Advertisement

SALUD: En Nochebuena, Santa entrega regalos... y algunos ataques extra al corazón

SALUD: En Nochebuena, Santa entrega regalos... y algunos ataques extra al corazón
Un estudio sueco descubrió que, además de traer vistas de renos, la víspera de Navidad aumenta el riesgo de ataques cardíacos (Heikki Sarviaho / AFP). (Getty Images)

Si piensa que la noche anterior a la Navidad es un buen momento para el chocolate caliente, los fuegos acogedores y los álbumes de Bing Crosby, un nuevo descubrimiento de investigadores suecos podría romperle el corazón: el riesgo de sufrir un ataque cardíaco aumenta durante la Nochebuena.

El hallazgo se apoya en una base de datos completa de estadísticas hospitalarias, que incluye 283,014 casos de ataques cardíacos durante un período de 16 años y fue publicado esta semana en el BMJ (anteriormente conocido como el British Medical Journal).

Advertisement

El estudio parece poner la Nochebuena en la misma categoría de riesgo que los terremotos, huracanes, caídas del mercado de valores, guerras y partidos de fútbol de la Copa Mundial. Los científicos documentaron que, después de todos estos eventos, es más probable que ocurran ataques cardíacos.

Los investigadores descubrieron que el 24 de diciembre, el riesgo de un ataque cardíaco es un 37% más alto de lo normal. En el día de Navidad, el aumento del riesgo se reduce al 29%. Incluso en Boxing Day, todavía está un 21% por encima de los niveles normales.

Advertisement

A efectos de comparación, se sabe que los lunes son un momento de mayor riesgo de ataques cardíacos. Pero en Suecia, el riesgo fue solo un 10% mayor en el primer día de la semana laboral.

El estudio de BMJ no es el primero en informar una asociación entre la temporada navideña y el caos del miocardio. Un artículo de 2004 en la revista Circulation, por ejemplo, detectó que hubo más muertes por todo tipo de enfermedades cardíacas en EE.UU. tanto en Navidad como en el día de Año Nuevo.

Los estudios anteriores se basaban en información de certificados de defunción, registros de ambulancias y otros datos de salud, pero no podían precisar cuándo, exactamente, comenzaba el ataque cardíaco de un paciente.

Un equipo dirigido por Moman A. Mohammad, del Departamento de Cardiología de la Universidad de Lund, se dispuso a llenar ese vacío. Los especialistas se apoyaron en un registro nacional conocido como SWEDEHEART (abreviatura de: Sistema web sueco para la mejora y el desarrollo de la atención basada en la evidencia de la enfermedad cardíaca evaluada con terapias recomendadas).

Advertisement

El registro incluye a "todos los pacientes con síntomas de un síndrome coronario agudo, que ingresaron en una unidad de atención coronaria u otro centro especializado en Suecia", explicaron los autores. Los registros de cada enfermo indican cuándo comenzaron sus síntomas, hasta "el minuto más cercano".

Para examinar el riesgo de ataque cardíaco en la víspera de Navidad, los investigadores calcularon el número de infartos de miocardio (el término médico para lo que se conoce popularmente como ataque cardíaco) cada 24 de diciembre entre 1998 y 2013, así como durante las dos semanas anteriores y posteriores al feriado, para proporcionar un punto de referencia. En promedio, los suecos sufrieron 50.3 ataques cardíacos por día durante el período de referencia y 69.1 por día el 24 de diciembre.

Con un poco de matemáticas, determinaron que el riesgo de un ataque cardíaco era un 37% más alto en la Nochebuena. Incluso pudieron señalar la hora de máximo riesgo: 10 p.m.

El equipo repitió el análisis con otras festividades. Además de la víspera de Navidad, el 25 de diciembre y Boxing Day, encontraron un riesgo significativamente elevado en el Año Nuevo (en un 20%), pero no en la noche de Fin de Año, Pascua o en Viernes Santo (el riesgo fue un 12% mayor en Midsummer, un día festivo sueco en la víspera del solsticio de verano que se celebra con comida, bebida, canciones y bailes).

Los investigadores también verificaron si los suecos sufrían más ataques cardíacos durante los Juegos Olímpicos o los principales torneos de fútbol, como la Copa Mundial de la FIFA. La respuesta fue negativa.

Mohammad y sus coautores no sabían por qué las personas son más propensas a los infartos cardíacos en la Noche Buena. Estudios anteriores relacionaron las "experiencias agudas de ira, ansiedad, tristeza, dolor y estrés" con un riesgo elevado. De todas ellas, el estrés es la emoción con mayor probabilidad de entrar en juego en la víspera de Navidad, consideró el equipo.

Pero los investigadores médicos no deben contentarse con simplemente adivinar, escribieron los autores; deberían realizar estudios adicionales para ver qué sucede realmente. "Comprender qué factores, actividades y emociones preceden a estos infartos de miocardio y cómo se diferencian de los ocurridos en otros días podría ayudar a desarrollar una estrategia para controlar y reducir la cantidad de estos eventos", escribieron.

Para leer esta nota en inglés, haga clic aquí.

Advertisement
Advertisement
Advertisement