Anuncio
Share

Dele un impulso a sus plantas con cáscaras de huevo sobrantes preparando “té de cáscara de huevo”

Las cáscaras de huevo pueden ser usadas en un sorprendente número de formas para impulsar sus plantas.
(Steven Banks / Los Angeles Times / Getty
)

Todos hemos estado comiendo muchos huevos últimamente, si se cree en los datos de ventas. Le encanta lo que hay dentro de ellos. ¿Pero sabía que sus plantas aman lo que está afuera?

Así que no tire esas cáscaras. Ya sea que esté cultivando un jardín de la victoria o cuidando una colección de plantas de interior, hay formas de usar las cáscaras de huevo para darle a sus plantas un impulso nutricional. Las cáscaras de huevo están hechas casi en su totalidad de carbonato de calcio, que nuestro cuerpo necesita para tener huesos y músculos sanos. Nuestras plantas también lo necesitan. Y se les puede entregar a través del abono, la tierra o haciendo “té de cáscara de huevo”.

Las cáscaras de huevo limpias y secas pueden ir directamente a su abono, dice Yvonne Savio, quien trabajó como coordinadora maestra de jardinería para el condado de Los Ángeles y dirige el sitio web GardeningInLA.net. También puede poner cáscaras desmoronadas en la tierra antes de colocar las plantas o semillas. Los minerales, principalmente carbonato de calcio, aunque también pequeñas cantidades de potasio y fósforo, se descompondrán lentamente hasta el punto en que pueden ser absorbidos por las raíces de la planta. Pero las cáscaras tardan mucho tiempo en descomponerse, así que piense en hacer esto para fertilizar las plantas del próximo año.

Las plantas como los tomates, pimientos y berenjenas en particular se beneficiarán del fertilizante de cáscara, señaló Savio. El calcio adicional ayudará a prevenir la putrefacción de la flor. El brócoli, la coliflor, la acelga, las espinacas y el amaranto también tienen calcio y podrían utilizar más de las cáscaras de huevo.

Anuncio

Los fragmentos de cáscara de huevo se pueden utilizar igualmente para mantener alejadas ciertas plagas. Si sus plantas sufren de caracoles o babosas, extienda las cáscaras desmoronadas sobre la tierra alrededor de la base de las plantas, haciendo que la barrera mida unas dos pulgadas de ancho a su alrededor. Las criaturas viscosas no podrán pasar los trozos puntiagudos.

Si sólo tiene espacio en jardín interior, las cáscaras de huevo todavía pueden dar a sus bebés plantas un impulso en forma de “té de cáscara de huevo”.

Leigh Adams, una horticultora interpretativa y educadora del Arboreto de Los Ángeles, dijo que no hay que ser demasiado específico con esta receta. Enjuague sus cáscaras de huevo para que no queden claras pegajosas, y déjelas secar. (Ella las guarda en la esquina de su microondas mientras calienta otras cosas. Yo dejo las mías en un recipiente en la parte de atrás del refrigerador). Rompa sus cáscaras de huevo a mano, colóquelas en un recipiente a prueba de temperatura, y luego vierta agua hirviendo sobre ellas. Deje que la mezcla “repose”, al igual que el té, durante el tiempo que tarde para que el agua se enfríe a temperatura ambiente.

Si no desea pequeños fragmentos de cáscara de huevo en sus plantas de interior, puede colar las cáscaras y sólo usar el agua si lo desea, o dejarlas para el impulso de fertilización a largo plazo. Vierta el líquido sobre sus plantas de la misma manera que usaría el agua regular sobre ellas.

Anuncio

Las plantas decorativas (es decir, su colección de suculentas) no necesitan tanto calcio como las plantas productoras de alimentos, pero todas las plantas se beneficiarán de los minerales del té de cáscara de huevo.

“Es como un fertilizante de uso múltiple, y la planta extraerá lo que puede usar, lo que necesita”, dijo Savio.

En este momento de escasez potencial y vueltas limitadas a las tiendas de comestibles, todos tratamos de aprovechar al máximo lo que tenemos. Haga que sus cáscaras de huevo trabajen para usted.

Si quiere leer este artículo en inglés, haga clic aquí


Anuncio