Anuncio
Share

¿Qué hace una chica bonita como yo en un sitio como éste?

Suspiro. Desilusión.

Suspiro. Desilusión.

(Valeria Petrone)

“Apuesto a que me gusta la mayoría de cosas que a ti. Excepto quizás acariciar tigres y saltar de aviones”.

Estoy de vuelta en Bumble por enésima vez, y ése es el inicio de mi perfil.

Para los no iniciados en el tema (como mis padres, quienes espero dejen de leer esto cuando llegue a los detalles jugosos), muchos hombres publican fotos junto a tigres o haciendo paracaidismo, y sé que muchas mujeres (no yo) incluyen muestras de caras de pato y posturas de yoga.

También parece que los solteros de Los Ángeles, en su totalidad, han estado en Machu Picchu. Felicitaciones a todos. Con todo el yoga y el paracaidismo, es una maravilla que tengamos tiempo de ofrecer citas.

Anuncio

Para ser justos, organizar un tiempo para encontrarse con otro puede ser un desafío. Afortunadamente, Tinder y Bumble y Match y OKCupid están llenos de hombres y mujeres solteros (o que dicen serlo), y normalmente se puede encontrar a alguien cuyo horario complementa el propio.

Hallar este terreno común, incluso en bloques de tiempo, es parte de lo que hace las citas en línea tan atractivas: es el juego verbal y el cortejo virtual que a menudo preceden cualquier cara a cara.

Así que, aquí estamos. Ambos nos hemos elegido y uno de nosotros ha dado el salto e iniciado la conversación.

Como son las mujeres las primeras que deben ponerse en contacto en Bumble, incluí lo siguiente en mi perfil de Tinder: “Escribo primero en Bumble si tú me escribes primero en Tinder. ¿Trato hecho?”.

Anuncio

Ha funcionado bastante bien, pero permítanme decir esto de los hombres que han tomado la iniciativa y se lanzaron de lleno a corresponderme: los varones de Los Ángeles saben cómo elogiar a una mujer. Son encantadores, divertidos. He recibido algunas presentaciones fabulosas. Una de las mejores, por lejos, fue un enlace a los últimos minutos de “Sixteen Candles”, cuando el personaje de Molly Ringwald está de pie, delante de la iglesia, y Jake Ryan la está esperando al otro lado de la calle. “¿Yo?”, dice ella. “Sí, tú…”, y entra el tema “If You Were Here”, de Thompson Twins. Guau.

Este tipo realmente conocía a su audiencia treintañera (y, perdón Mark, o Mike, de Redondo. Espero que todos los hombres que lean esto encuentren su propio y nostálgico enlace en YouTube y no copien el tuyo, que fue realmente bueno).

La prisa de esos textos iniciales con un extraño buen mozo es demasiado real, y si eres como yo, a menudo terminas decepcionada. Por lo general es algo así:

James, 46

Anuncio

Los Ángeles

(la biografía incluye algo lindo y ocurrente)

Elígeme, elígeme

¡Oye! Eres hermosa :)

Anuncio

¡Gracias! Tus fotos son superlindas :)

Y allí vamos. Mientras espero que James tome las riendas y escriba algo divertido y listo, comienzo a planear nuestra boda.

Sí, ¡James y yo nos vamos a casar! Sé que parece un poco veloz, pero así me siento. Él tiene 46 y un hijo de ocho años de edad. No podría ser más perfecto. ¡Nuestros hijos serán mejores amigos! James y yo coordinaremos nuestros calendarios para tener los mismos fines de semana sin niños.

Esos días los pasaremos explorando DTLA o visitando el Broad, seguidos por cenas tranquilas en restaurantes alejados. Dormiremos juntos y comenzaremos nuestros días de descanso con sexo y mimosas. El paraíso.

Anuncio

Los fines de semana con los niños veremos béisbol y fútbol, tendremos fiestas de cumpleaños y, aunque serán agitados, estaremos juntos y agradecidos de habernos encontrado.

La boda será pequeña, afuera en nuestro patio trasero, con luces centelleantes y el brillo de un perfecto atardecer de L.A., con nuestros niños de pie al lado y algunos amigos cercanos que nos animarán.

Él llevará ese blazer color caqui de Brooks Brothers que luce en su tercera foto de perfil, y yo un vestido blanco sencillo que elegí el verano pasado… Mmmm, no puedo usar sujetador con ese vestido. ¿Debería llevar algo más lujoso? Creo que en realidad no importa; James me ama por lo que soy, con debilidades y todo. No le importará qué lleve puesto.

¡Tinnnnn!

Anuncio

James te ha enviado un mensaje.

“¡Hola! Luces increíblemente sexy. ¿Quieres algo de diversión? Me encantaría verte desnuda”.

Y… decepción. Pero sólo un poco.

Lo mejor -y lo peor- de las citas en línea es la puerta giratoria de las potenciales relaciones. La mecánica suaviza el golpe cuando las cosas van mal, pero también nos dificulta hacer que todo funcione bien.

Anuncio

En mi caso, James buscaba algo divertido y yo quería algo más, pero sé que hay al menos unos 100 solteros entre los 42 y los 54 años, a 12 millas de West Hollywood. Y sé que uno de ellos está buscando algo más. De hecho, voy a salir con uno de ellos esta noche.

Traducción: Valeria Agis

Para leer esta nota en inglés, haga clic aquí


Anuncio