Share
Vida y Estilo

Cautiva el nacimiento de polluelos de águila calva en Big Bear

Un águila calva en Big Bear ayuda a sus polluelos a salir de su caparazón.

Los residentes de Big Bear y los fanáticos de todo el mundo fueron cautivados por una transmisión en vivo de un par de crías de águila calva que se liberaron de sus huevos y llegaron al mundo en los últimos dos días.

De los dos polluelos, uno rompió el cascarón el pasado domingo y el otro el lunes, hicieron su debut en un nido a unos 120 pies del suelo, cerca de la cima de un pino Jeffrey en el lado norte de Big Bear Lake. Un águila calva a quien los lugareños llamaron Jackie puso los dos huevos el 6 y 9 de marzo.

auila
(Los Angeles Times)
Anuncio

Jackie pasó la mayor parte del lunes en la mañana sentada sobre la pequeña pareja, aunque ocasionalmente se levantaba y les daba de comer. Los polluelos ya no se veían pegajosos y húmedos el lunes por la tarde.

Los espectadores pegados a la cámara web colocada por los Amigos de Big Bear Valley obtuvieron vistas ocasionales de los suaves mechones de colores claros de los pequeños. Algunos comentaristas de Facebook reprendieron al macho en el nido, por no traer a la nueva madre pescado fresco para alimentar a los polluelos.

Los fanáticos de las águilas tendrán que disfrutar de la familia aviar a través de una pantalla. El nido está a gran altura del suelo y el vecindario de Fawnskin que lo rodea está fuera del alcance del público para evitar que los observadores asusten a las aves.

“Si hay personas en el área, los padres podrían abandonar el nido y a los recién nacidos”, dijo Zach Behrens, un portavoz del Bosque Nacional San Bernardino.

Anuncio

Incluyendo las dos nuevas crías, hay al menos 15 águilas calvas en el área. Un recuento anual, este invierno pasado, cubrió cinco lagos en el Bosque Nacional San Bernardino y dos áreas de recreación del Parque Estatal de California, se encontraron al menos 13 de las aves rapaces gigantes.

Las águilas cerca de Fawnskin son celebridades locales y también están en el centro de un debate sobre el desarrollo cerca de uno de los lagos más visitados del sur de California. El área es el hogar de sitios de anidación que han sido utilizados por las águilas durante años.

Las crías permanecerán en el nido mientras aprenden a volar y cazar durante la primavera y el verano antes de despegar por su cuenta.

 Para leer esta nota en inglés, haga clic aquí


Anuncio