Advertisement

El grupo Soros critica a Facebook y lo llama “activo en la promoción” del odio y la desinformación

El grupo Soros critica a Facebook y lo llama “activo en la promoción” del odio y la desinformación
Facebook dijo que ha finalizado su contrato con Definers Public Affairs, una compañía que el New York Times dijo que presionó a los reporteros para que buscaran historias sobre George Soros como una especie de cerebro conspirador detrás de una reacción anti-Facebook. (Loic Venance / AFP/Getty Images)

La red filantrópica del multimillonario George Soros atacó a la directora de operaciones de Facebook Inc., Sheryl Sandberg, luego de que el New York Times informara que la compañía de medios sociales presionó para involucrar al nombre del financiero para desacreditar sus críticas.

Patrick Gaspard, presidente de Open Society Foundations de Soros, dijo que estaba "sorprendido de saber" del artículo publicado en línea sobre que Facebook había contratado a una compañía que supuestamente trató de socavar las críticas sobre el manejo de discurso de odio y la propaganda rusa en su plataforma asociándolo al filántropo de 88 años. Los nacionalistas de todo el mundo vilifican a Soros por su defensa de las causas liberales.

Advertisement

"Ha sido decepcionante ver cómo han fallado en monitorear el odio y la desinformación en la plataforma de Facebook", escribió Gaspard en una carta abierta a Sandberg el 15 de noviembre, pidiéndole una reunión para discutir el tema. "Saber ahora que están activos en la promoción de estas distorsiones está más allá de los límites".

Incluso cuando el presidente ejecutivo Mark Zuckerberg se disculpó públicamente por darse cuenta demasiado tarde de cómo la plataforma de Facebook podría usarse como un vehículo para difundir el odio y la propaganda, incluso para influir en las elecciones presidenciales de los Estados Unidos de 2016, la compañía simultáneamente fue a la ofensiva contra los críticos, dijo el New York Times.

Advertisement

Eso incluyó ampliar su trabajo con una consultora con sede en Washington, Definers Public Affairs, que según el periódico empujó a los reporteros a buscar historias sobre Soros como una especie de cerebro conspirador detrás de una reacción anti-Facebook. Soros ha sido un detractor frecuente de Facebook. A principios de 2018 lo calificó como una "amenaza".

Facebook, en un comunicado negó haber presionado a los periodistas a difundir información errónea. Sin nombrar a Soros, un sobreviviente del Holocausto nacido en Hungría, la compañía dijo que sus acciones no tenían como objetivo alimentar el antisemitismo, sino más bien demostrar que la reacción fue financiada por un "crítico bien conocido" de la compañía. Al mismo tiempo, Facebook dijo que había terminado su contrato con Definers, justo cuando la noticia del New York Times iba a publicarse.

"Estrategia deliberada"

La oficina familiar de Soros, Soros Fund Management, vendió toda su posición en Facebook en el tercer trimestre, según una presentación reglamentaria del miércoles 14 de noviembre. La firma tenía 159,200 acciones de Facebook al 30 de septiembre, valoradas en alrededor de $31 millones.

Advertisement

"Estos esfuerzos parecen haber sido parte de una estrategia deliberada para distraer los verdaderos problemas de responsabilidad con los que su compañía continúa lidiando", dijo la carta de Gaspard sobre la campaña de Facebook. "Esto no es sobre George Soros o las fundaciones. Sus métodos amenazan los valores que sustentan nuestra democracia".

La intensidad de los ataques contra Soros, un ex gestor de fondos de inversión que hizo su fortuna con operaciones audaces en los mercados de divisas y bonos, se ha intensificado este 2018.

Un patrocinador financiero de causas democráticas y políticas durante mucho tiempo, es un bogeyman favorito del ala derecha, que lo acusa de complots antiestadounidenses. En octubre, se descubrió una presunta bomba en el correo de su casa de Nueva York, la primera de una docena enviada a figuras demócratas y liberales, entre ellas el presidente Obama y Hillary Clinton.

Soros ha sido acusado de financiar esfuerzos para socavar las iniciativas republicanas. El presidente Trump alegó que Soros pagó a la gente para protestar por la confirmación del Tribunal Supremo de Brett Kavanaugh.

El representante Matt Gaetz (R-Florida) especuló públicamente que las fundaciones de Soros habían ofrecido dinero en efectivo a personas en América Latina para unirse a una caravana de migrantes que viajaban al norte hacia las fronteras de los Estados Unidos. Soros negó la acusación.

Si quiere leer este artículo en inglés, haga clic aquí.

Advertisement
Advertisement