Anuncio
Share
Vida y Estilo

Crece la alarma en las emisoras de tarjetas de crédito ante el aumento de deudas incobrables

credito

Los saldos vencidos con más de 30 días de las tarjetas de crédito, un presagio de futuras deudas incobrables, aumentaron en las siete mayores emisoras de tarjetas del país (Matt Cardy / Getty Images).

(Getty Images)

Surgen focos rojos en la industria de las tarjetas de crédito, después de que un indicador clave de deudas incobrables saltó al nivel más alto en casi siete años.

La tasa de anulación (charge-off)—el porcentaje de préstamos que las empresas consideran que nunca cobrarán- aumentó a 3.82% en los primeros tres meses de 2019, la tasa más alta desde el segundo trimestre de 2012, según datos compilados por Bloomberg Intelligence. Además de que los préstamos vencidos a 30 días, un presagio de futuras liquidaciones, aumentaron en las siete mayores emisoras de tarjetas en EE.UU.

Se ha producido una “degradación” en la calidad crediticia de algunos clientes, según Richard Fairbank, director ejecutivo de Capital One Financial Corp., el tercer mayor emisor de tarjetas del país. Para Fairbank, algunos clientes con créditos negativos durante la crisis financiera ahora ven desaparecer esos problemas de sus reportes de crédito.

“Es posible que algunos datos no muestren la totalidad del historial crediticio de un consumidor”, afirmó Fairbank la pasada semana, en una conferencia telefónica con analistas. “Parte del contexto de la cautela que mostramos ha sido no sólo por el tiempo que ya ha pasado de este ciclo, sino también tener en cuenta que este es el período en el que hay menos información que nunca”.

Anuncio

Capital One informó el pasado jueves que la tasa de anulaciones de deudas de tarjetas en Estados Unidos durante su primer trimestre aumentó a 5.04% (desde 4.64% a fines de 2018). En Discover Financial Services, que también reportó los resultados el pasado jueves, ese promedio aumentó a 3.5%, en comparación con 3.23% en el trimestre anterior.

“Ciertamente, esta ha sido una de las recuperaciones a más largo plazo, por lo que hemos revisado la política de crédito con beneficios ajustados”, dijo el CEO de Discover, Roger Hochschild, en una entrevista. El ejecutivo destacó que su compañía cerró las cuentas inactivas y disminuyó la cantidad y el tamaño de los aumentos de líneas de crédito para clientes nuevos y los ya existentes.

Las últimas advertencias para la industria se basan en los desarrollos de enero, cuando los resultados del cuarto trimestre mostraron tasas de anulación cercanas a las más bajas de las últimas décadas. La competencia por los clientes de alta calidad sigue siendo feroz, algo que lleva a muchas empresas emisoras a gastar más en marketing y recompensas para ganar participación de mercado entre ese grupo. Pero una creciente cautela sobre el potencial de un aumento en las deudas incobrables generó que muchos emisores restrinjan los criterios de evaluación.

Por supuesto, las cancelaciones de cuentas incobrables no están lejos de los mínimos históricos, ya que los bancos se benefician de las bajas tasas de desempleo en EE.UU. Durante la crisis financiera, los promedios de liquidación de incobrables en los mayores bancos alcanzaron un máximo de 10.64%, según el Banco de la Reserva Federal de St. Louis.

Anuncio

Para leer esta nota en inglés, haga clic aquí


Anuncio