea desde que conversé con Stephanie Napoles, de 32 años, quien compartió una experiencia reciente con Rockie, su Cane Corso.

Rockie fue diagnosticado con displasia de cadera después de un accidente menor. Es una enfermedad relativamente común entre los perros más grandes (y los Cane Corsos son grandes; Rockie, a los 8 meses, ya pesa 90 libras).

El problema básico con la displasia de cadera es que la bola y la cavidad de la articulación de la cadera dejan de ajustarse adecuadamente, lo que hace que la articulación se deteriore. Los reemplazos de cadera que cuestan miles de dólares a menudo son recetados por los veterinarios.

Los dueños de mascotas están usando tinturas, cápsulas y cremas tópicas de CBD para las mismas enfermedades que las personas, incluyendo ansiedad, convulsiones, problemas digestivos, artritis y dolor.
Anuncio

Rockie está asegurado por una compañía de seguros para mascotas de Bellevue, Washington, llamada Healthy Paws, sobre la que escribí el año pasado después de que la empresa negó la cobertura para el cáncer de un pitbull de Pasadena. Healthy Paws insistió en que la enfermedad del perro era una condición preexistente.

No lo fue. Después de involucrarme, Healthy Paws reconoció que el último cáncer no estaba relacionado con un tumor anterior y aceptó cubrir todas las reclamaciones.

Rockie puede no ser tan afortunado. Healthy Paws informó a Napoles el otro día que se proporciona cobertura para la displasia de cadera sólo si un perro estaba asegurado antes de cumplir 6 años y si no se detectaron síntomas de displasia de cadera durante los siguientes 12 meses.

Anuncio

“Dado que los signos y síntomas de la displasia de cadera de Rockie” aparecieron antes de que transcurriera ese plazo de 12 meses, la compañía dijo que “no es elegible para cobertura bajo la política de Healthy Paws”.

Napoles, quien vive cerca de Camp Pendleton (su esposo, un marine, está asignado allí), dijo que paga $135 al mes en primas para cubrir dos perros.

“Si va a tener objeciones para condiciones preexistentes, ¿por qué ofrecer un seguro?”, preguntó.

Una portavoz de Healthy Paws declinó hacer comentarios.

Las mascotas en California estan de moda e inclusive son la opción primordial para un cuarto de habitantes en lugar de los niños.

Esta situación es un fastidio tanto para Napoles como para Rockie, pero al menos la aseguradora es directa sobre sus reglas y detalla las circunstancias que excluirán la cobertura para la displasia de cadera.

Las condiciones preexistentes para las criaturas pueden ser tan problemáticas desde el punto de vista del seguro como las condiciones preexistentes para las personas.
Sí, tales condiciones son más caras de cubrir. Pero no, eso no significa que se trata de problemas médicos que podemos ignorar.

Anuncio

Eso es lo que me hizo pensar en un programa “Peticare para todos”: un seguro que cubre a todas las mascotas, sin preguntas.

“Me encantaría si hubiéramos socializado la medicina veterinaria”, dijo el Dr. Peter Weinstein, director ejecutivo de la Asociación Médica Veterinaria del Sur de California, que representa a unos 1.500 veterinarios en los condados de Los Ángeles y Orange.

"¿Te imaginas lo difícil que es para los veterinarios tener que dormir a un animal porque el propietario no puede pagar el tratamiento? Tenemos que hacer eso todos los días”.

Con una planificación cuidadosa, dijo Weinstein, Peticare para todos “podría funcionar muy fácilmente”.

“California sería el lugar para probarlo porque tenemos tanta gente y tantos animales”, dijo.

El seguro es el arte de la gestión de riesgos, y la mejor manera de hacerlo es difundir el riesgo lo más ampliamente posible para proporcionar la mayor cantidad de cobertura al precio más bajo factible.

Medicare para todos, o cualquier plan de seguro de pagó único, representa la forma más eficiente de proporcionar cobertura de salud para los humanos porque crea un grupo de riesgo nacional de cientos de millones de personas, lo que permite economías de escala que no están disponibles para planes más pequeños.

Anuncio

También es la forma más rentable de cubrir condiciones preexistentes, que de lo contrario pueden ser demasiado caras para asegurar.

“El seguro de mascotas excluye estas condiciones porque, de lo contrario, las personas esperan hasta que su mascota esté enferma para comprar el seguro”, dijo Gerald Kominski, profesor de política y gestión de salud en UCLA. “Hacer que el seguro sea obligatorio es el mejor mecanismo para mantener bajas las primas”.

Pero ahí es donde las cosas se ponen difíciles.

Alrededor de 2.4 millones de mascotas estaban aseguradas en Estados Unidos y Canadá a partir del año pasado, según la Asociación de seguros de salud para mascotas de América del Norte.

Puede parecer mucho, pero es nada más una pequeña fracción de los aproximadamente 78 millones de perros y 86 millones de gatos sólo en EE.UU. Claramente, la mayoría de los dueños de mascotas eligen no asegurar.

Las primas mensuales para perros tienen un promedio de $47, y para gatos $29.50.

Entonces, ¿cómo creamos un grupo de riesgo significativamente mayor que reduzca esos costos?

“El gran desafío es lograr que los propietarios de mascotas sanas se unan”, dijo Priyanka Anand, profesora asociada de administración y política de salud en la Universidad George Mason.

La ley de California exige que todos los perros mayores de 4 meses sean vacunados contra la rabia y tengan licencia a través de la agencia local de cuidado de animales.

Muchas ciudades y condados, incluido Los Ángeles, también requieren que los gatos sean vacunados contra la rabia y tengan licencia.

¿Qué tal si aseguramos perros y gatos como parte del proceso de licencia? Y así no se vuelve prohibitivo, ¿qué tal si ponemos a disposición diferentes niveles de cobertura?

Dejaré que otros presenten los detalles de dicha propuesta: las primas, los copagos, los deducibles. Pero, ¿qué sucede si, por un cargo anual de $25 durante la licencia, las mascotas podrían estar cubiertas para vacunas y chequeos de rutina?

¿Qué sucede si, por $50 al año, las mascotas podrían estar cubiertas por infecciones y lesiones menores?

¿Qué pasaría si, por $100, las mascotas pudieran estar cubiertas, al menos en parte, por problemas médicos más graves: huesos rotos, enfermedades, trastornos genéticos (incluida la displasia de cadera)?

Y, como con Medicare, no se puede rechazar a las mascotas por una afección preexistente. Un perro o gato se enferma, recibe tratamiento, siempre y cuando esté inscrito en la cobertura cuando aún es un cachorro o gatito.

Los números ahora se vuelven más interesantes. Si todos los dueños de perros y gatos pagan $25 al año en un plan nacional, estamos hablando de $4.1 mil millones. Eso es aproximadamente tres veces el total actual de la prima del seguro para mascotas. A $100 anuales, eso es $16.4 mil millones.

Los estadounidenses gastaron alrededor de $18 mil millones en atención veterinaria el año pasado, según la American Pet Products Assn.

Como con todos los programas de seguros, el diablo está en los detalles. Por ejemplo, ¿deberían estar cubiertos todos los bichos?

“Perros y gatos tal vez”, dijo Peter Hilsenrath, un economista de la salud de la Universidad del Pacífico. “Aves y hamsters tal vez. ¿Pero qué pasa con los peces o las serpientes?”.

David J. Becker, profesor asociado de organización y política de atención médica en la Universidad de Alabama en Birmingham, dijo que muchos dueños de mascotas pueden ser reacios a participar en un programa destinado a cubrir a todos los animales, no sólo a los suyos.

“Creo que hay mucho más apoyo para cuidar a nuestros semejantes que el apoyo para la cobertura de seguro de salud financiado con fondos públicos para las mascotas de otras personas”, dijo.

Lo suficientemente justo. Es por eso que, aparte de potencialmente miles de millones de dólares en tarifas de licencias, creo que los fondos también tendrían que venir del sector privado.

Mirándote a ti, Petco y PetSmart. Y usted, el gigante de las barras de caramelo Mars, fabricante de alimentos para mascotas Pedigree y Whiskas, propietario de las cadenas de hospitales de mascotas VCA y Banfield. Un sistema de seguro universal para mascotas también podría buscar subvenciones de fundaciones privadas.

Un documento de 2017 sobre cuidado de la salud de mascotas en American Economic Review concluyó que “muchas características del sector de cuidado de la salud de las mascotas estadounidenses son, en cuanto a cualidad, notablemente similares a las del sector de la salud humana de Estados Unidos”.

“Las dos industrias comparten una característica común: la necesidad de tomar decisiones y compensaciones con respecto al gasto médico que potencialmente puede mejorar o extender la vida”.

Eso es lo que el seguro pretende abordar, y eso es lo que un programa de seguro gubernamental de gran alcance puede hacer de manera más efectiva.

Le pregunté a Napoles si ella inscribiría a Rockie en Peticare para todos.

“Oh, Dios mío, eso sería increíble”, respondió ella. “Me encantaría pagar $300 al mes si supiera que mi perro estaría cubierto independientemente de las condiciones preexistentes”.

Probablemente no esté sola.

Para leer esta nota en inglés, haga clic aquí.


Anuncio