Advertisement

Inventario extra. Más ventas. Precios bajos. Cómo se benefician los productos falsificados en Amazon

Inventario extra. Más ventas. Precios bajos. Cómo se benefician los productos falsificados en Amazon
Jon Fawcett, cuya pequeña empresa vende en Amazon.com, muestra uno de los artículos de su compañía (izq.) y el artículo falsificado que compró en Amazon (der.) El reclama en una demanda que los productos falsificados en el sitio de comercio electrónico han dañado la reputación de su compañía. (Ken Blaze / For The Times) (Los Angeles Times)

Jon Fawcett quería construir un cable de teléfono celular que no se deshilachara. Así que desarrolló uno envuelto en acero inoxidable lo suficientemente resistente como para soportar una motosierra eléctrica.

Fue un producto innovador lo cual convirtió en un éxito a Fuse Chicken, la compañía con media docena de empleados. Los clientes elogiaron los diseños de Fawcett, hasta que comenzó a venderlos en Amazon.

Advertisement

"Muy mala calidad", se lee una descripción sobre un cargador de coche para iPhone en una reseña titulada "Se rompió en una semana".
Fawcett estaba estupefacto. Luego encontró una pista en una de las críticas: una foto de un cargador con un logotipo de Fuse Chicken no era correcta.

Durante los meses siguientes, Fawcett ordenó numerosos productos en Amazon de su propia mercancía. Lo que encontró se convertiría en la base de una demanda que presentó en 2017 contra Amazon.

Advertisement

Mezclado con el inventario de mercancía auténtica de Amazon había imitaciones. Algunos parecían reales, pero no tenían el nombre de Fuse Chicken. Otros llevaban el nombre, pero no fueron hechos por su compañía, dijo Fawcett en una entrevista con el Times en su oficina de Ohio.

Su experimento sugiere que no hay forma de que incluso el comprador más astuto de Amazon evite la amenaza de falsificaciones. Los productos pueden parecer reales en la red, pero no hay garantía de su autenticidad, ya sea que los venda una marca, un vendedor externo o directamente de Amazon.

"Fue entonces cuando reconocí cuán grande era el problema", dijo Fawcett, de 43 años. Los productos "fueron arrojados a una sola papelera en el almacén de Amazon, reales y falsos".

Amazon, en declaraciones ante el tribunal, negó mezclar los productos falsos de Fuse Chicken con los genuinos. La compañía dice que tiene una política de tolerancia cero cuando se trata de falsificaciones y que persigue agresivamente acciones legales contra los 'malos actores'.

Advertisement

En lugar de defender a Fawcett, Amazon sumergió al dueño de una pequeña empresa en un movimiento kafkiano que se ha convertido en algo así como un rito de iniciación para aquellos que son víctimas de una infracción de propiedad intelectual en el mayor sitio de comercio electrónico del mundo.

Los pedidos para auditar el inventario de Amazon y eliminar las revisiones injustas fueron descartados. Los intentos por obtener ayuda de Amazon para recibir más información sobre los orígenes de los productos de imitación no llegaron a ninguna parte.

Fawcett inundó Amazon con más productos en un intento desesperado de diluir a las falsificaciones. Cuando un miembro del personal de Amazon eventualmente se puso en contacto con él, fue para instarlo a bajar sus precios para que coincidiera con los productos alternativos que eran más baratos porque eran falsos.

"Ha llegado a este nivel de locura cuando lidias con Amazon", dijo Fawcett, quien estima las ventas perdidas en decenas de miles de dólares, pero sobre todo teme el daño duradero por las malas críticas.

La marca Cuyahoga Falls de Fawcett, que se lanzó después de una campaña de $ 9,800 en Kickstarter, ahora se enfrenta a un oponente formidable en los tribunales. El asesor externo de Amazon es la misma firma de Washington que ha representado a Philip Morris, Halliburton y Huawei.

"Sentimos que no había otra opción", dijo Fawcett. "No tenemos nada que esconder. Cuando tienes la verdad de tu parte, el acosador es menos intimidante ".

(Los Angeles Times)


Efecto de Amazon

Ninguna compañía ha hecho más para legitimar las compras en línea que Amazon.

Advertisement

Al ofrecer precios bajos, un gran inventario y la comodidad de la entrega a domicilio, el gigante de la tecnología ayudó a alejar a toda una generación de las tiendas físicas y realizar las compras con solo presionar un botón.

Ha hecho que el comercio electrónico sea accesible a más de un millón de pequeñas y medianas empresas en Estados Unidos, creando 900,000 empleos, según Amazon. Más de 20,000 pequeñas y medianas empresas en todo el mundo alcanzaron ventas superiores a $1 millón en su plataforma, en 2017, dijo la compañía.

Tan arraigado está Amazon en nuestros hábitos de compra que más de la mitad de todas las búsquedas de productos comienzan en ese sitio en lugar de sitios alternativos como Google. La segunda compañía más valiosa del mundo por capitalización de mercado detrás de Apple Inc. está en camino de capturar la mitad de todas las ventas online en Estados Unidos este 2018, según la firma de investigación eMarketer.

El dominio del mercado le da a Amazon el poder de influir en el futuro del comercio minorista. Según los expertos, cómo maneja a los falsificadores podría dar forma al comportamiento de toda la industria.

La venta de productos falsificados representa una industria global de $ 461 mil millones y se está expandiendo, en gran parte debido al aumento de los gigantes del comercio electrónico como Amazon y Alibaba de China.

Fuse Chicken, una pequeña empresa con sede en Ohio, encontró un éxito rápido con un producto innovador: cables de carga envueltos en acero inoxidable. El propietario de la compañía dice que las imitaciones baratas en Amazon.com han afectado la calificación de sus productos en el gigante del comercio electrónico. (Ken Blaze / Especial para Los Angeles Times)
Fuse Chicken, una pequeña empresa con sede en Ohio, encontró un éxito rápido con un producto innovador: cables de carga envueltos en acero inoxidable. El propietario de la compañía dice que las imitaciones baratas en Amazon.com han afectado la calificación de sus productos en el gigante del comercio electrónico. (Ken Blaze / Especial para Los Angeles Times) (Los Angeles Times)

Los agentes de aduanas tenían una oportunidad de combatirlos cuando los productos pirateados llegaban predominantemente en contenedores de carga. Pero con el auge del comercio electrónico, los falsificadores y sus intermediarios pueden enviar productos en paquetes innumerables difíciles de capturar.

"Son como hormigas", dijo Piotr Stryszowski, economista de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico con sede en París. "Son demasiado pequeños para que los funcionarios de aduanas se centren en uno. Sin embargo, se acumulan en un gran número ".

Es poco lo que las autoridades pueden hacer aparte de nombrarlos y avergonzarlos. La plataforma principal de Alibaba, Taobao, ha sido incluida repetidamente en la lista de "Mercados notorios" del Representante de Comercio de Estados Unidos por vender falsificaciones.

Luego está Amazon. La plataforma no solo ha evitado reacciones serias por permitir la venta de productos falsos, sino que también ha prosperado gracias a más de dos docenas de propietarios de marcas, consultores de comercio electrónico, abogados, investigadores y expertos en políticas públicas.

Los vendedores de productos falsos pagan las tarifas de transacción y envío al igual que las empresas legítimas. Pero las falsificaciones también ayudan a las ganancias de Amazon de otras maneras.

La compañía aspira a ser la tienda imprescindible para todas las necesidades, lo que significa que precisa tantas marcas y vendedores como pueda, ofreciendo productos a precios bajos.

Los falsificadores ayudan a presionar a las marcas para que vendan sus productos en el sitio. Las empresas que evitan el riesgo de Amazon permiten que los falsificadores determinen cómo se muestran sus productos a los clientes en el sitio de comercio electrónico más influyente: el control de qué imágenes se utilizan para promocionar un producto y qué colores y tamaños se ofrecen.

La propagación de imitaciones más baratas también puede presionar a vendedores y marcas auténticas para que bajen sus precios, lo que ayuda a Amazon a ganar más clientes.

La compañía se ha resistido a las peticiones para que aumente sus medidas de seguridad para vigilar el sitio y abordar las reclamaciones de las empresas que están perdiendo millones en ventas y daños a su reputación, según expertos.

Advertisement

Las marcas típicamente han evitado demandar a Amazon. Los tribunales han dictaminado que la compañía no es responsable cuando se venden falsificaciones en su plataforma y que los demandantes deben proceder en contra de los vendedores de falsificaciones. Muchos aceptan la piratería como un costo por hacer negocios.

"Si usted es una empresa pequeña, tiene que estar en Amazon", dijo Jeffrey Brown, quien para competir con las decenas de imitadores, redujo a la mitad el precio de sus garrafones de agua refrigerada FrostyBowlz para mascotas que tienen un costo de $25. "Es a la vez una enorme plataforma para nuestro producto y una pesadilla".

Cortar ataduras significa perder acceso a cientos de millones de clientes de Amazon, y no resuelve el problema.

Birkenstock dejó Amazon hace dos años después de molestarse con imitaciones, pero la medida hizo poco para frenar el flujo de versiones reales y falsas del calzado en la plataforma.

Las falsificaciones en Amazon "mejoran su poder de mercado sobre los proveedores", dijo Stacy Mitchell, codirectora del Instituto para la Autonomía Local sin fines de lucro, que ha estudiado el impacto de esta infracción de la propiedad intelectual en las pequeñas empresas.

"Las falsificaciones ayudan a Amazon, y es por eso que son reacios a actuar en consecuencia".

Amazon cuestiona las acusaciones de que se beneficie de falsificaciones y dice que tiene una política de tolerancia cero cuando se trata de imitaciones. Está invirtiendo en herramientas de aprendizaje automático para eliminar las copias. Ofrece un programa llamado Brand Registry, que se supone que otorga a los vendedores y propietarios de propiedad intelectual un mayor control de sus listados.

Dice que más del 99.9% de las visitas a la página de Amazon se dirigen a vendedores que nunca han sido acusados de de cometer infracciones. Y los compradores pueden solicitar reembolsos si reciben una imitación.

"Prohibimos estrictamente la venta de productos falsificados e invertimos mucho, tanto en fondos como en energía de la compañía, para garantizar que se cumpla nuestra política contra la venta de dichos productos", dijo la compañía en un comunicado enviado por correo electrónico. "Los clientes confían en que recibirán productos auténticos cuando compren en Amazon y cualquier cosa que disminuya esa confianza es inaceptable".

Los trabajadores preparan productos en un centro de envíos de Amazon en Baltimore el año pasado. (Patrick Semansky / Associated Press)
Los trabajadores preparan productos en un centro de envíos de Amazon en Baltimore el año pasado. (Patrick Semansky / Associated Press) (Associated Press)


Aumento del 'Marketplace'

El ascenso de Amazon como el minorista online dominante en el mundo puede haber sido marcado cuando reconoció que era mucho más rentable dejar que otras personas vendieran productos que vender la mercancía en sí misma.

Amazon Marketplace, lanzado en 2000, permitió a cualquier persona suscribirse y vender en su sitio. Esto marcó un cambio importante en la estrategia de la compañía, que fue fundada por Jeff Bezos en 1994 como un vendedor de libros online.

Al dar la bienvenida a vendedores de terceros, Amazon aumentó enormemente su inventario sin un aumento proporcional en sus gastos generales para adquirir, almacenar y enviar productos.

Amazon podría obtener beneficios al cobrar a los vendedores independientes acceso a sus centros de despacho de pedidos, que ahora son la columna vertebral de su servicio de suscripción Prime, que ofrece un envío gratuito de dos días.

Combinado con tarifas de transacción, servicios de cumplimiento y publicidad, Amazon puede quedarse con la mitad de los ingresos de un vendedor. En comparación, Amazon obtiene menos del 5% de márgenes de ganancia sobre los bienes que vende directamente, dijo Juozas Kaziukenas, fundador y director ejecutivo de Marketplace Pulse, una firma de análisis de comercio electrónico. Amazon se negó a verificar su margen de ganancias.

Los vendedores indirectos ahora representan más de la mitad de los productos vendidos en Amazon. Los ingresos de la compañía aumentaron a $ 178 mil millones en 2017, con $ 118.5 mil millones provenientes de las ventas de productos en lugar de servicios tales como el almacenamiento de datos 'en la nube'. Amazon ha registrado ganancias cada trimestre desde principios de 2015.

Mientras tanto, Bezos fue recientemente nombrado el hombre más rico de la historia moderna.

Pero a pesar de todo el éxito que ha logrado este sistema, sigue siendo una de las mayores fuentes de controversia y riesgo de Amazon. El servicio a menudo se describe como un desordenado 'free-for-all', un mercado de pulgas frenético donde hasta 5 millones de vendedores de todo el mundo compiten ferozmente para vender el cepillo de dientes más barato o la toalla de playa.

Aquí, cualquier cosa cuenta. Se compran 'críticas falsas' de clientes para impulsar los resultados de búsqueda de un vendedor o paralizar a un competidor. Se presentan reclamaciones de infracción falsas para cerrar temporalmente el sitio de un rival. Y los robots están programados para reducir el precio de un vendedor lo suficiente como para tomar una mejor posición en la "caja de compra" que es tan importante que incita a los compradores a agregar artículos para comprar.

Amazon dice que está trabajando intensamente para acabar con el abuso y que ha ido tan lejos como para demandar a las personas responsables de las reseñas falsas.

"La gente no ve el caos detrás de las listas", dijo Kaziukenas, cuya firma rastrea a decenas de millones de vendedores y marcas online.
El modelo de negocios de Amazon, dijo, obligó a las marcas a competir a escala global en lugar de solo hacerlo con los rivales que estaban a su lado en los estantes de las tiendas.

"Tienes millones de empresas en todo el mundo persiguiéndote todo el tiempo", dijo Kaziukenas.

Eso incluye a cientos de miles de vendedores en China, el mayor productor de bienes de consumo del mundo, real y falso.

El campus urbano de Amazon en el barrio de Belltown de Seattle. (Paul Christian Gordon / TNS)
El campus urbano de Amazon en el barrio de Belltown de Seattle. (Paul Christian Gordon / TNS) (Los Angeles Times)

El riesgo y la recompensa de China

Durante décadas, incluso cuando la etiqueta "Hecho en China" proliferó, los fabricantes chinos obtuvieron solo una pequeña parte de las ventas, mientras que la mayor parte se destinó a minoristas y marcas.

El comercio electrónico cambió al dar a las fábricas y comerciantes chinos acceso directo a EE.UU., la mayor economía de consumo del mundo.

Amazon, que no logró penetrar en el mercado interno de comercio electrónico de China, se centró en atraer a los exportadores chinos para impulsar su Marketplace, dicen firmas de investigación de mercado y consultores de comercio electrónico.

Amazon obtuvo permiso en 2015 para enviar productos fuera de China, lo que permitió a los vendedores chinos acceder a los servicios logísticos de Amazon. De un millón de nuevos vendedores que se unieron al Marketplace entre 2015 y 2017, aproximadamente 300,000 eran de China, estiman Kaziukenas.

Alistar legiones de vendedores chinos proporcionó la escala que buscaba Amazon, pero sus inconvenientes eran predecibles. Según la Organización de Cooperación y Desarrollo Económicos, China y Hong Kong son el origen de más del 80% del suministro mundial de productos falsificados.

Advertisement

A menudo es difícil para las marcas estadounidenses demandar a los falsificadores chinos, que colocan regularmente información falsa de contacto y la proporcionan a Amazon.

Para abrir una tienda, todo lo que se requiere es un nombre comercial, una dirección, un número de teléfono, una identificación emitida por el gobierno y una tarjeta de crédito internacional.

La simplicidad es por diseño, dijo Damon McCoy, profesor de ciencias de la computación en la Universidad de Nueva York, que ha investigado el papel de los 'bots' en el comercio de falsificaciones y ha mantenido reuniones con Amazon en nombre de los clientes de marca.

Cualquier fricción en el proceso de inscripción atrofiaría el crecimiento del Marketplace. Es por eso que McCoy dice que Amazon hace poco para examinar a los vendedores y sus productos de antemano.
"Su postura sobre las falsificaciones a menudo es más reactiva que proactiva", dijo.

Amazon no está de acuerdo y dijo que su software puede bloquear a los falsificadores antes de que puedan unirse al Marketplace.

"Cuando una empresa se registra para vender productos a través del Marketplace de Amazon, los sistemas de la empresa analizan la información en busca de señales de que la compañía podría ser un 'mal actor' (empresa con imitaciones), y Amazon los bloquea antes de que puedan ofrecer productos a la venta", dijo la compañía en un comunicado.

McCoy dijo que si Amazon cierra una tienda por vender imitaciones, el propietario a menudo cambia las operaciones a otra.

"Amazon puede ver cientos de otras tiendas pagadas por la misma cuenta bancaria, sin embargo, no las cierran", dijo McCoy. "En cambio, simplemente persiguen la única tienda que ha sido reportada".

Los expertos dicen que un falsificador puede tener acceso a docenas, si no cientos de tiendas, a menudo con nombres falsos.

"Veo una sopa de letras con nombres de alguien que parece que acaba de tocar el teclado", dijo Craig Crosby, un ex investigador de LAPD que fundó un sitio web de defensa del consumidor llamado Informe de falsificación. "Están siendo derribados constantemente pero regresan de inmediato".

Amazon dice que su software puede bloquear a los infractores con múltiples tiendas. La compañía declinó hacer más comentarios sobre sus prácticas, incluso si verifica la información de la cuenta bancaria.

Pero las marcas dicen que los mismos estafadores siguen apareciendo con diferentes nombres, una carga para las empresas más pequeñas que tienen que invertir en la contratación de empleados solo para escanear los sitios de Amazon y otros sitios de comercio electrónico diariamente en busca de infractores de la propiedad intelectual.

Los expertos dicen que es imposible saber cuántos productos falsificados hay en Amazon ya que no se examina cada producto que está a la venta.

Crosby, quien es contratado por diversas compañías para vigilar a Amazon, dice que tan solo ellos han logrado que se retiren casi 36,000 listados en los últimos dos años que abarcan todo tipo de productos, incluidas linternas, tarjetas de memoria, estuches para iPhone, hojas de afeitar, colonia e incluso una visión general.

"Es un juego de 'Whac-A-Mole'", dijo Corey Nielsen, fabricante de Shoulder Dolly, las correas utilizadas para levantar muebles y electrodomésticos pesados de manera segura.

Nielsen, cuya marca Colorado ha sido durante mucho tiempo el objetivo de las falsificaciones, dice que no le teme a la competencia global. Lo que no puede soportar es cómo el Marketplace proporciona a los falsificadores los medios para prosperar.

"Amazon no está actuando honorablemente", dijo Nielsen. "Puedo aceptar un campo de juego nivelado. Pero esto es la guerra de guerrillas... No podemos competir".

El principal rival de Nielsen es Mark Lopreiato, propietario de Forearm Forklift, con sede en Baldwin Park. Durante las últimas dos décadas, los empresarios han popularizado la correa de elevación de muebles, que es vendida en Home Depot, Walmart y U-Haul. Los dos competidores han formado una relación amistosa sobre sus frustraciones con Amazon.

No comenzó de esa manera para Lopreiato. Amazon le dio una audiencia más grande de lo que él podría haber soñado cuando todavía estaba abriéndose camino a través de ferias comerciales en donde organizaba demostraciones en las que levantaba un refrigerador.

Lopreiato recaudó más de $ 2.4 millones en ingresos en 2008. Pero solo unos años más tarde, el Marketplace fue invadido por falsificaciones a una fracción del costo de las correas de $20 de Lopreiato.

Tan descarados eran los falsificadores de los productos de Lopreiato que copiaron el material de marketing de Forearm Forklift, incluidas fotografías de sus empleados y su esposa que levantaban muebles y electrodomésticos voluminosos. Se enumeraron muchas versiones falsas junto con los listados promocionados por Forearm Forklift como alternativas más baratas.

Las tiendas físicas se quejaban con Lopreiato porque veían sus productos online más baratos sin darse cuenta de que eran falsificaciones. Incluso los maestros y padres de familia a los que asistieron los niños de Lopreiato dijeron que compraron tiras de mala calidad, pensando que eran genuinas.

"No estaban examinando a los proveedores", dijo Lopreiato, de 50 años.

Para 2015, los ingresos anuales de Forearm Forklift habían disminuido a $ 1.4 millones. Lopreiato despidió a la mitad de sus empleados, consolidó sus siete almacenes en uno y vendió su bicicleta y su reloj para llegar a fin de mes.

Lopreiato se convirtió en uno de los críticos más abiertos de Amazon, al detallar su problema con los falsificadores en la televisión por cable el año siguiente. Poco después, Amazon demandó a los vendedores de las falsificaciones de Forearm Forklift. Amazon ganó $ 60,000 en daños y se lo dio todo a Lopreiato en junio.

Lo acogió como un gesto de buena voluntad, pero dijo que es una fracción de lo que se le debe dado la multitud de falsificaciones que han socavado su negocio.

Forearm Forklift ahora tiene una plantilla de 18 personas, frente a 52 en el pico de la compañía. El negocio se ha recuperado un poco gracias a las ventas online, incluso en Amazon, pero la compañía ha perdido una gran cantidad de distribuidores. Lopreiato culpa a los falsificadores que según él han manchado la reputación de su marca y reducido los precios.

"No podemos competir con personas que roban nuestra propiedad intelectual", afirma.

Advertisement

El único trabajo de un empleado de Forearm Forklift es compilar una lista diaria de infractores y luego instigar el proceso a menudo de semanas para que Amazon los elimine. Ella envía un promedio 100 solicitudes al mes.

La oficina de Lopreiato está llena de paquetes de Amazon con imitaciones que él mismo ha encargado. Algunos son difíciles de detectar y requieren conocimiento del tejido y del recubrimiento UV que utiliza Loprieato. Otros son más obvios, sin incluir el relleno de fieltro negro que ejerce menos estrés sobre los hombros.

"Hay cientos de cajas", dijo Lopreiato. "Sigo pensando que los necesitaré cuando tenga mi día en el tribunal".

Él sabe que ese día no vendrá pronto. No solo es rechazado por el espectro de una lucha legal contra el gigante de las ventas, sino que también sabe que Amazon tiene la ley de su lado.


Cómo la ley apoya a Amazon

Cuando un usuario de YouTube o Facebook carga una película pirateada, las empresas no tienen la culpa.

Pueden agradecer a la Digital Millennium Copyright Act de 1998, que otorga a las plataformas un puerto seguro si sus usuarios infringen los derechos de autor. La ley se basa en la premisa de que sería demasiado difícil examinar todo lo que cruza sus redes.

Lo único que deben hacer las plataformas es demostrar que no tenían conocimiento previo del contenido objetable y trabajaron rápidamente para eliminarlo luego de recibir una notificación.

Eso ha permitido que las plataformas crezcan de manera exponencial, ayudando a ofrecernos el Internet como lo conocemos hoy. También ha protegido a Amazon cuando se venden productos falsificados en su sitio.

En 2004, un tribunal federal dictaminó que Amazon no era responsable de que los usuarios subieran fotos sin licencia. Ese precedente se mantuvo en 2017 cuando un tribunal federal de apelaciones confirmó la desestimación de una demanda presentada contra Amazon por una marca de almohadas para niños llamada Milo & Gabby.

Los propietarios argumentaron que Amazon facilitó la venta de falsificaciones chinas; Amazon discrepó sobre la base de que solo proporcionó un lugar y que fue el falsificador quien violó la ley.

El juez estuvo de acuerdo con Amazon, pero no sin reservas.

"El Tribunal está preocupado por su conclusión y el impacto que puede tener en los muchos vendedores minoristas en circunstancias similares a los demandantes", escribió Ricardo S. Martínez, el juez de distrito de EE.UU. "No hay duda de que ahora vivimos un momento en que la ley está rezagada con respecto a la tecnología".

La ley incentiva la ceguera deliberada, dijeron Kaziukenas y otros expertos. Argumentan que es menos costoso y consume más tiempo para que Amazon aborde a los falsificadores una vez que se hayan descubierto, en lugar de implementar un estricto proceso de investigación.

La postura de Amazon no solo es frustrante para las pequeñas empresas, sino que también molesta a gigantes de la tecnología.

Apple, por ejemplo, incluyó una serie de detalles vergonzosos sobre Amazon en su demanda de 2016 contra Mobile Star, un mayorista de Nueva Jersey acusado de suministrar falsificaciones falsas y peligrosas a Groupon y Amazon.

Apple dijo que identifica e informa de miles de productos infractores en Amazon cada mes. Durante un período de nueve meses, la compañía dijo que compró "más de 100 dispositivos iPhone, productos eléctricos de Apple y cables Lightning vendidos como auténticos por vendedores en Amazon.com y entregados a través del programa 'Fulfillment by Amazon' de Amazon".

Más del 90% resultó ser una falsificación.

Los correos electrónicos enviados como pruebas en el caso también revelaron una creciente frustración con la respuesta mediocre de Amazon.

"Han pasado 5 semanas desde que notificamos a Amazon por primera vez sus ventas directas de productos falsificados de Apple", escribió Marianne David, la abogada de Apple. "Amazon aún no ha proporcionado ninguna información sobre cómo llegó a vender estos productos falsificados de Apple directamente o sobre la información que solicitamos sobre la fuente, las ventas o el inventario restante. Nos preocupa que Amazon no se tome en serio este problema".

Amazon dijo que desde entonces ha resuelto la disputa.

"En este caso, trabajamos en colaboración para responsabilizar al proveedor que proporcionó los productos no auténticos", afirmó Amazon en un comunicado.

La frustración de Apple se refleja en muchas marcas y titulares de derechos, quienes dicen que Amazon tiene una inclinación por responder lentamente a las solicitudes de eliminación. Amazon lo niega y dice que tiene personal en todo el mundo que trabaja las 24 horas del día, listo para tomar medidas cuando llegan los reportes de infracción.

Editores como McGraw Hill y Pearson dicen que Amazon ha tardado demasiado en proporcionar información sobre más de dos docenas de vendedores de libros de texto falsos incluidos en una demanda presentada en 2017 contra los comerciantes, según muestran los documentos de la corte.

"Dada la conocida capacidad de Amazon de enviar productos a cualquier parte del país en un solo día, Amazon ya no tiene excusa para no producir los documentos e inventario solicitados", escribió un abogado de los editores al tribunal en mayo.

Ambas partes declinaron hacer comentarios sobre el litigio en curso.


Una responsabilidad potencial

Cuando un producto está etiquetado como "Enviado y vendido por Amazon" se supone que debe prestar un aire de autenticidad.

Es por eso que Fawcett, de Fuse Chicken, quedó atónito cuando descubrió sus falsificaciones a finales de 2016. ¿Cómo podría haber falsificaciones si fuera el único proveedor conocido de Amazon para ventas directas?, se preguntó.

La demanda de Fuse Chicken, que ahora se abre camino en un tribunal federal en el norte de Ohio, representa uno de los pocos intentos de atacar a Amazon donde podría ser legalmente vulnerable.

A diferencia de los productos falsificados que se venden a través del Marketplace, es posible que Amazon no esté protegido cuando vende falsificaciones directamente.

"Ya no es un puerto seguro", dijo Fawcett.

Daimler AG presentó una demanda similar en 2017, alegando que Amazon vendió directamente falsificados tapacubos de Mercedes, y que su sistema de informes en gran parte automatizado era lamentablemente inadecuado para abordar la escala del problema de Amazon con productos falsificados.

"Amazon se niega a tomar medidas razonables para controlar la infracción de la propiedad intelectual o para obtener sus productos" enviados y vendidos por Amazon.com "solo de fabricantes, mayoristas y minoristas autorizados", dijo el fabricante de automóviles alemán en su queja.

Advertisement

Amazon, en documentos judiciales, negó la acusación. La demanda está en curso.

La raíz del problema, según los expertos, es la presión para cumplir con la entrega de dos días de los suscriptores principales. Para hacer eso, Amazon debe tener suficiente inventario en todo momento.

Una solución ha sido la práctica de Amazon de agrupar los productos de diferentes vendedores en sus centros de despacho para que siempre haya muchas cantidades disponibles. Los clientes pueden pedir audífonos a un vendedor, pero en realidad reciben audífonos que provienen de otro. La estrategia funciona si los auriculares son idénticos.

La mezcla, como se le llama, es común en el Marketplace y Amazon reconoce la práctica en su respuesta a la queja de Fuse Chicken.

Pero la demanda de Fuse Chicken alega que también está sucediendo con el inventario para las ventas directas de Amazon. En una correspondencia por correo electrónico con Fawcett, un funcionario de Amazon reveló que había otro proveedor de productos Fuse Chicken para ventas directas.

"Parece que había un distribuidor importante al que Amazon estaba comprando ya que su precio para nosotros era mucho más bajo que lo que estaba ofreciendo", escribió Jeremiah Price, gerente de desarrollo comercial de Amazon, en noviembre de 2016.

"No estoy seguro de cómo un distribuidor estaba obteniendo unos márgenes tan buenos en esos tres productos, pero el sistema siempre ordenará al proveedor y nos dará el mejor precio para el mismo producto", escribió Price.

Fawcett exigió a Amazon que dejara de ofrecer los productos de Fuse Chicken suministrados por proveedores externos hasta que todo en sus almacenes pudiera ser autenticado. Amazon se negó.

"En el momento en que comienza a obtener falsificaciones tan importantes como lo hicimos nosotros, especialmente cuando fueron enviadas y vendidas por Amazon, tiene que hacer cambios drásticos en la forma en que lo aborda", dijo Fawcett. "Ya no puedes aceptarlo como algo usual".

Fawcett ahora graba con láser cada uno de sus productos con un número de serie. Los clientes deben registrar el número de serie para ser elegibles para una garantía extendida.

Incluso hoy en día, las falsificaciones siguen apareciendo. Una pista reciente, dijo Fawcett, fue cuando un cliente ingresó como número de serie la palabra: "Desconocido".

Para leer esta nota en inglés, haga clic aquí.

Advertisement
Advertisement