Anuncio
Share

Esta es la historia de los altares del Día de Muertos y cómo puedes construir uno

Papel picado, marigolds, fruit, painted sugar skulls and candles on an altar
Una ofrenda del Día de Muertos en el cementerio Hollywood Forever a principios de este mes.
(Nick Agro / For The Times)

Nuestras estaciones siguen un ciclo.

Ahora mismo estamos en la estación de la muerte: los días son más cortos, el aire más fresco y las hojas cambian de color. En primavera se plantan los alimentos y nacen los animales; en verano crecen, en otoño llega la cosecha y en invierno las cosas mueren.

No es casualidad que muchas culturas del mundo tengan celebraciones y ceremonias relacionadas con la muerte en esta época del año. La que predomina en Estados Unidos es Halloween. Pero para muchos habitantes del sur de California, es el Día de Muertos.

La celebración se originó en la cultura azteca antes de que llegaran los colonizadores españoles y la Iglesia Católica Romana.

Anuncio

“Los aztecas honraban a los muertos con celebraciones y rituales durante la época de la cosecha. Y veían la muerte como una especie de comienzo de una nueva vida o un nuevo ciclo”, explicó Angie Jiménez, directora del programa de altares para la celebración del Día de Muertos en Hollywood Forever, que tiene lugar este sábado.

El catolicismo ha tenido la habilidad de absorber las fiestas en su calendario litúrgico -así es como terminamos con los árboles de Saturnalia en Navidad y los huevos y conejos en Pascua- y algo así ocurrió en México con esta fiesta.

El Día de Muertos se celebra los días 1 y 2 de noviembre, que, no por casualidad, son el Día de Todos los Santos y el Día de los Difuntos en el catolicismo: Las versiones del Día de Muertos han existido durante miles y miles de años.

Si asiste

Día de Muertos en Hollywood Forever

Qué: Altares, arte, comida, concursos y mucho más.
Cuándo: El 30 de octubre. De 9 a 15 horas para el evento familiar. De 17:00 a 24:00 horas para un evento nocturno.
Dónde: Cementerio Hollywood Forever, 6000 Santa Monica Blvd., L.A. 90038
Costo: de 40 a 200 dólares

Pero la versión con la que estamos familiarizados - como muchas cosas en México-, “es una mezcla de las tradiciones indígenas con las de la Iglesia Católica”, dijo Lalo Alcaraz, un caricaturista político dos veces nominado al Premio Pulitzer que sirvió como consultor para la película de Pixar ganadora del Oscar “Coco”.

Actualmente el Día de Muertos es celebrado por los católicos mexicanos y muchos otros en México y Estados Unidos y ha visto un resurgimiento en el sur de California desde la década de 1970, cuando el grupo de artistas Self Help Graphics & Art organizó una celebración pública en Los Ángeles.

En 2017, “Coco” ayudó a que toda una nueva generación entendiera los principios y simbolismo de esta tradición.

La celebración ve la muerte no como una finalidad, sino como el paso a una siguiente etapa.

La muerte no tiene que ser necesariamente triste o aterradora. Nuestras vidas tienen estaciones y ciclos, como todo lo demás.

En el Día de Muertos, las almas que han pasado a su siguiente estación tienen la oportunidad de regresar y estar con las personas que las querían. No puedes compartir el mismo reino que ellos durante todo el año, pero puedes compartir la cena y las bebidas durante una noche.

La gente “siempre dice: '¿qué pasa con los mexicanos y la muerte? Los mexicanos se enfrentan a la muerte”, dijo Alcaraz. Celebrar el Día de los Muertos “es una forma sana de conectar con tus antepasados, honrarlos y situarte en el linaje”.

Tok Thompson es un profesor de antropología de la USC cuyo trabajo se ha centrado en el folclore, la mitología y los grupos indígenas. “No tenemos una buena relación con la muerte en Estados Unidos”, afirmó Thompson. “Y eso no ocurre en todas partes. Hay una distinción real entre las muertes “trágicas”, cuando la persona muere joven, por ejemplo, y las muertes “buenas”, cuando alguien muere a los 95 años rodeado de su familia. ... No tenemos ese concepto de ‘buena muerte’ en la cultura americana moderna”.

Nuestra sociedad nos anima a superar la pérdida y seguir adelante, a no quedarnos en el pasado. El Día de Muertos nos pide que hagamos lo contrario: recordar a nuestros seres queridos, visitar sus tumbas y saludarles, y celebrar el amor que aún sentimos por ellos.

Una forma de hacerlo es con un altar, o una ofrenda.

Incense burns on a Día de Muertos ofrenda decorated with fruits and marigolds
El incienso puede representar la transformación de lo físico a lo sobrenatural.
(Nick Agro / For The Times)

Cómo hacer una ofrenda

Puedes construir un altar en tu casa a un familiar, a un amigo, a una persona que haya sido significativa para ti -aunque no la hayas conocido personalmente, como un autor o una celebridad-, o construirlo en honor a grupos de personas.

El año pasado se construyeron altares para las víctimas del COVID-19.

El altar es el portal desde el que el difunto cruza de vuelta al mundo de los vivos, dijo Aldo Cruz, un diseñador de altares y maestro, que ha trabajado con el evento de Hollywood Forever desde 2006 y que aprendió a construir altares viendo a su madre hacerlos en su casa de Oaxaca.

Los altares pueden ser decorados de diferentes maneras, dependiendo de la región y de la familia. Esto es algo que estás haciendo en tu propio espacio y en tu propia casa, así que realmente no hay una manera “incorrecta” de construir tu altar, pero hay elementos que debes tener en cuenta y tratar de incorporar.

Inspirados en los altares que se encuentran en Grand Park y en el cementerio Hollywood Forever, hemos creado nuestro propio altar digital comunitario.

Tiempo y espacio. Construir el altar debe ser una ocasión festiva y familiar, dijo Cruz: “Cuando hacemos los altares, la mayoría de las veces lo hacemos juntos, así que es un momento feliz cuando diseñamos el altar y recordamos a nuestros seres queridos, todo eso nos une”. No tiene por qué estar en un lugar concreto de la casa, y la ofrenda no necesita una mesa propia. Un rincón en una mesa o una estantería pueden servir.

Los elementos. Lo que se quiere representar es lo que Cruz llamó “los elementos de la vida: agua, viento, fuego y tierra”. Para el agua, puede ser un vaso de agua para saciar la sed de los espíritus después de su viaje, o a veces la bebida favorita del difunto. El viento puede representarse con papel picado que se mueve con la brisa. Una vela representa el fuego y también ilumina el camino que guía a las almas hasta el altar. La tierra está representada por las frutas, la tierra y las flores, concretamente los cempasúchiles. Se consideran “la flor de los muertos” porque una vez que se cortan las flores, mueren rápidamente, una metáfora del viaje del reino de los vivos al reino de los muertos dijo Jiménez. El copal (incienso) representa la transformación de lo físico a lo sobrenatural.

Algunos otros elementos a tener en cuenta, aunque no todos los altares los tienen:

- Cruz dijo que siempre se asegura de que sus altares incorporen una forma de arco en alguna parte, para crear un portal físico para que las almas entren en nuestro mundo. En algunas regiones de México, dijo, los altares tienen varios niveles o escalones, aunque en su lugar de origen, Oaxaca, tienen un solo nivel.

- Algunos altares tienen un pequeño plato de sal, que puede simbolizar la protección divina en el catolicismo. La sal se utilizaba tradicionalmente para preservar el cuerpo en su viaje de la vida a la muerte.

- A algunas personas les gusta incorporar otros elementos religiosos, como crucifijos.

- En algunas partes de México, las calaveras de azúcar se utilizan para introducir a los niños en la fiesta y en la idea de que la muerte y los muertos deben ser motivo de celebración en lugar de provocar miedo.

Artículos conmemorativos. Coloca fotos de la persona o personas que quieras recordar y que te visiten. También deberías tener algunas de sus cosas favoritas esperándolos. ¿Al difunto le gustaban los Dodgers? ¿Morrissey? ¿Los rasca y gana de la lotería? Ten algunos recuerdos esperándolos. Tradicionalmente se colocan juguetes en las ofrendas para los niños. El Día de Muertos es para que su ser querido vuelva a compartir una comida con usted, así que prepare un festín. El pan de muerto es tradicional. Pero puede ser cualquier cosa comestible.

Comida y bebidas. La comida y las bebidas son para los vivos, así que prepara algo que quieras comer mientras celebras. Alcaraz dijo que lleva café y donas de Winchell’s a la tumba de su mamá y su tía cuando celebra cada año.

A bottle of mezcal on an ofrenda
La comida o bebida favorita de un ser querido, como una botella de mezcal, es una parte importante de la ofrenda.
(Nick Agro / For The Times)

¿Quién puede participar?

No tienes que ser de México o tener alguna herencia mexicana para construir un altar o celebrar el Día de Muertos, dijo Alcaraz. “Es una fiesta sobre el amor, la celebración y el honor, así que, si participas con ese espíritu, lo estarás haciendo bien”.

“Está bien que te guste la cultura de otras personas. Pero no actúes como si la hubieras inventado y no empieces a explicar cómo celebrar mejor el Día de los Muertos”, dijo Alcaraz. “No pretendan que lo inventaron; no pretendan que lo hacen mejor que nadie. No lleves el Día de los Muertos como un disfraz. Realmente se trata de recordar lo grande que era esa persona, lo que la haría feliz. Y eso te hace feliz. Te da una conexión, una conexión cálida con esa persona para que no sea olvidada”. Concéntrate en tu ser querido, y en la rara oportunidad que tienes de volver a pasar tiempo con él. En un año marcado por el dolor y el aislamiento, el Día de Muertos puede ser una oportunidad para procesar y recordar.

Fruit, skull and candle on a Día de Muertos ofrenda
Las velas sirven para iluminar el camino del regreso de un espíritu. Las calaveras de azúcar pintadas se utilizan a veces para enseñar a los niños que la muerte no tiene por qué dar miedo.
(Nick Agro / For The Times)

Para leer esta nota en inglés haga clic aquí


Anuncio