Advertisement

ASMR el fenómeno biológico digital anti-digital que satisface tus sentidos

ASMR el fenómeno biológico digital anti-digital que satisface tus sentidos
Mary McNamara descubre los placeres ocultos de los videos ASMR. (Chris Morris)

He visto al salvador del periodismo impreso y son los videos ASMR.

Un día navegando a través del laberinto de la comunidad ASMR de YouTube, me encontré con varios videos que consistían en un par de manos hojeando Los Angeles Times. Ninguno de los videos tenía menos de 45 minutos de duración y uno duraba 1 hora y 15 minutos (pero eso incluía una sección de domingo adicional).

Advertisement

Primero se abrieron las secciones y se eliminaron los anuncios. Luego se desplegaron algunos anuncios y se examinaron brevemente; en un vídeo, se recortaron algunos artículos de una de las secciones con unas tijeras. A continuación, cada sección se separaba de las demás y se "leía", a menudo en largos párrafos que generalmente estaban dispuestos en páginas individuales.

No había comentarios. El único sonido era el del papel en sí mismo, el de la amplia solapa de una sección extendida, el deslizamiento cuando el lomo de cada sección se deslizaba hacia abajo, el de las arrugas de la inevitable joroba donde se doblaba el papel.

Advertisement

Este es un video sobre lo que todavía muchos dicen de los productos impresos, que la satisfacción sensorial de manipularlos es parte de su atractivo. Un atractivo que no puede ser superado ni siquiera por la mejor plataforma digital.

No es exactamente lo que esperas encontrar en YouTube o en un video ASMR en particular.

La respuesta sensorial meridiana autónoma (ASMR, por sus siglas en inglés) es la sensación de vibración u hormigueo en el cuero cabelludo o en el cuello causada por ciertos sonidos, a menudo denominados desencadenantes. Estos incluyen susurrar, masticar, cepillar, dar golpecitos, chasquidos con la lengua, voltear el papel, el crepitar del plástico, rascarse la piel o el cuero cabelludo, movimiento de líquido en un recipiente o respirar.

Los aficionados describen a la ASMR como relajante, incluso inductora del sueño; ciertamente son fascinantes, al menos mientras alguien no grite desde otra habitación: "¿Qué estás mirando?".

Advertisement

Uñas que golpean ligeramente sobre diversas superficies se escuchan en gran medida en los videos ASMR, al igual que los cepillos (para el cabello y maquillaje) y el juguete viscoso conocido como "slime". Hay videos ASMR de alimentos (en los cuales a los alimentos se les retira su empaque, son preparados y/o consumidos), videos de juegos de roles (en los cuales los guías ASMR realizan cortes de cabello reales o imaginarios, masajes, cambios de imagen o tratamientos de cuidado de la piel). Hay videos en los que la gente simplemente abre paquetes, no para revelar el contenido sino por los sonidos.

Todo eso suena bastante simple cuando tratas de explicarlo, pero también lo parecería las cosas como las tostadas de aguacate y el sexo. Los videos de los mejores artistas ASMR, como Gibi, Gentle Whispering y ASMR Darling, tienen anuncios de estudios cinematográficos y cadenas de restaurantes, pero muchos de los no iniciados todavía se sorprenden al descubrir que los mejores artistas ganan mucho dinero hablando en susurros al mismo tiempo que pasan un cepillo para maquillaje sobre un micrófono o golpean un pedazo de corcho con su manicura francesa.

Todo ello refuerza los argumentos a favor de la importancia de la percepción háptica o de varios sentidos a la vez. El creer que la experiencia de explorar activamente una cosa a través del tacto y el movimiento ha llegado a áreas como la educación y la psicología, y la tecnología háptica es una parte creciente del diseño de dispositivos personales y la realidad virtual.

Mientras tanto, los medios de comunicación, incluidos los periódicos y las revistas que alguna vez lucharon por tener papel de un determinado grosor y brillo, se apresuran a volcar todo su contenido y creatividad en una serie de pantallas cada vez más abarrotadas y físicamente reducidas.

Por naturaleza las pantallas no son hápticas, con Alexa o Siri que son asistentes virtuales, ni siquiera tienes que tocar el teléfono o el mando a distancia. El hecho de que mucha gente lea este artículo, que inicia con la descripción de un video en el que se celebran los placeres de la impresión en una pantalla, se siente como una disonancia háptica de cuarta generación.

Durante años, los editores de libros han advertido de la disonancia háptica, que leer un libro electrónico es una experiencia muy diferente y más limitada a la experiencia de leer un libro real, pero ¿quién no se siente tentado por la facilidad de un Kindle o iPad?

Al ver los videos ASMR, demostramos nuestra dependencia de una variedad de estímulos sensoriales y nuestra creciente necesidad de tenerlos dispuestos para nosotros.

No es de extrañar que se haya convertido en un tema bastante divisivo, ya que algunos creen que muchos de los vídeos ASMR son arte, mientras que otros los ven como un síntoma más de la podredumbre cerebral inducida digitalmente. Es muy fácil burlarse o satirizar y mucha gente lo hace.

Advertisement

El año pasado, Jimmy Kimmel infantilizó esta tendencia al traer a un grupo de niños muy jóvenes a su programa para explicar la ASMR. Mostró algunos ejemplos, de los que luego se burló; dijo que no sentía nada, pero nunca dejó de hablar lo suficiente como para escuchar. Mientras se reproducía un video de slime, se podía ver a un par de estos pobres niños tratando de disfrutar las sensaciones y Kimmel no se callaba.

Te guste o no, la popularidad y la rentabilidad de la ASMR se impuso a la corriente principal. W Magazine tiene toda una serie de celebridades, incluyendo a Sarah Silverman, Jennifer Garner y Cardi B, explorando la ASMR; un anuncio de Michelob durante el Super Bowl de este año muestra a Zoë Kravitz susurrando y tocando una botella de Ultra Pure Gold, Nintendo acaba de lanzar un video para "The Legend of Zelda: Breath of the Wild" tan lleno de ASMR que se recomendaron auriculares.

China recientemente prohibió los videos ASMR, llamándolos vulgares y pornográficos, pero sabemos que algo está pasando cuando China los prohíbe.

A mi me encanta esas sensaciones que provoca, el sonido arenoso y sedoso de la arena sobre la madera, el susurro de las páginas de revistas, el video de una consonante bien enunciada me conmueve cada vez. Sigo intentando que la gente escriba o dibuje sobre mi espalda. El ASMR ha sido llamado "un orgasmo cerebral", pero el hormigueo es más sensual que sexual y el ASMR tiene que ver tanto con la concentración como con la relajación.

Aislar el sonido te obliga a prestar atención a ese sonido, a lo que asocias con ese sonido y al efecto que tiene en tu cuerpo. Así que el sonido del cabello al ser cepillado es evocador de ser cuidado; un susurro amable, de intimidad.

Es fácil perderse en el laberinto de los videos ASMR, sentarse y darle clic y dejar que las mujeres finjan cortarle el cabello o hacerle un examen de la vista, temblar cuando un joven guapo desempaca y come pasteles japoneses o bollos de crema mientras unas uñas pintadas de color plata le arrullan para que se duerma al dar golpecitos sobre un vaso y rascando una caja de madera. No hay nada malo al sentir un buen cosquilleo.

Advertisement

Pero el toque que muchos de estos sonidos evocan puede ser real; los sonidos son sólo sonidos de la vida cotidiana. Las uñas de su perro en el concreto, el crujido de los pasos en la nieve, un periódico siendo sacudido, el golpeteo de las teclas en mi laptop mientras escribo esto.

Las sensaciones de hormigueo vienen de todas partes. A veces sólo tenemos que estar callados y escuchar.

Si quiere leer este artículo en inglés, haga clic aquí

Advertisement
Advertisement